Cargando, por favor espere...

Invadiendo el mundo (II de III)
Los sarcasmos de Michael Moore están presentes en todo el documental Invadiendo el mundo, aunque hay partes donde son particularmente más corrosivos.
Cargando...

Los sarcasmos de Michael Moore están presentes en todo el documental Invadiendo el mundo, aunque hay partes donde son particularmente más corrosivos. Esto ocurre en escenas como una en la que después de que Donald Trump declaró “no podemos salvar a todos los niños del mundo, pero podemos salvar a algunos”, aparecen algunos padres de familia solicitando papel higiénico. U otra en la que más de cinco mil soldados estadounidenses que están “salvando a sus propios ciudadanos” en algún país extranjero, fueron despojados de sus casas hipotecadas por los bancos de la insaciable burguesía gringa. Otra muestra de la rapacidad burguesa en Estados Unidos (EE. UU.) y del nulo freno que el Estado yanqui opone es denunciada en el caso de un afroamericano que pasó 42 años en la cárcel por un delito que jamás cometió. La “justicia” en el país vecino es, asimismo, expuesta en el caso de un médico que fue asesinado en el atrio de una iglesia donde presumiblemente había habido un aborto inducido.

Después de una introducción elocuente –desde el punto de vista argumentativo– Moore nos lleva con sus imágenes al primer país que va a “invadir”. Se trata de Italia, nación que tiene 61 millones de habitantes, solo dos buques de guerra y sus ciudadanos más “notables” son Jesucristo, Don Corleone y Súper Mario. A los dos primeros italianos que Moore entrevista son Gianni y Cristina Fancelli, un matrimonio “enemigo”. Cristina vende ropa a grandes almacenes y Gianni es policía. Ambos le dicen a Moore cómo tienen sus vacaciones bajo el sistema laboral italiano. ¿Le pagan las vacaciones?, pregunta Moore. ¡Claro que nos pagan siete semanas al año, más los días feriados, más lo que se añade en cada región de Italia (que tiene su “santo patrono”). Cristina añade que cuando alguien se casa, les pagan 15 días de “luna de miel” y cada año en diciembre los patrones les dan un mes adicional de pago (el “treceavo” mes). Moore queda sorprendido cuando Gianni le explica que si no utilizan los días de vacaciones, éstos no se pierden, porque se acumulan para el siguiente periodo vacacional.

Pero Moore pregunta: ¿Cómo se genera ese dinero que sirve para pagar tantos días de vacaciones? Entonces decide visitar la empresa Lardini, fabricante de ropa. Ahí conversa con los tres dueños de la empresa; les pregunta: ¿les molesta tener que pagar las vacaciones a sus trabajadores? La respuesta –y no hay empresario capitalista en el mundo que en el fondo de su corazón lo niegue– oculta las verdaderas aspiraciones de una mayor acumulación. Pero los Lardini le dicen “de buena gana: al contrario, es un placer; no se puede trabajar con estrés; los trabajadores deben descansar y tener condiciones para hacerlo”. Moore sigue su narrativa fílmica presentándonos la situación de otra empresa italiana que fabrica motocicletas: la Ducati. En sus respuestas, el empresario desmitifica, de alguna manera, la falsa idea de que un capitalista solo puede obtener altas ganancias a costa de muy bajos salarios y malas o nulas prestaciones. Ducati afirma que la alta rentabilidad de una compañía se explica porque los trabajadores son más productivos gracias a sus buenos salarios y buenas prestaciones. Sin embargo, hay un factor que no deja de lado Invadiendo el mundo: la organización y lucha de los proletarios italianos. Moore entrevista al líder sindical de los trabajadores de la empresa Ducati y éste le dice al cineasta estadounidense que sus antecesores “dieron feroces batallas”, pese a que fueron perseguidos y sufrieron condenas carcelarias. El dirigente laboral agrega: “hoy día sigue habiendo lucha, pero ahora se da en el plano de la negociación, y siempre es así, nada es regalado”. Queda claro entonces que los relativamente altos salarios, las vacaciones extensas y pagadas y todas las prestaciones fueron arrancados por los obreros italianos mediante la lucha, es decir, ninguna de estas conquistas fue “regalada” por los empresarios. Toda la riqueza es producida por la clase trabajadora.

En su documental, Moore regresa a la entrevista con los Fancelli a los cuales les dice: “Muchos italianos tienen como sueño vivir en América, quizá no saben cómo son las cosas allá; allá no hay derecho a vacaciones pagadas. Allá las empresas pagan cero vacaciones. Los Fancelli le dicen a Moore que en Italia las mujeres que tienen un hijo gozan de cinco meses de licencia por maternidad completamente pagados. Moore concluye la plática diciéndole al matrimonio que entrevista: solo hay dos países en el mundo que no pagan la maternidad: Nueva Guinea y Estados Unidos”.


Escrito por Cousteau

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Diputadas de Va por México calificaron de misógina y revanchista la negativa de Morena y aliados a la licencia temporal solicitada por la alcaldesa Lía Limón.

El PRD presentó una queja ante el INE contra Samuel García por uso indebido de recursos públicos y violación a los principios de neutralidad, imparcialidad y equidad en la contienda por la Presidencia.

La Coordinación de Pueblos de Xochimilco reveló que Grupo Carso, Televisa y Walmart, entre otros, extraen más de tres millones de metros cúbicos de agua subterránea para proyectos inmobiliarios, a pesar de la sequía.

Con casi cuatro millones de contagios por Covid-19 y 292 mil 372 muertes por el virus, según datos de la SSa, a pesar de ello, los responsables de controlar la pandemia, el presidente y funcionarios públicos, parecieran ignorar el problema.

En el municipio de Ixtapaluca, Estado de México, se ha registrado una ola de violencia, ya que en menos de tres días han asesinado a ocho personas y dejado varios lesionados.

Los políticos que viven parasitando del erario mutan su discurso para aprovechar este vacío cultural en la gente.

El Comité Organizador del FAM ratificó el triunfo de Xóchitl Gálvez en su proceso para definir a la candidata de oposición para 2024 y canceló la consulta prevista para el domingo.

Campesinos de la región Otomi-Tepehua, en el estado de Hidalgo, denunciaron que Diconsa, dependiente de Segalmex, los condiciona a comprar hasta 200 pesos de abarrotes para poder venderles un costal de maíz.

Inició hace poco más de una hora. No hay reporte de víctimas ni lesionados.

Para tener un sistema de salud como Dinamarca no basta decretarlo como “universal”, sino en que también el gasto que el Gobierno Federal destina a la salud debe parecerse al de Dinamarca.

El senador Emilio Álvarez Icaza afirmó que AMLO abusa de su poder y le exigió darle derecho de réplica en su conferencia mañanera para poder responder a cada uno de sus ataques.

La destrucción de libros expresa desprecio y censura contra algunos contenidos, y cuando los autores son incómodos para regímenes políticos.

El reporte del CIDOC expone que “la pandemia de Covid-19 ha puesto de manifiesto que contar con una vivienda adecuada es un prerrequisito para mantenerse sanos y con vida”.

Los apoyos corresponden a las Becas del Bienestar Benito Juárez, uno de los programas más emblemáticos de AMLO

Para romper la apatía de los mexicanos para hablar y difundir temas de los que nos hemos alejado, escribo algunas líneas generales del liberalismo mexicano del S. XIX, así como algunas propuestas de entendimiento.

Edición impresa

Editorial

Crisis alimentaria, bomba de tiempo


La existencia de esta bomba ha sido detectada y advertida por especialistas.

Las más leídas

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1138