Cargando, por favor espere...

Gu Shi Shi Jiu Shou, los diez y nueve poemas antiguos
Representan el primer florecimiento de la poesía pentasilábica en la tradición china. Se trata de la producción anónima de diversos literatos pertenecientes a la clase terrateniente media y baja.
Cargando...

Conocidos desde los principios del Siglo VI d.C. como una colección completa de poemas que datan de la segunda mitad del Siglo IV d.C., y representan el primer florecimiento de la poesía pentasilábica en la tradición china. Se trata de la producción anónima de diversos literatos pertenecientes a la clase terrateniente media y baja. Estos poemas reflejan las sombras de las realidades sociales del periodo, que fue una de las épocas más melancólicas de toda la historia china, caracterizada por sangrientas luchas y golpes palaciegos, la supresión de la libertad de los intelectuales, el crecimiento de la miseria entre las masas y la amenaza a toda la civilización china por las tribus nómadas del norte. Reflejan también las propias aspiraciones, ansiedades y dudas de una clase que veía peligrar cada día más su posición y función social.

 

XI BEI YOU GAO LOU

En el noreste hay una casa alta,

que se alza al nivel de las nubes flotantes,

sus ventanas enrejadas y adornadas con gasas,

¡esa torre con sus tres escaleras!

Arriba hay un sonido de cuerda y canto.

Su timbre y eco ¡qué triste!

¿Quién podría entonar tal canción?

Nadie sino la esposa de Qi Liang.

las claras notas del modo infeliz siguen el soplo del viento,

pero a mitad del canto espera indecisa.

A cada toque de las cuerdas dos o tres suspiros,

pues en el valor retiene algo de su pena.

no se arrepiente de estar sufriendo,

sólo lamenta que sean pocos los capaces de entender la música.

“¡Si tan sólo fuésemos un par de gansos salvajes

abriendo las alas y elevándose a lo alto!”.

 

SHE JIANG CAI FUL RONG

Vadeo el río recogiendo lotos,

las marismas de orquídeas llenas de hierbas fragantes.

Las recojo, pero, ¿a quién mandarlas?

En el que pienso va por vías lejanas.

Él se vuelve y mira hacia el terruño,

pero largo es el camino y sin final.

Y aun compartiendo el mismo corazón vivimos separados,

tristes e infelices envejeceremos.

 

MING YUE JAO YE GUANG

La luna clara hace brillante la luz de la noche,

el grillo chirria en la pared del lado oriente.

La Balanza de Jade apunta hacia el comienzo del invierno,

¡qué distintas son las estrellas!

El rocío blanco moja las hierbas silvestres,

tan veloz es el cambio de las estaciones.

Entre los árboles canta la cigarra del otoño,

los pájaros pardos pasan, ¿a dónde van?

 

El antiguo amigo mío, compañero de estudios,

ha extendido las alas y volado a lo alto.

No piensa él más en el amigo con quien andaba de la mano.

Me abandonó como una huella dejada atrás.

Al sur se encuentra el Tamiz, al norte el Cucharón.

No lleva el boyero un yugo.

Aquél tampoco tiene la solidez de la roca.

¿Qué ventaja hay en un nombre vacío?

 

RAN VAN ZU SHENG SHU

Delicado y caído crece el huérfano bambú,

anudando sus raíces en el suelo de la gran montaña.

Recién casada con mi señor,

soy yo la cúscuta y él, a lo que me adhiero.

 

La cúscuta tiene su tiempo de florecimiento,

y también hay tiempo para que estén juntos hombre y mujer.

Entonces nos casamos sólo después de un viaje de mil leguas,

y ahora nos hallamos separados por ríos y montañas.

 

Pensar en mi señor me envejece,

¿por qué tarda tanto la llegada de su carro?

Compadezco esas flores de la orquídea,

botones haciendo alarde de calor y luz.

 

Si pasa su estación y no son recogidas,

se marchitarán con las hierbas del otoño.

Pero muy grande es la lealtad de mi señor,

¿qué razón tengo yo pues de estar tan triste?

 

SHENG NIAN BU MAN BAI

Los años de la vida no llegan a un siglo,

y aún contienen las penas de mil años.

Breve es el día, pero cuán larga la noche.

Entonces, salgamos vela en mano.

El placer tiene su propia hora,

en vano esperamos tiempos a venir.

El necio que mezquina sus gastos

se vuelve el hazmerreír de los tiempos venideros.

Y del inmortal príncipe Qiao

difícil sería igualar sus esperanzas.

 

MENG DONG HAN GI ZHI

En el primer mes del invierno llega el soplo frío,

¡qué crudo el viento del norte!

La de tanta tristeza sabe cuán larga es la noche,

alzando la mirada contempla la multitud de estrellas.

El día quince hay luna llena,

el día veinte faltan la Rana y la Liebre.

Un viajero vino de partes lejanas

y le dio una carta.

Arriba dijo: “pienso en ti siempre”,

abajo dijo: “ya hemos estado separados mucho tiempo”.

Puso la carta en la pechera,

y después de tres años todavía son legibles los caracteres.

Ella lo quiere con todo su corazón,

sólo teme que, tal vez, no lo sepa su señor.

 

MING YUE BE JIAS JINO

¿Qué brillante está la luna,

resplandeciendo a través de las cortinas de mi cama!

Ansiosa y triste, no puedo dormir,

me tapo y me levanto indecisa.

