Cargando, por favor espere...

2023: año de rebeldía anticolonial
Este año estuvo marcado por la resistencia irreductible de muchos pueblos del mundo a vivir bajo el dominio territorial, económico, político e ideológico del neocolonialismo occidental liderado por el gobierno de EE. UU.
Cargando...

Este año estuvo marcado por la resistencia irreductible de muchos pueblos del mundo a vivir bajo el dominio territorial, económico, político e ideológico del neocolonialismo occidental liderado por el gobierno de Estados Unidos (EE. UU.).

La República Popular China (RPCh) dio muestra elocuente de la lucha antiimperialista actual con su ascenso como un Estado competitivo en materia comercial, cultural, científica y tecnológica.

2023 se vio marcado por la discreción con que Washington recordó el 200 aniversario de la Doctrina Monroe (piedra angular del dominio estadounidense sobre América Latina); los 60 años del impune asesinato de su expresidente John F. Kennedy; el medio siglo del golpe militar contra el gobierno socialista de Salvador Allende (alentado por EE. UU.) y los 50 años de la Guerra del Yom Kippur (Día de Penitencia en hebreo) cuando los países árabes intentaron infructuosamente frenar al sionismo israelí.

Se atestiguó la histeria colectiva que Washington provocó en su población cuando informó que “globos-espía” de China sobrevolaban en su territorio, incluso derribó uno con un misil, con lo que incurrió en un manifiesto uso de fuerza militar porque se trataba de un globo meteorológico, de cuya naturaleza real eran conscientes sus autoridades de defensa.

En junio murió Silvio Berlusconi, el hombre que durante tres décadas marcó la vida política de Italia; y en noviembre, a los 100 años de edad, falleció Henry Kissinger quien, durante el último tercio del siglo pasado, encarnó la poco ética diplomacia de EE. UU.

Éste fue el ciclo más cálido de la historia desde que hay registros; y la salud y los bienes de millones de personas sufrieron los efectos devastadores del fenómeno El Niño, los huracanes IdaliaOtis; y cuando se pensaba que la naturaleza no causaría más desastres, la erupción de gran magnitud de un volcán provocó en Islandia más de tres mil 300 sismos en unos cuantos días.

 

 

Sacudidas geopolíticas

Todo indicaba que en este año la política sería determinada por la guerra Proxy en Ucrania que Occidente libra contra Rusia; pero a casi 22 meses de que se inició el conflicto, el mundo se ha redibujado con 12 elecciones parlamentarias, presidenciales y de referendo en Europa, América Latina, África y Asia; y en el otoño se reactivó la lucha palestina de resistencia armada contra el Apartheid israelí, la cual está transformando profundamente la relación entre el Occidente y el Medio Oriente.

El gobierno de EE. UU. protagonizó uno de los episodios con mayor alcance geopolítico. Se produjo cuando su presidente Joseph Biden y su homólogo de China, Xi Jinping, se encontraron por segunda vez en casi tres años durante el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y donde se saludaron como si fueran amigos y no los líderes de dos superpotencias antagónicas.

Y mientras el influyente inversionista estadounidense que ahora lucha por volver a la Casa Blanca declaraba en una entrevista de prensa que Biden había dejado atrás su mejor “momento” y que debía abandonar su campaña de reelección, el mandatario sufría el bochorno de ver a su hijo, Hunter Biden, declararse culpable de dos delitos fiscales y admitir que había incurrido en un tercer (posesión ilegal de arma). El junior libró la prisión gracias a un acuerdo con el Poder Judicial.

 

La OTAN, el marcapasos de Ucrania

A 22 meses de que iniciara la Operación Militar Especial de Rusia, el régimen de Ucrania no ha tenido éxito en ningún operativo militar. Pese a imponer una guerra de drones, municiones de racimo, ataques focalizados contra personajes rusos de alto nivel, y de ocultar que el gobierno de EE. UU. conocía sus planes para volar los gasoductos NordStream, Kiev ha fracasado en recuperar Crimea y las estratégicas regiones de Donetsk y Lugansk.

El siete de marzo, el diario estadounidense The New York Times reveló que un grupo pro-ucraniano atacó esos estratégicos gasoductos en 2022, según información de inteligencia proporcionada por funcionarios estadounidenses.

También salió a la luz la historia de la División Galicia que, en 1943, se integró a las filas nazis luego de que sus miembros juraran lealtad a Adolfo Hitler para combatir a los Aliados. Esta revelación concuerda precisamente con la versión histórica de que entre 1941 y 1942, en Ucrania operó la unidad militar nazi Waffen SS, responsable de asesinar a casi un millón de judíos.

En varios países de la Unión Europea, entretanto, se multiplicaron las manifestaciones contra la venta de armas a Ucrania. En Finlandia, la coalición gobernante perdió su mayoría ante los liberales. En 2022, la primera ministra Sanna Marin rompió la neutralidad del país cuando anunció su deseo de sumarse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Con la renuencia de Turquía, esa membresía se formalizó en marzo de 2023 a pesar, en gran parte, de que sus connacionales rechazan el creciente endeudamiento de su gobierno y el declive educativo y se encuentra muy preocupada por el cambio climático. En julio se allanó la integración de Suecia a la OTAN a cambio de su ingreso a la Unión Europea.

