Cargando, por favor espere...

La Cuarta Transformación: la paradoja entre lo que es y lo que imagina ser
Morena, congruente con su ideario político, lo que pretendía y logró fue: mantener la pobreza subsidiándola. No hubo ninguna sola reforma que atentara contra la desigualdad, todas estaban encaminadas a sostenerla.
Cargando...

Es la historia una ciencia cuyo estudio no pueden despreciar los pueblos, mucho menos las clases subalternas; en ella se encuentran las herramientas que permiten una transformación efectiva y práctica del presente. Sus principios, asentados formalmente en el Materialismo Histórico, adquieren contenido a los ojos del hombre contemporáneo como formas políticas, manifestaciones sociales que, sin embargo, se revelan al «sentido común» como autónomas, independientes de cualquier relación con el pasado, únicas y originales. El individuo se entiende –bajo esta concepción– como el demiurgo, el hacedor de la realidad; los pueblos, la sociedad en su conjunto, se transforman en comparsa: el rebaño que marcha al son de la música que le toquen. Es comprensible este razonamiento, la vida de la gran mayoría de los hombres es una lucha diaria por la existencia, una batalla permanente en la que no hay tiempo para cavilaciones ni reflexiones que rebasen la inmediatez. Sin embargo, que sea comprensible no significa que sea necesario. Ignorar las raíces, las relaciones económico-sociales de las que somos producto, hará de nuestra existencia una repetición interminable. Quedaremos atrapados en una rueda de hámster en la que todos los días libraremos exactamente la misma batalla: la de la sobrevivencia; imposibilitados a avanzar y a romper de manera definitiva el ciclo fatal en el que siempre es el mismo día. 

Que no se puede juzgar a un individuo, un partido, o un proceso histórico, por la conciencia que tiene de sí mismo, es uno de los fundamentos que se repiten con mayor asiduidad en los escritos del fundador del Materialismo histórico: «Y así, –escribe Marx en El dieciocho Brumario– como en la vida privada se distingue entre lo que un hombre piensa y dice de sí mismo y lo que realmente es y hace, en las luchas históricas hay que distinguir todavía más entre las frases y las figuraciones de los partidos y su organismo efectivo y sus intereses efectivos, entre lo que se imaginan ser y lo que en realidad son». Lo que un partido se dice a sí mismo sobre su papel histórico debe, para un juicio verdadero, constatarse en los hechos. En el famoso Prólogo a la contribución de la economía política, Marx añade: «Y del mismo modo que no podemos juzgar a un individuo por lo que él piensa de sí, tampoco podemos juzgar estas épocas de transformación por su conciencia, sino que, por el contrario, hay que explicarse esta conciencia por las contradicciones de la vida material, por el conflicto existente entre las fuerzas productivas sociales y las relaciones de producción». Siguiendo este primer principio: ¿Cómo entender la contradicción entre lo que la Cuarta Transformación piensa de sí misma y lo que efectivamente es?

En el arsenal de frases de Morena, una de las ideas que más machaconamente se repite, y cuya trascendencia no puede perderse de vista –dado que es básicamente su programa de partido– es aquella en la que se autoperciben como: “Cuarta Transformación”. Son de palabra los continuadores de una lucha social que inició con la Revolución de Independencia, pasando por la Guerra de Reforma y que tiene en la Revolución de 1910 su antecesora inmediata. La “Cuarta Transformación” se erige, así, como un momento más en este largo proceso de luchas intestinas. Dos cosas deben destacarse de esta “autoconciencia morenista”. En primer lugar, han elegido para definirse el concepto de transformación y no el de revolución. Emana de este concepto “transformador” un sentido de continuidad. En honor a la verdad y, bien entendida la idea, Morena no se planteó en ningún momento revolucionar la realidad. El sentido de su gobierno era el de continuar con un proceso que, en las tres fases que se nombran: Independencia, Reforma y Revolución, tuvo como principal objetivo superar el feudalismo, desterrar todo vestigio de peonaje y, esencialmente, dejar el poder político de México en manos de una burguesía que en estos cien años logró su consolidación. La Revolución mexicana, comprendida por este partido como la “tercera transformación”, fue el inicio de una etapa crucial de la historia nacional en la medida en que, a partir de entonces, la burguesía mexicana se hacía formalmente con el poder político que económicamente ya detentaba. 

