Cargando, por favor espere...

El futuro de nuestra ciudad, ¿en manos de quién está?
Algo está pasando en mi ciudad, pues ya no hay día en que esté tranquila o que no haya un problema grave qué comentar.
Cargando...

Algo está pasando en mi ciudad, pues ya no hay día en que esté tranquila o que no haya un problema grave qué comentar. Por ejemplo, en días recientes destacó el tema de la violencia, la cual afecta a miles o millones de mexicanos y ahora está golpeando mucho a la capital. No se nos olvide que, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en la Ciudad de México (CDMX) habitan al menos nueve millones de mexicanos, aunque su número real ronde los 11 millones. 

Resulta que aquí, en esta urbe, centro neurálgico del país, se padecen diariamente más delitos y muchos de ellos son cada vez más violentos, según la Encuesta de Victimización y Percepción de Violencia (Envipe 2018), que reveló que, en 2017, el 35 por ciento de los capitalinos con edades de 18 años en adelante fueron víctimas de algún delito; y que, en lo que va de este año, el índice se elevó hasta alcanzar el 42 por ciento.

Pero uno de los problemas de mayor preocupación de los capitalinos ya no es tanto que les vayan a quitar sus pertenencias –cuando los amantes de lo ajeno los asaltan, no tienen ninguna otra opción– sino que puedan sufrir alguna afectación en su integridad física. De ahí viene la clásica expresión: “llévate mis cosas, todo lo que sea, pero no me hagas daño”. Se sabe que en las grandes ciudades, en la mayoría de los casos los asaltantes maltratan y atacan a sus víctimas y que no se conforman con llevarse sus cosas. En muchas ocasiones les quitan la vida si se resisten al asalto o aun sin esta razón. 

La misma encuesta reveló el año pasado que el 11.7 por ciento de las personas afectadas por un delito sufrieron agresión física; y este año el porcentaje de ese tipo de víctimas subió al 12.4 por ciento; esto ocurre en los robos a transeúntes, a negocios y en el transporte público, delitos en los que ha habido un incremento, además del homicidio, según un informe de México Unido contra la Delincuencia. 

Es decir, además de quitarte la cartera, el celular o cualquier otra pertenencia, el modus operandi de los asaltantes incluye provocarte miedo e incluso terror, pues la amenaza de perder la vida genera un daño emocional muy intenso. La inseguridad y violencia en el país no solo se da en la CDMX, sino que se ve en todos los estados y se acentúa especialmente en las grandes urbes. 

Por ejemplo, el 14 de octubre, la joven luchadora social Nancy López García, de 28 años, tras su desaparición, fue encontrada muerta en un terreno baldío. Hasta el momento no se sabe quiénes fueron sus asesinos y cuál fue la causa de su asesinato; por eso es urgente es que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del gobierno de Tlaxcala esclarezcan lo antes posible el asesinato y castiguen a los autores materiales e intelectuales de ese crimen, a fin de determinar si éste se debió a la violencia generalizada que se vive en el país o tiene algún tinte político, pues la joven pertenecía al Movimiento Antorchista, una organización política cuyos activistas se dedican a la lucha social y a encabezar a los pobres de México para buscarles mejores condiciones de vida. No había ninguna razón para asesinar a una mujer buena que dirigía a mucha gente en Huamantla, Tlaxcala. 

En la CDMX, por lo pronto, la próxima jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, prometió más recursos a las llamadas alcaldías y dijo que en su administración ninguna de las 16 se verá afectada por un recorte presupuestal y aunque aún no dijo con base en qué criterios distribuirá los recursos fiscales, es presumible suponer que éstos beneficiarán a la población. Sin embargo, bien haría la nueva jefa de gobierno en precisar qué parte de ese dinero se destinará a la creación de mecanismos eficientes para atacar a la delincuencia y al crimen, que amenaza diariamente a la población, porque si hablamos de todos los problemas, el más grave que deberá enfrentar es la escasez de agua en las grandes demarcaciones de la capital. Una buena tarea para su administración. La inseguridad está, por el momento, en manos de nuestras autoridades y ellos son los encargados de controlarla y atacarla. 

Donde las cosas no siguen marchando muy bien es en Puebla, pues tras el anuncio que confirmó el triunfo de Erika Alonso en la gubernatura de Puebla, han estado surgiendo otros problemas poselectorales en Ocoyucan, Cuayuca y Cañada Morelos, dijo Juan Manuel Celis Aguirre. 

Con un “pedimos a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que haga respetar la decisión de la mayoría de la población en las elecciones de Ocoyucan, Cuayuca de Andrade y Cañada Morelos; nos comentan que en todos estos municipios poblanos, la Sala Regional Electoral de la Ciudad de México anuló la elección o les arrebató el triunfo inmerecidamente a quienes fueron electos por mayoría de votos y se lo pone en bandeja de plata a otras expresiones políticas”, aseguró Célis Aguirre.

 


Escrito por Miguel Ángel Casique Olivos

Colaborador


Noticia siguiente
Los invisibles

Notas relacionadas

En Ixtayopan, Tláhuac, desde este lunes se realizan diversas acciones de patrullaje, vigilancia y monitoreo, por parte de elementos pertenecientes al escuadrón Zorros de la SSC, la Policía Auxiliar y GN.

En los últimos días han asesinado a más de una veintena de abanderados a puestos de elección popular de las diferentes fuerzas políticas, incluidos funcionarios de ayuntamientos y dependencias.

El fiscal de Jalisco, Luis Joaquín Méndez Ruíz, informó que el caso se investiga como posible secuestro, ya que el comunicador salió de trabajar y fue “levantado” por cuatro o cinco sujetos.

Tras 15 días desaparecidos, un grupo de 22 venezolanos, entre ellos seis menores, fueron secuestrados por un grupo criminal en Coahuila. Las autoridades mexicanas no se han pronunciado al respecto.

El coordinador de El Poder del Consumidor, Stephan Brodziak, denunció que ninguno de los 10 autos más vendidos en México cumplen con los elementos necesarios para ser considerados seguros.

En lo que va de este sexenio más de 150 mil personas asesinadas en el país.

La Sedena informó que, en la actual administración, el Ejército ha asegurado 382 fusiles Barrett.

Esta tarde el periodista Freddy Román fue asesinado en Chilpancingo, Guerrero, de acuerdo con los reportes. Con su muerte sumarían 15 los comunicadores asesinados en México en lo que va del año.

La fuga del uniformado causó indignación entre los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, quienes han hecho valer su legítimo derecho a la manifestación, pero “de manera pacífica”:

Las ciudades con menor percepción de inseguridad fueron: San Pedro Garza García, Los Cabos, Mérida, Saltillo, La Paz y San Nicolás de los Garza.

Muebles, vitrinas y televisores análogos son sólo algunos de los artículos que han sacado del CENDI presuntos trabajadores de la alcaldía Cuauhtémoc.

La impunidad que se vive en México resulta tan alta que todos los días hay golpizas, asesinatos, secuestros, trata de personas, robos, violaciones y feminicidios sin que nadie vaya a la cárcel.

Un régimen que abraza a los delincuentes; que en lugar de garantizar la seguridad pública, permite que la delincuencia someta a los mexicanos al pago del “impuesto negro”. Esa es la realidad que vivimos los mexicanos.

El retiro de policías comunitarios en varias carreteras guerrerenses ha recrudecido la violencia y generado incertidumbre en la población de diversas regiones.

En total se registraron en el país 197 homicidios dolosos