Cargando, por favor espere...

Juárez en tiempos de la Cuarta Transformación
El partido político que hoy gobierna el país utiliza de forma mercadológica el nombre del Benemérito de las Américas
Cargando...

El pueblo mexicano guarda respeto, cariño y admiración a quienes siente suyos. Sabe distinguir a los hombres que se levantan de humilde cuna y que padecen las injusticias y las carencias que siempre se ensañan con los que menos tienen. ¿Quién no recuerda al pequeño indio zapoteca de Guelatao que nació un 21 de marzo en un hogar lleno de privaciones? A muy temprana edad quedó huérfano. Bajo el cuidado de su tío, su vida fue como la de cualquier persona y seguramente se hubiera perdido.

Víctor Hugo decía: “¿A quién le interesa lo que pase? La historia es la misma; los nombres de los parias se olvidan en los arrabales”. Sin embargo, en las inhóspitas montañas oaxaqueñas, en un pueblo zapoteco, en el único mundo que conocía, adquirió la nobleza y la templanza necesarias para enfrentar los retos que le deparaba la vida. Aprendió el castellano hasta los 12 años y de cuidador de ovejas, gracias a la claridad de su pensamiento y a su obstinación en aprender, logró la enorme proeza de dirigir y dar rumbo a la nación mexicana.

Pastor, abogado, gobernador, estadista y Benemérito de las Américas; su legado es invaluable. Con las Leyes de Reforma puso límites a los asuntos de los hombres y a los de Dios, pese a que en tiempos actuales se les olvide a más de uno. En un periodo políticamente convulso, un sector de mexicanos no estaba dispuesto a abandonar sus privilegios y el hombre de Oaxaca supo llevar su autoridad con respeto y decoro.

En el exilio, con la Presidencia usurpada por la monarquía francesa, Juárez permaneció firme con la razón histórica de su lado. El indio zapoteca de sangre pura mandó fusilar al príncipe extranjero y a los traidores de la Patria. ¿Si Juárez viviera, amable lector, contra quién cree que lucharía nuevamente?

El partido político que hoy gobierna el país utiliza de forma mercadológica el nombre del Benemérito de las Américas ¡Pero qué lejos están sus acciones del pensamiento juarista! Ya en estos primeros meses ha atropellado como nunca la vida nacional. La demagogia y la intolerancia se enseñorean libremente en el Palacio Nacional. Los falsos juaristas han iniciado una persecución tenebrosa contra todos aquéllos que consideran sus opositores.

Las instituciones poco a poco se han ido al diablo, mientras la maquinaria partidista se encuentra en campaña permanente de la mano de los “servidores de la nación” y los “superdelegados”. Han echado el ejército a las calles como un instrumento para aterrar más a la población, porque los grupos delictivos y los verdaderos responsables de sumir en la pobreza a 100 millones de mexicanos continúan ejerciendo su derecho a enriquecerse impunemente todavía más.

La burguesía mexicana, que nunca se ha caracterizado por ser progresista, que ahora tiene una mayor subordinación hacia los intereses del capital extranjero y que conoce perfectamente la situación económica actual, se halla muy optimista y satisfecha porque piensa que con el dinero “regalado” de los programas sociales del gobierno y las ventas de sus mercaderías será suficiente para estimular el consumo interno.

Pero ¡cuidado!, los analistas y los economistas honrados han dado la voz de alarma y advertido que la desigualdad en México es tan extrema e insostenible que ese dinero no bastará. Los  más de 140 mil millones de pesos puestos en circulación mediante los programas sociales serán insuficientes para cubrir la enorme brecha que hay entre el uno por ciento más rico y la inmensa mayoría de pobres, entre quienes hay muchos que no tienen empleo; otros deben autoemplearse o migrar y los que cuentan con alguna plaza carecen de la posibilidad de mejorar su poder adquisitivo, mientras los burgueses de casa y de fuera extraen su riqueza del casi regalado salario de los trabajadores y los depredados recursos naturales del país.

La crisis económica está en puerta y trasciende ya en la descomposición social y política que vemos a diario. Ante esta situación, los verdaderos herederos de Juárez deben de prepararse. El pueblo tiene que comprender que el problema del país es la injusta distribución de la riqueza. Si en verdad el gobierno quiere apoyar al pueblo, que invierta suficientes recursos en la creación de empleos para todos y en la elevación de la productividad.

Es la única manera de darle un respiro real al agotado modelo neoliberal. Si la crisis que asoma se profundiza, el único que padecerá será el de por sí doliente pueblo mexicano. Hay un peligro latente: si se sigue apostando a la polarización social y no se buscan resultados palpables, el único camino que hay es el de la ingobernabilidad. Y ya en este ámbito, la Cuarta Transformación será rebasada por un vendaval de descontento. Porque Juárez tenía razón, “entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. Nadie lo dude.


Escrito por Capitán Nemo

COLUMNISTA


Notas relacionadas

La denuncia de Loret de Mola echó abajo el discurso presidencial sobre el combate a la corrupción y la acendrada austeridad de su administración.

Para los menos favorecidos por la política migratoria del actual Gobierno Federal mexicano, la primera opción fue la deportación y para otros una estancia transitoria tolerada.

Las principales voces de la Alianza Federalista (AF) exigen que la Federación destine un mayor prepuesto para las necesidades estatales.

La carrera del coronavirus es muy veloz y las acciones del Gobierno para frenarla, muy lentas. El sistema de salud en México está por debajo del estándar reportado por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda un médico por cada mil habitantes.

El dictamen fue avalado desde el lunes 15 de abril.

Al prácticamente no existir dirigencia estatal de MORENA, los acuerdos se tendrán que dar a nivel cupular.

A poco más de mes y medio para su inauguración, los accesos viales presentan importantes atrasos en su ejecución, luego de un recorrido que hiciera el medio.

La obligación que tiene el presidente de la República y el Estado en general, es velar por los derechos humanos de todos.

El Ejecutivo Federal tiene actualmente facultades para modificar el Presupuesto de Egresos de la Federación y enfrentar una emergencia como la que hoy vivimos.

Llamamos a todos los mexicanos, conscientes de esta problemática a luchar sin descanso por un proyecto de país que recoja las reivindicaciones de las mayorías.

Analistas nacionales y extranjeros han descrito cómo las controvertidas declaraciones y acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) han generado desconfianza entre los grandes inversionistas privados y provocado el desplome de la economía n

Una Secretaría de Agricultura convertida en cementerio donde despachan dos o tres personajes de poca valía intelectual y de nula experiencia para atender las necesidades del campo.

Hoy se vuelve a confirmar que la política de la 4T va en picada y solo es cuestión de tiempo para que entre en crisis y los mexicanos le cobren la factura.

“No solo se trata de que cumplen funciones que no les corresponden constitucionalmente, sino que vienen acompañadas por opacidad”,

Los integrantes de la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT) que aún se mantienen operando con el sistema tradicional de hombre-camión se manifestaron en contra de convertirse en empresas.