La historia de México, entendida en clave morenista, es, pues, la historia del ascenso y consolidación de una clase: la burguesía. En su discurso no hay referencias a la lucha de clases; todo lo más, existen pobres y ricos, pero para ellos somos todos iguales más allá de que nos separen unos cuantos pesos (que suelen ser miles de millones). “El gobierno de los pobres”, otra de las frases esgrimidas con astucia por el presidente y su partido, no pretendía, ni siquiera lo podía comprender así, acabar con la pobreza. Era el gobierno de los pobres en la medida en que su verdadero objetivo, detrás de toda la pomposidad del discurso, consistía en sostener esta diferencia: acabar con la pobreza implicaba distribuir la riqueza y distribuir la riqueza es ya una forma de revolución. En cambio, el partido, congruente con su ideario político, lo que pretendía y logró fue: mantener la pobreza subsidiándola. No hubo ninguna sola reforma que atentara contra la desigualdad, todas estaban encaminadas a sostenerla. En pocas palabras, Morena no tuvo siquiera el valor de utilizar la fuerza de las frases. El espantajo de la revolución y de la lucha de clases la atemorizaba hasta en el discurso. 

¿Fue congruente con sus principios? Sí y no. Sí por lo que verdaderamente significaban: evitar el brote de la contradicción real, de la lucha de clases, a la palestra política. Si el priismo hubiera continuado sin renovarse, tarde o temprano un partido de clase, es decir, un partido verdaderamente de los trabajadores, habría encarnado la inconformidad social. Así pues, decidió la burguesía maquillarse un poco y, tras un traje de pobre, apareció el verdadero priismo, artificiosamente rejuvenecido. Fue incongruente y abiertamente fraudulento en la medida en que utilizó arteramente a los héroes de una clase de la que hasta ahora no se ha escrito una verdadera historia, para someter y nulificar el espíritu de lucha de la misma. Se apoyó en las necesidades y carencias del pueblo pobre para encaramar nuevamente en el Estado a una burguesía defenestrada y odiada. Su discurso, teñido de patrioterismo y demagogia, abusando de la ausencia de conciencia histórica del pueblo de México, encontró en “la voluntad obstinada de un filibustero” al verdugo ideal de la clase trabajadora que, tras seis años de gobierno, se ha hundido todavía más en el cenagoso pantano de la miseria. “Si hay pasaje en la historia pintado en gris sobre fondo gris, es este” (Marx).  


Escrito por Abentofail Pérez Orona

COLUMNISTA


Notas relacionadas

En vez de apropiarse de ese dinero, el gobierno debería ayudar a los beneficiarios, o a sus herederos, a recibir esos recursos que con tanto esfuerzo y años de trabajo lograron acumular.

Se instalará una mesa permanente con las representaciones de los municipios de México

“Santiago Nieto es un hombre lleno de brutales prejuicios contra Antorcha, lo que se prueba al leer un libro suyo ampliamente difundido para preparar su entrada en la escena como Savonarola de la 4T

En la Ciudad de México circula desde hace varios días la noticia sobre denuncias por acoso, tocamiento y abuso sexual contra mujeres en el Metro

De acuerdo con el informe de Percepción de Impunidad 2022, realizado por la encuestadora Impunidad Cero, 46.2% de los mexicanos considera que los delitos en el país siguen sin resolverse.

Baker Hughes ocupaba en 2018 el sitio 13 entre las proveedoras de Pemex con más pagos y en 2021 se colocó en el lugar 7.

Pobladores, activistas ambientales, sociedad civil, académicos y organizaciones han alzado la voz y rechazan el Tren Maya, el cual, coinciden, es un proyecto neoliberal del gran capital que despoja a los campesinos de sus tierras y las contamina.

El orden para reunirse según el calendario aprobado indica que toca el turno el próximo lunes 13 a los titulares de las alcaldías Ávaro Obregón, Azcapotzalco y Benito Juárez.

Por cuarto año consecutivo, los diputados federales de Morena dejaron fuera del presupuesto a las colonias y a los pueblos humildes.

Víctor Manuel Toledo arremete contra los intereses que encabezan algunos integrantes del gabinete presidencial.

López Obrador reiteró que la entrega de agua de las presas a Estados Unidos no afecta, y “si fuese así, le hablaría al presidente Donald Trump.

Obligación fundamental de todo Estado... garantizar la vida y la seguridad personal de los ciudadanos, junto con el derecho de propiedad y el disfrute irrestricto de la riqueza. Sin tales garantías, el Estado se deslegitima y pierde su razón de ser.

La descalificación presidencial a las luchas feministas refleja el desconocimiento del tema por parte del primer mandatario.

La madre buscadora de Sonora aseguró que las autoridades se van por el camino fácil de la descalificación

En su informe de los primeros cien días de trabajo, Serrano Hernández informó que hubo un recorte para este año de 813 mdp.

Edición impresa

Editorial

El poder y el triunfo


Lo más preocupante es que ahora será mucho más fácil para la Presidenta lograr la aprobación de las propuestas de modificación a la Constitución.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1137