Cargando, por favor espere...

En Morena son malos como perdedores y peores como ganadores: Ruiz Massieu
Sin que concluya aún el primer mes de gobierno, mucha polarización, reacciones y malestar en casi todas las estructuras de poder
Cargando...

Hace algunos años, el ganador del Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, aseguró que "un sistema económico que no proporciona bienestar a una parte muy importante de la sociedad, es un sistema económico que fracasa"; también se puede decir, porque está a la vista de todos, que el gobierno de una nación que no proporciona bienestar a una parte mayoritaria de su población, -y no lo que el gobierno en turno quiera imponer, sino lo que la masa empobrecida necesita y requiera-, será un gobierno que fracasará tarde o temprano.

Esto es vigente por lo que en estos días está ocurriendo en México con la llegada del nuevo gobierno morenista a la presidencia del país, encabezado por López Obrador. La nueva administración arribó con un discurso de la 4ta Transformación; este discurso que abrió el sexenio mucho antes de tomar posesión el 1º de diciembre, ha logrado reacciones en todos los terrenos, a tal grado que ni analistas, periodistas, políticos y quizá ni el mismo gobierno, que es quien debe llevar las riendas del país, sabe a dónde irá a parar o hacia qué rumbo se llegará con las decisiones erróneas y confusas que se están tomando.

Y es que muy rápido observamos, sin que concluya aún el primer mes de gobierno, mucha polarización, reacciones y malestar en casi todas las estructuras de poder; según el presiente quiere cambiar el rumbo del país y está con todo en la creación de "Mega proyectos" que han producido cierta resistencia; y ahora, con la presentación del Proyecto de Presupuesto 2019, también se han despertado reacciones, por ejemplo en el área educativa, donde a la máxima casa de estudios la UNAM, más la UAM y el IPN protestan y amenazan con realizar mítines en las próximas horas.

Lo cierto es que todo está muy aprisa y da la impresión que así está planeado para evitar que las inconformidades crezcan. Tras realizar un diagnóstico del país, parece que el gobierno morenista acertó, es decir, su diagnóstico sí señala que el país está en una emergencia nacional, que está sumido entre la pobreza y marginación y que a ello se suman problemas como la corrupción, inseguridad y violencia. Así hemos visto que se acordó de inmediato formar la “Guardia Nacional “para atacar la inseguridad; crear una “Comisión de la Verdad” para dar alguna "solución" al tema de Ayotzinapa y para evitar la corrupción se ha decidido centralizar decisiones y para eso, por ejemplo, se pretende usar a los superdelegados.

Algunas de las decisiones que ha tomado el gobierno de AMLO como no hacer una reforma fiscal, no modificar las comisiones bancarias y no subir las tasas impositivas tienen como propósito limar asperezas y acordar entre grupos de poder como empresarios o inversionistas, tranquilidad y tener una correlación de fuerzas que apoye los cambios morenistas; esto también se refleja en el conflicto que se dio entre el Poder Judicial y AMLO o entre los gobernadores y el presidente cuando se habló de quién sería el autorizado para garantizar la seguridad en las entidades. Recientemente hay mucha tensión e inconformidad en el proyecto de presupuesto, desafortunadamente ya no sólo se está afectando a los intereses de una parte de la clase adinerada o rica, sino ahora se empieza también a afectar, con esas propuestas a la población en general, por ejemplo, la reducción de recursos para la educación y a cultura o con la desaparición de Fonhapo y otros ramos que llevaban bienestar colectivo a las familias.

Si el diagnostico fue correcto lo que se ha visto después es otra cosa; en apariencia, se modificó algo sustancial con la llegada de un nuevo partido que se denomina de "izquierda" pero que su actuar lo hace ver como de derecha; llegó al poder y pretende desde ahí modificar todo sin tomar en cuenta a la realidad, sin tomar en cuenta que no se trata de hacer un borrón y cuenta nueva, sino de conservar lo que está bien y lo que puede servir para desarrollar el país con ese nuevo diagnóstico. Lo que López Obrador quiere es, por un lado, lanzar grandes proyectos como las refinerías y el Tren Maya y, por otro, garantizar apoyo directo a las personas de la tercera edad, a los ninis y estudiantes, y con esto último asegurar prematuramente el voto para los próximos tres años o cuando se la ocurra realizar alguna consulta.