Aunque se dice que la senda del viajero es feliz,

no es tan bueno como regresar temprano.

Salgo a la puerta y me quedo, sola.

¿A quién puedo contar mis pensamientos tristes?

Estiro el cuello en una última mirada y regreso a la casa.

Caen las lágrimas, mojando mi falda y mi blusa.

 

KE CONG JUAN FANG LAI

Un viajero vino de partes lejanas

y me dio un rollo de gasa.

Aún separados por más de diez mil leguas,

permanece idéntico el corazón de mi señor.

De la gasa bordada con parejas de patos mandarinos,

elaboré un “edredón de felicidad compartida”.

Lo llevo puesto para acordarme siempre de él,

y lo bastillo con nudos que nunca se desatarán.

Como la cola mezclada con la laca,

¿quién puede separar este nuestro amor?

 

LIN LIN SUR YUN MA

Frío, frío el año está por terminar,

en la noche, es lúgubre el chirrido del cortón.

El viento frío empieza a calar,

y el errante sin ropa tirita.

Regaló su edredón brocado al borde del río Luo,

y separada estoy de aquel con quien compartí la ropa de cama.

Sola he pasado muchas noches largas,

y por fin he visto la luz de su cara en mi sueño.

El buen hombre estaba pensando en su antiguo deleite, 

y dignándose visitarme me dio las cuerdas del carro.

“¡Ojalá siempre pudiera disfrutar de tu sonrisa encantadora

y regresar de la mano compartiendo el carro del matrimonio”.

Pero vino sólo por poco tiempo.

Y no se quedó detrás de la doble puerta.

Desgraciadamente, no tengo las alas del halcón,

¿cómo podría volar montada en el viento?

Miro a mi alrededor para aliviar el corazón,

y extiendo el cuello en una última mirada.

Me quedo, guardando un gran dolor,

y caen las lágrimas mojando las dos hojas de la puerta.


Escrito por Redacción


Notas relacionadas

La poesía de Gloria Fuertes García se dirige a los obreros, campesinos, mineros, pescadores, albañiles, artesanos, cocineros, choferes, a los representantes de todos los oficios, a los oficinistas y también a los desempleados.

La Espartaquiada de 1967, dedicada al 50º aniversario de la Revolución de Octubre, atrajo a un número récord de participantes, con más de 85 millones de deportistas y atletas aficionados, compitiendo para clasificar al evento principal.

Actualmente, se ha reducido la enseñanza del deporte a los primeros niveles educativos. Se pretende que la educación sirva a los fines propagandísticos del gobierno de la 4T.

En esta edición escogimos dos poemas para honrar la memoria del político y revolucionario aplicando la teoría a una acción práctica, más que loas y cantos, recordar a Lenin implica una constante labor por la liberación de los oprimidos del mundo.

Ocupa un sitio destacado en la historia de la literatura hecha por mujeres la hazaña de fundar "Versos con faldas", tertulia feminista, impulsada por la escritora y narradora infantil Gloria Fuertes García (Madrid, 1917-1998).

En nuestros días se piensa a la filosofía como cosa de místicos, como si hablara de cosas que no tienen que ver con lo real. ¿De dónde salió dicha concepción? Herzen, un importante populista ruso, cree que esto se debe...

En este artículo se explica por qué sostener que el arte es un reflejo de la sociedad, así a secas, distorsiona y mutila el papel de la actividad artística y de los artistas.

En 1895, Diederich Hessling vio al emperador Guillermo II cabalgando sobre un caballo en la Puerta de Brandemburgo, se deslumbró, se quitó el sombrero y lo agitó para rendirle pleitesía mientras pensaba que aquél era el poder mismo:

Su cuarta recopilación, No queda mucho tiempo para amar fue un punto de inflexión en la carrera del poeta, como análisis de la aceptación de la vida, y las maravillas de la naturaleza.

El autor del libro “Huitzilan de Serdán, la derrota de los caciques”, el periodista Alejandro Envila Fisher, afirma que Antorcha Campesina sacó a Huitzilan del infierno en que vivía por la UCI.

El Meteorito de Allende abrió “una ventana para entender el origen del Sistema Solar” y junto a otro célebre meteorito “mexicano” de hace 66 millones de años en el área submarina de Chicxulub, ha aportado importantes conocimientos científicos sobre la historia de la Tierra.

Esta metáfora llevaba consigo la importancia de que el periódico Iskra alcanzara la mayor parte del territorio ruso, que llevara la perspectiva que el partido tenía sobre cierto problema porque con esa chispa que llegaba era posible comenzar a construir la revolución.

Conocido como “el poeta de la revolución”, es el más conocido de los líricos vietnamitas del Siglo XX. Se convirtió en una celebridad de la cultura vietnamita y un poeta del humanismo revolucionario.

Esta compilación reúne 60 entrevistas hechas entre 1859 y 1992 a personajes relevantes de la política, la literatura, la ciencia y la tecnología, entre ellos el filósofo socialista Karl Marx, los jefes de estado Otto von Bismark, entre muchos otros.

El Siglo XVII fue el gran viraje en la exploración humana: varios reinos se adueñaron de los océanos Atlántico y Pacífico y Oceanía (Australia y Nueva Zelanda) y de buena parte de las regiones de India y China...

Edición impresa

Editorial

Guerrero, entidad fuera de control


La rabia y la indignación, así como la exigencia de justicia y acción rápida de las autoridades correspondientes son resultado de la actitud omisa del gobierno del estado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1128