El conflicto entre Rusia y Ucrania tuvo momentos clave: en julio, el puente de Crimea volvió a sufrir un ataque mientras escalaba la disputa por el cierre de las rutas del Mar Negro por la que se transportan cereales de Ucrania al mundo.

Un hecho insólito ocurrió en mayo, cuando la UE prohibió importar granos ucranianos a Polonia, Hungría, Eslovaquia y Bulgaria, cuyos gobiernos repudiaron el alza de precios y alegaron que aquéllos perjudicaban a sus productores.

En septiembre, la UE levantó ese veto, que únicamente acató Bulgaria, por lo que Volodymyr Zelensky usó su estancia en la ONU para acusar a Polonia de hipócrita. En reacción, Varsovia retiró de Kiev a su embajador y anunció el fin de su dotación de armas. Atrás quedó la oferta de todo el apoyo” a Kiev, que año y medio antes hizo el primer ministro polaco Mateusz Moawiecki a Zelensky. 

En esta guerra Proxy, que se acerca a su segundo invierno, Francia entrenó a unos siete mil militares ucranianos en tácticas militares; EE. UU. capacitó a 18 mil más en sus instalaciones alemanas y Reino Unido adiestró a otros 30 mil soldados de Ucrania, en el marco de un programa de preparación militar sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

El 17 de noviembre, la cadena de televisión británica BBC cifró en 20 mil el número de ucranianos que, desde 2022, ha abandonado su país para evitar su reclutamiento y eludir la defensa de un régimen de derecha como el de Zelensky. Según las fuentes de esa emisora, otros 21 mil 113 fueron capturados.

 

Entretanto, el gobernador de Texas, Greg Abbott, desafió a Washington y al gobierno de México al instalar boyas en el río Bravo para impedir el cruce de migrantes. En mayo, las irracionales masacres contra civiles en EE. UU. escalaron y, según el Gun Violence Archive, en sólo cinco meses hubo 201 tiroteos. 

Una encuesta reveló que 19 por ciento de las personas consultadas (una de cada cinco) había sufrido la muerte de un familiar por arma de fuego; el pasado octubre de 2023 fue considerado el año más mortífero en la última década debido a los tiroteos masivos y a que los adultos negros integraban el sector más afectado, porque su propensión a la mortandad era doble de esta manera.

 

Europa sin salida

El Reino Unido tampoco vivió un año tranquilo. La primera ministra Liz Truss dimitió después de 45 días de tortuosa crisis; y fue relevada por su colega del Partido Conservador, Rishi Sunak. En julio, ya con Carlos III como nuevo monarca, este partido perdió escaños ante los laboristas y, en octubre, la baja popularidad de Sunak le costó otra derrota en las elecciones distritales.

Los británicos vivieron al borde de la recesión y sorteando una inflación inédita que evidenció el descenso insuperable del Partido Conservador iniciado con el último aliento del Brexit. En noviembre, la justicia británica evidenció el plan del gobierno de Sunak para deportar a Ruanda a los solicitantes de asilo.

El seis de febrero, una serie de terremotos sacudió Turquía y Siria provocando cuatro mil 300 muertes, más de 16 mil heridos y la destrucción de infraestructura que afectó a millones de habitantes de la región. En medio de ese drama, un tribunal francés emitió una orden de arresto contra el presidente de Siria, Bashar-al-Assad, usando la táctica de Lawfare. Lo acusó de un ataque con armas químicas en la ciudad de Duma en 2013, aunque su participación en tales hechos jamás haya sido probada.

Estrategas y medios criticaron al presidente turco Recep Tayyip Erdogan por su gestión frente a la tragedia generada por los sismos y vaticinaron su derrota en la elección de mayo; pero después de dos décadas en el poder, el hábil mandatario y líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) consiguió superar la situación y, en segunda vuelta, fue reelecto para un lustro más. Sus desafíos son revertir la altísima inflación agravada por los sismos y la apertura democrática.

En mayo, dos países ubicados en los extremos del mar Mediterráneo, España y Grecia, realizaron elecciones. El 28, los españoles participaron en los comicios municipales y autonómicas; y en medio del caos político y la incertidumbre, avanzaron las fuerzas de extrema derecha como VOX y Partido Popular (PP).

Este resultado propició que el partido-movimiento Podemos se diluyera en la agrupación Sumar para competir en la contienda general del 23 de julio. Pero como en ésta no hubo un ganador claramente definido, el presidente Pedro Sánchez y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) lograron formar gobierno.

España volvió a mostrarse como un Estado polarizado y con una sociedad cansada del extremismo político de la derecha, de la ambición de poder de las cúpulas partidistas y de la integración de alianzas negociadas mediante actos de chantaje y la cesión de principios.

 

Gaza: dolor y resistencia