Cargando, por favor espere...

Sakutaro Haguiwara
Se le considera el iniciador del verso libre en Japón, liberando de las reglas tradicionales a la poesía japonesa, también se le llama el “padre de la poesía coloquial moderna en Japón”.
Cargando...

Nació el 1º de noviembre de 1886 en Kitakuruwachō, Japón. Se le considera el iniciador del verso libre en Japón, liberando de las reglas tradicionales a la poesía japonesa, también se le llama el padre de la poesía coloquial moderna en Japón. Publicó numerosos ensayos, críticas culturales y literarias, y aforismos sobre su carrera.

Nació en Maebashi, prefectura de Gunma y fue hijo de un médico local. Desde muy joven se interesó en la poesía, especialmente en el tanka y comenzó a escribir poesías, a pesar de la contrariedad a los deseos de sus padres. Publicó sus versos en las revistas literarias ShinseiMyōjō. Ingresó a la carrera de medicina en donde reprobó cinco semestres seguidos en dos universidades nacionales; posteriormente volvió a ingresar como estudiante de mandolín para convertirse en músico profesional, más tarde fundó una orquesta de mandolín en su ciudad natal.

En 1913, publicó cinco de sus versos en Zamboa, una revista editada por Kitahara Hakushū, quien se convirtió en su mentor y amigo. También publicó algunos versos en la revista Shiika de Maeda Yugure y en Chijō Junrei, otra revista creada por Hakushū. Al año siguiente, se unió con Murō Saisei y con el ministro cristiano Yamamura Bochō para crear el grupo Ningyo Shisha, dedicado al estudio de la música, poesía y religión. Los tres escritores crearon una revista literaria llamada Takujō Funsui con su primera edición en 1915.

Hacia 1916, cofundó con Murō Saisei la revista literaria Kanjō y al año siguiente publicó su primera colección de versos libres, Tsuki ni Hoeru, con una introducción de Kitahara Hakushū. Este trabajo creó una sensación en los círculos literarios pues rechazaba el simbolismo y el uso de palabras inusuales, además de no seguir la precisión en la redacción, ritmo o musicalidad tradicionales. Posteriormente escribió antologías adicionales, incluyendo Aoneko (1923) y Hyōtō (1924); aparte de críticas culturales y literarias. Su estilo de verso expresaba sus dudas acerca de la existencia, sobre sus miedos, tedios e ira a través del uso de imágenes oscuras y una redacción ambigua. Falleció el 11 de mayo de 1942 por una neumonía aguda.

 

EN LOS GENES

Las casas yacen exhaustas en la tierra

dormidas como arañas gigantes.

En la oscura y desolada naturaleza,

los animales tiemblan del miedo…

asustados por algún ser de pesadilla,

sueltan tristes y ahogados chirridos.

 

Las hojas de los sorgos, llevadas por el viento,

murmuran crujidos en las tinieblas.

¡Escuchen! Lentos e impávidos

esos rugidos al otro lado del camino…

Son los ladridos distantes de un perro.

 

“¿Ese perro está enfermo, mami?”.

“No, cariño,

sólo se está muriendo de hambre”.

Desde las sombras vacilantes del cielo,

el perro está mirando fijo a sus enemigos.

En sus genes, un recuerdo antiguo, el instinto,

es la presencia de sus trágicos ancestros.

 

El corazón del perro se empalidece de miedo

y extiende su aullido en la negrura de la noche.

“¿Ese perro está enfermo, mami?”.

“No, cariño,

sólo se está muriendo de hambre”.

 

LA MUERTE DE UNA RANA

Mataron a una rana.

Unos chicos en ronda levantaron sus manos,

todos juntos,

adorables,

levantaron sus manos ensangrentadas.

La luna se irguió en el cielo.

Y en la colina, un hombre de pie.

Apenas se ve su rostro bajo el sombrero.

 

ROSTRO ENFERO BAJO LA TIERRA

Hay un rostro debajo de la tierra.

Es el rostro abandonado de un enfermo.

 

En las sombras bajo la superficie,

está brotando un delicado tallo verde,

está emergiendo un nido de ratas,

y enmarañados dentro del nido

brotan también un infinito número de cabellos.

 

Es el primer día de invierno

y desde esa tierra enferma y solitaria

germinan las raíces de un escuálido bambú…

empiezan a crecer…

Una imagen realmente lastimosa

que alcanza a verse como a través del humo.

Una imagen real y totalmente deplorable.

 

En las sombras bajo la superficie,

hay un rostro debajo de la tierra.

 

NOCHE DE PRIMAVERA

Cosas como littlenecks,

cosas como quahogs,

cosas como pulgas de agua,

estos organismos, cuerpos enterrados en la arena,

de la nada,

manos como hilos de seda crecen innumerablemente

los pelos delgados de las manos se mueven como lo hacen las olas.

Una pena, en esta tibia noche de primavera,

purling los flujos de salmuera,

sobre los organismos fluye el agua,

incluso las lenguas de almejas, parpadeando, mirando triste,

mientras miro alrededor de la playa distante,

a lo largo del camino de la playa mojada,

una fila de inválidos, cuerpos debajo de sus cinturas faltantes, está caminando,

caminando inseguro.