En México una política de austeridad es correcta, una política de reajuste en el Proyecto de Presupuesto 2019 también puede ser correcto; pero esto debería de ir acompañado de una política real de recaudación eficiente de recursos por alguna vía, como por ejemplo que paguen más lo que ganan más, desgraciadamente esto último está ausente y no se ve por ningún lado. El gobierno, por tanto, tiene la misma bolsa de dinero y lo único que está haciendo es redistribuirlo como a él le conviene y como le vaya a garantizar perpetuarse en el poder; jamás, parece ser, las acciones están encaminadas a lo que los 130 millones de mexicanos necesitan y esperan. En el gobierno de López Obrador, todo cambia para que todo siga igual.

El clímax no político...

Aunque usted no lo crea, el PRI se declaró en “resistencia” frente al nuevo gobierno, al menos esa fue la declaración de su Presidenta Nacional, Claudia Ruiz Massieu, este lunes 17 de diciembre, al decir que el PRI está en "franca resistencia" ante el régimen autoritario que busca gobernar por encima de las instituciones, de la ley y de los derechos.

Tras advertir que vendrán tiempos difíciles para México y para el PRI, porque la nueva administración no quiere gobernar desde la pluralidad democrática, si no dominar desde la intransigencia de su mayoría, pareciera una verdadera declaración de guerra, algo que está muy lejos de tomarse así; a pesar de todo la dirigente del Institucional remarcó que Morena, tras haber prometido una regeneración nacional, lo que “realmente prepara es la anacrónica restauración de un gobierno unipersonal". “Ya sabíamos que en Morena son malos como perdedores, pero hoy cada vez más, México se da cuenta que son peores como ganadores”. Por el momento, querido lector, es todo.


Escrito por Miguel Ángel Casique Olivos

Colaborador


Notas relacionadas

Después del regreso a las calles, el número de muertos y contagios se han triplicado. El gobierno de la 4T decidió concluir el confinamiento.

Reyes denunció que este día, más de 50 civiles y policías arribaron al exterior de la embajada de México en Bolivia.

La voz empresarial atribuye al gobierno querer convulsionar el mercado de los medicamentos para favorecer a nuevas empresas

El desprecio del presidente Andrés Manuel López Obrador hacia las instituciones, a las leyes y a los derechos humanos ha comenzado a perjudicar no solo a los que llama “los corruptos del pasado”, sino también a los mexicanos de a pie.

La visita a la Colonia Tepenepantla fue el escenario ideal, por su evidente pobreza, para el video promocional del entonces aspirante a candidato presidencial de la República Mexicana, AMLO.

Si queremos ser libres y soberanos, al mismo tiempo que no aislarnos del resto del mundo, no aislarnos de la economía, los mercados y la cultura de los demás pueblos de la Tierra, lo que tenemos que hacer es crecer económicamente

En Chapingo se ha convertido en delito una garantía individual constitucional: el derecho de cada quien a participar en el partido de su preferencia.

El líder de los taxistas ofreció disculpas a la ciudadanía. “Ofrecemos una disculpa por las molestias que ocasionamos, pero a veces no tenemos otra alternativa”.

No puede ser de izquierda quien criminaliza las organizaciones sociales, elimina el Seguro Popular, deja sin medicinas a los niños con cáncer.

En total, los cinco programas presentan una reducción de más de 19 mil 434 millones de pesos, los cuales cubren necesidades de salud, alimentación, educación e identidad.

La marcha la organiza "Chalecos México" junto con el Congreso Nacional Ciudadano y Voces del Contrapeso.

Porque el gobierno de Morena aplica facciosamente la ley, persiguiendo a quienes considera sus enemigos políticos, mientras deja intactos a los que comulgan con el Presidente y su partido.

"En ningún momento ha habido alguna propuesta de diálogo o intento de conciliación por parte de la directora general", dice la carta.

Lo grave y preocupante para las familias mexicanas es que, si se proyecta una sobreestimación del crecimiento y del ingreso; y ninguno se realiza, provocará serios problemas, y se tendrá que recortar al gasto o habrá más deuda.

El número de casos confirmados ascendieron a 74 mil 560, de ellos, 14 mil 718 son activos.