Cargando, por favor espere...

Discursos de AMLO no pueden ocultar la polarización social
Si el voto de castigo de los mexicanos hacia el PRI llevó a AMLO al poder, el voto de castigo hacia Morena podrá llevar al bote de la basura a AMLO.
Cargando...

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y parece que también algunos funcionarios de su primer círculo, como el subsecretario de Gobernación (Segob), ahora sí están entrando en verdadera “preocupación”, porque en las últimas cuatro semanas han sucedido hechos que no se resuelven correctamente; primero, por la ineficiencia del mismo AMLO para ver más allá de “la mañanera” y seguir creyendo que gobernar es repartir dinero vía tarjetas electrónicas para que se conviertan en votos.

En segundo lugar porque ya no queda duda de que las declaraciones que AMLO hizo en algún momento sobre un supuesto golpe de estado y sobre los mentados bots de Calderón y demás operadores, no eran más que una cortina de humo muy bien planeada para sacar de la agenda mediática lo ocurrido en Sinaloa y también para manipular la mente de los mexicanos, al menos de quienes votaron por AMLO, y convencerlos de que el Presidente es víctima de quién sabe qué poderes; porque eso sí, ya no puede decir que es la Mafia del Poder.

Se sabe, por ejemplo, y es algo que también se pretende ocultar, que los porcentajes de aprobación de AMLO se mantienen a la baja, que han roto la barrera del 60 por ciento de aprobación; incluso, se habla de que ya estaría más abajo en la aceptación como gobernante, por lo que recientemente ha sucedido en las redes sociales, otro aspecto que se quiere ocultar; porque ahora, para él, ya no son tan “benditas”.

El Presidente ha estado jugando, durante todos los meses que lleva de gobierno, con la comunicación que ofrece en las mañaneras; él sabe que si algún día deja de usar esa herramienta, su popularidad caerá drásticamente por los suelos; pero, además de usar las mañaneras para tener el control de lo que se diga en la prensa, ya se dio cuenta que necesita emitir otro discurso en las redes sociales y, también ahí, empezar a defenderse, o al menos hacer creer que los “conservadores” y “halcones” (sic) estaban operando un golpe de Estado.

No es descabellado, por tanto, concluir que, como al gobierno morenista no le ha funcionado ninguno de sus proyectos de gobierno, empezando por la construcción del Aeropuerto en Santa Lucía, la continuación del proyecto del Tren Maya en el sureste del país o la operación del programa de becas; más el enojo ciudadano por el cierre de clínicas hospitales y la escasez de medicamentos; sumándose los hechos violentos en Michoacán, Guerrero, Veracruz y Sinaloa y el nulo crecimiento económico, ahora tenga que recurrir a la formulación de frases y declaraciones que cambian el sentido de su pretencioso discurso que, a todos luces, oculta a un gobierno que no encuentra el hilo o la hebra para gobernar un país con 130 millones de mexicanos y con problemas muy fuertes, como la pobreza, la miseria o la inseguridad y violencia.

Si AMLO sigue con esa política de lanzar discursos y frases a modo para ocultar lo que en la realidad, sucede, si insiste en que su gobierno va “requetebién” y que la gente vive “feliz, feliz”; y, por el contrario, se pone a inventar fantasmas de distracción como el “golpe de Estado”, algo que ningún mexicano desearía, o los ataques cibernéticos orquestados por la “benditas redes”, culpando a sus opositores políticos, sin entender que la mejor opción es tener una relación fluída, de respeto y cordialidad entre los militares, políticos, oposición, organizaciones sociales y gobernadores, tarde o temprano, el pueblo reaccionará.

Si el voto de castigo de los mexicanos hacia el PRI llevó a AMLO al poder, el voto de castigo hacia Morena podrá llevar al bote de la basura a AMLO; eso, sin contemplar que a la clase empresarial y los hombres que llevan los destinos económicos del país, ya no les va pareciendo conveniente la polarización que AMLO está generando en todo el territorio mexicano. Por el momento, querido lector, es todo.


Escrito por Miguel Ángel Casique Olivos

Colaborador


Notas relacionadas

De los 93 millones de ciudadanos que tenían su derecho al voto, votaron del 51.7 por ciento al 52.5 por ciento de los votantes.

Este miércoles 4 mil estudiantes protestarán en la Cámara de Diputados para denunciar el poco incremento en materia educativa planteado en el PEF 2024.

El desempeño de la 4T en estos casi cinco años ha sido ríspido y polarizante, lo mismo con maestros, estudiantes, médicos, empresarios, periodistas y magistrados, que con instituciones políticas, organismos autónomos y clases medias.

El Ejecutivo Federal tiene actualmente facultades para modificar el Presupuesto de Egresos de la Federación y enfrentar una emergencia como la que hoy vivimos.

“La política de disminuir los contagios, una política eficiente para disminuir los contagios es conocida en el mundo, la han practicado muchos países con buenos resultados".

A la larga le tocará a la administración pública pagar los platos rotos de la afectación en las finanzas públicas: especialista

Más de dos horas ha permanecido cerrada la avenida Capitán Carlos León.

Los ex trabajadores no han recibido apoyo de las autoridades mexiquenses o federales para que resuelvan el conflicto.

A pesar de las protestas del pueblo estadounidense que exigían reformas en las organizaciones policiales, más de un millar de personas ha perdido la vida.

La pandemia por Covid-19 ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los sistemas de salud y ha evidenciado sus carencias y retos previos.

Con 242 votos a favor, 178 en contra y 7 abstenciones se mantiene la discusión del dictamen.

"Somos optimistas porque tuvimos una buena reunión con posiciones respetuosas de ambas partes", dijo Ebrard.

El Presidente le ha fallado a los jóvenes: las transferencias que reparte no han mejorado su calidad de vida; además la desaparición de éstos ha aumentado 64% respecto al sexenio anterior.

Se relacionó con Arturo Capdevila, Juana de Ibarbourou, Benito Lynch, Alfonsina Storni y otros escritores de su época.

Para que el pueblo sea feliz, debe tener trabajo bien remunerado, buena vivienda, salud, educación para sus hijos, transporte de calidad, acceso a la cultura.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139