Ah, sobre el cabello de esos seres humanos también

pasa la neblina de la noche de primavera, por todas partes, profundamente,

rodando, rodando,

esta fila blanca de ondas es ondulaciones.

 

EL MUNDO DE LAS BACTERIAS

Las piernas de las bacterias,

bocas de bacterias,

orejas de bacterias,

las narices de las bacterias,

 

las bacterias están nadando

 

Algunas en el útero de una persona,

algunas en los intestinos de una almeja,

algunas en el núcleo esférico de una cebolla,

algunas en el centro de un paisaje.

 

Las bacterias están nadando.

 

Las manos de las bacterias crecen derecha e izquierda,

                                           [transversalmente,

las puntas de sus manos se ramifican como raíces,

a partir de ahí crecen las uñas afiladas,

capilares y tal diseminación por todas partes.

 

Las bacterias están nadando.

 

Donde las bacterias viven sus vidas,

como a través de la piel de un inválido,

una luz bermellón brilla finamente adentro,

y sólo esa área es débilmente visible,

se ve verdaderamente, verdaderamente triste,
                                           [insoportable.

 

Las bacterias están nadando.

 

EL QUE ESTÁ ENAMORADO DEL AMOR

Pinté colorete en mis labios,

y besé el tronco de un nuevo abedul,

incluso si fuera un hombre guapo,

en mi pecho no hay pechos como pelotas de goma,

de mi piel no sale ninguna fragancia de polvo de

                                           [textura fina,

Soy un hombre arruinado de la mala suerte,

ah, qué hombre tan lastimoso,

en el cálido campo de principios de verano de hoy,

en un grupo de árboles relucientes,

Me puse mis manos guantes azul cielo,

poner alrededor de mi cintura algo así como un corsé,

manchado en mi nuca algo así como polvo de rapé,

así silenciosos asumiendo una pose coqueta,

como lo hacen las chicas jóvenes,

Ladeé mi cabeza un poco,

y besé el tronco de un nuevo abedul,

Pinté colorete rosado en mis labios,

y se aferró a un árbol alto de nieve blanca.


Escrito por Redacción


Notas relacionadas

“¡La gente se extraña cuando entiende la poesía! Es un prejuicio: se piensa que la poesía es incomprensible [...] yo pertenezco a la zona de la poesía-que-se-entiende”, sostiene el poeta, periodista y crítico argentino Eduardo Ángel Romano.

Desempeñó un papel crucial en el desarrollo del movimiento literario conocido como “Shintaishi” o “nuevo Romanticismo”, que buscaba revitalizar la poesía japonesa a principios del Siglo XX.

La condena al imperialismo, la denuncia de sus atrocidades y calumnias contra la URSS, así como la certeza del fin del capitalismo son la esencia del poema "Yo canto a Lenin".

Su obra publicada incluye teatro infantil, poesía, narraciones y compilaciones de leyendas; la mayor parte está dedicada a la niñez, pero también tiene literatura para adultos.

Conocido como el “poeta del pueblo”, consagró su carrera artística a la revolución y al amor, convirtiéndose en una celebridad de la cultura vietnamita y un poeta del humanismo revolucionario.

La transformación poética de Al-Sayyab se evidenció cuando adoptó el verso libre como medio de expresión, liberándose de las limitaciones de la forma tradicional árabe. Su compromiso social se intensificó y sus poemas abordaron la opresión y la injusticia social.

Su poesía, en contraste con el realismo y el modernismo de 1950, expresa la belleza eterna y delicada de la naturaleza y la dignidad escondida en la vida corriente de la gente humilde por medio de la lírica tradicional coreana.

Sus poemas han sido traducidos al árabe, albanés, chino, hindi, italiano y rumano.

"Decálogo del escritor", fruto de muchos años de periodismo, plantea de manera sucinta sus consejos para los jóvenes escritores: escribir al servicio de las masas, del elevado ideal de la Revolución, poniendo en juego todas las capacidades del autor en esta tarea.

Fue “la más importante poeta de la segunda mitad del Siglo XX”, escribía contra el franquismo y denunciaba la miseria y las injusticias en su país, había puesto sus versos al servicio de los oprimidos.

Su poesía va desde el feminismo hasta temas de orientación sufí y ha sido descrita como compasiva, intensa y conmovedora. Su primer libro de poemas "Kali Danza… y yo también" fue aceptado por la crítica.

El sijo es una forma poética tradicional originaria de Corea que se caracteriza por su enfoque en la expresión emocional y la captura de momentos fugaces.

Es una de las voces femeninas más importantes en la lírica ecuatoriana de la segunda mitad del Siglo XX.

Es poetisa, narradora, novelista Y autora de libros para niños. Sus poemas reunidos en "El nombre del pájaro" abordan la vida del pueblo con crudeza y franqueza, sin la romantización habitual de este tema.

Nació el 21 de septiembre de 1895 en el aún Imperio ruso. Fue un ávido lector de Pushkin y otros poetas. Perteneció al Grupo de los Imaginistas, nacido a partir de la publicación de su primer poema, Transfiguración, en 1918.

Edición impresa

Editorial

“Occidente” detrás de las agresiones de Israel


El objetivo imperialista no es la paz en Medio Oriente sino, por el contrario, la enemistad, la confrontación y la guerra.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1130