Cargando, por favor espere...

Latinoamérica revuelta y México en silencio
Si México está hoy en silencio es porque la furia acumulada por la desigualdad, la pobreza y la miseria ha pasado sin concretar un cambio.
Cargando...

Durante las últimas semanas se ha difundido en los medios de comunicación masiva el impacto de las manifestaciones contra los más conspicuos gobiernos neoliberales de América Latina (AL). Las multitudinarias manifestaciones que la semana pasada inundaron las calles de la capital chilena, y que continúan en varios puntos del país, fueron efecto inmediato del alza al precio del transporte, principalmente del metro. Éste es el más evidente síntoma de descontento. A pesar de que parece un movimiento inmediatista proveniente de un sector de la población, no olvidemos que existe un fermento social y económico altamente polarizado que propicia y explica el descontento social: en el país andino, el uno por ciento de la población posee el 26 por ciento del ingreso nacional. Lo que explica por qué la protesta, inicialmente de carácter estudiantil, ahora esté secundada por un amplio sector de trabajadores.

En Ecuador se registró una de las manifestaciones masivas más grandes de su historia. Cientos de miles de estudiantes, indígenas y campesinos llegaron a Quito exigiendo que no se eliminara el subsidio a los combustibles, una de las medidas implementadas por el actual presidente Lenín Moreno quien, acatando órdenes del Fondo Monetario Internacional (FMI), pretendía aplicar una serie de medidas de austeridad del más puro corte neoliberal que, naturalmente, dañarían aún más el bienestar del pueblo. Ante la formidable resistencia popular, Moreno se vio obligado a dar marcha atrás. Las protestas cesaron, pero el intento neoliberal sigue en suspenso.

En Haití ocurre una resistencia ignorada por los medios internacionales. El levantamiento del pueblo haitiano lleva ya un mes y el gobierno de Jovenel Moïse no se resigna a abandonar el poder a pesar de la debacle política en la que se encuentra sumido. Es llamativa la opinión del periódico francés Le Humanité al respecto: “Las reivindicaciones se han vuelto tan radicales que parecen una lucha de clases”. A este estado de ebullición y malestar político, hay que añadir el triunfo de Evo Morales en Bolivia con más de 10 puntos de ventaja sobre el partido conservador Comunidad Ciudadana. Así como la victoria de la fórmula Fernández-Fernández en Argentina, que después de cuatro años bajo el mando del gobierno ultra-neoliberal de Mauricio Macri, permite el regreso del partido peronista comandado por Cristina Fernández.

Las profundidades de la política latinoamericana se encuentran revueltas. Los gobiernos neoliberales, cuyos intereses han estado en todo momento al servicio de los sectores privilegiados y acaudalados de una de las zonas más pobres del planeta, empiezan a pagar su desinterés y abandono de las clases populares. Podemos hablar, sin temor a equivocarnos, de un nuevo despertar en el seno de las clases más desamparadas de la región. A pesar de ello, es necesario ser cautelosos en lo que respecta al fin de un modelo económico como el que hoy sintomáticamente muestra su decadencia. La experiencia mexicana debe servir a las luchas en Latinoamérica. En nuestro país, el gobierno morenista representa los mismos intereses políticos y económicos que sus predecesores. Desde su llegada al poder, la situación de las clases pobres no solo no ha cambiado, sino que se encuentra peor que antes de su llegada. El analista político Atilio Borón asegura que el impacto de la  ilusión aún no ha disminuido. En su artículo Agonía y muerte del neoliberalismo en AL califica todavía al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como un “holocausto social sin precedentes en México” contra el neoliberalismo. Esto evidencia que tiene un preocupante desconocimiento de la política nacional o que es víctima, como hasta hace algunos meses lo fue el pueblo mexicano, del espejismo provocado por el Movimiento Regeneración Nacional; un efecto ilusorio y engañoso.

Si México está hoy en silencio es porque la furia acumulada por la desigualdad, la pobreza y la miseria ha pasado sin concretar un cambio. La inconformidad que las masas acumularon durante años, y que debió reflejarse en un estallido político similar al que ahora observamos en los pueblos de AL, se difuminó en el fenómeno político morenista; mejor dicho, quedó cooptado y ahogado. El neoliberalismo, con él, toma un respiro y vacía el espíritu de rebeldía de un pueblo que hoy, más que nunca, la necesita.

Latinoamérica deberá cuidarse de caer nuevamente en la trampa neoliberal. Si el pueblo quiere salvarse, deberá hacerlo con sus propios medios y por sí mismo. La izquierda tiene nuevamente la oportunidad de ponerse al frente de la resistencia en AL; pero deberá hacerlo con y para el pueblo que le ha reiterado su confianza, si no quiere allanar el camino del enemigo que hoy dice combatir, como sucede en nuestro país y como ya sucedió en la región, donde la derecha recobró el poder. No caigamos de nuevo en los mismos errores y vivamos prevenidos contra ilusiones y conclusiones fáciles.


Escrito por Abentofail Pérez Orona

COLUMNISTA


Noticia siguiente
Liga MX 2019

Notas relacionadas

La clase trabajadora se enfrenta a una disyuntiva: contagiarse de Covid-19 o perder su fuente de subsistencia. Más de 31 millones de mexicanos laboran en la informalidad y solo 26.5 millones cuentan con un empleo formal.

Ignorados por el gobierno morenista, pacientes y personal médico de los hospitales públicos de Veracruz se hallan en grave riesgo sanitario.

El pueblo se resiste al cambio porque lo han habituado a resistirse, aún cuando el cambio lo beneficie y lo libere de sus taras sociales y económicas.

Los afectados no fueron atendidos por ninguna autoridad.

El alza en las llamadas diarias de emergencia por violencia de género se muestra a partir del mes de febrero de 2020.

"Es el peor momento de la historia; el peor año fue 2019, el segundo peor es 2020 y todo apunta a que 2021 terminará en niveles equivalentes al año pasado o ligeramente por abajo”, advierte experto.

Por asesorar a campesinos indígenas pobres es que estoy prisionero aquí, en el Cereso 3 de Tapachula, Chiapas, acusado de despojo agravado y de asociación delictuosa.

El "Viernes Negro", Morena aprovechó la ausencia de la oposición para autorizar 20 iniciativas sin tomar en cuenta dictámenes, debates o consultas.

La Cámara de Diputados acogió tres iniciativa legales que en los próximos años marcarán el gobierno del Presidente de la República

Secretaría de Cultura publicó ayer una convocatoria con la finalidad de que las compañías sean revisadas y en su caso condonarlas del impuesto.

“Empezamos en febrero, terminaremos en octubre y podríamos decir que a mitad de junio estaremos a la mitad del conjunto de curvas epidémicas”.

El impulso de “subvertir prácticamente” el mundo distingue al marxismo de todas las filosofías, precedentes y sucedentes.

La propuesta de AMLO es una maniobra política para el futuro electoral mediato y para desviar la atención de las exigencias y denuncias que los mexicanos ya están haciendo.

¿La razón? Dice tener ahorrados 32 mil millones de pesos para el abastecimiento de vacunas.

Los maestros informaron que no hubo compromisos reales de AMLO argumentando que ya no hay tiempo legislativo para concretar esas solicitudes.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139