Cargando, por favor espere...

El Metro, colapsándose, el gobierno, comprando votos
Datos y testimonios gráficos, exhiben que la política seguida desde hace décadas, y que ahora domina a México, está muy lejos de considerar los intereses y el bienestar auténtico de los trabajadores y sus familias.
Cargando...

Imágenes y alertas bien documentadas, publicadas por expertos y trabajadores que saben muy bien lo que dicen, denuncian el gran deterioro de las líneas del Metro de la Ciudad de México, donde diariamente viajan 4.6 millones de pasajeros, y lo muestran a punto del colapso por la falta de mantenimiento estructural. Estos datos, argumentos y testimonios gráficos, exhiben nuevamente que la política seguida desde hace décadas en la capital mexicana, y que ahora domina al país, está muy lejos de considerar los intereses y el bienestar auténtico de los trabajadores y sus familias; por ejemplo, el derecho a un transporte eficaz, rápido, seguro y barato y privilegia mantener alta aceptación electoral mediante pequeñas entregas de dinero, así sea a costa de abandonar la inversión en infraestructura y poner en riesgo la vida de las personas que deben trasladarse cotidianamente en el servicio público de transporte.

Como una muestra de la gravedad del asunto, veamos esta nota. El líder del sindicato del Metro, Fernando Espino, dijo que “trabajadores, miembros de la organización y expertos en la materia, determinaron que se debe de suspender el servicio en la terminal de la Línea 9 del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), debido a que puede haber un descarrilamiento en cualquier momento”. La respuesta de Claudia Sheinbaum, cuestionada sobre ese riesgo y sobre la colocación de estructuras “provisionales” de metal a manera de grotescos e ineficaces parches en la estructura de la Línea 9, que ya presenta graves hundimientos, de hasta 80 cm, tras 36 años de funcionamiento, fue digna de un avestruz: “ahí ya que lo conteste el director del Metro. Yo ya no soy Jefa de Gobierno, pero vamos a informar de todas maneras, pero a ellos les corresponde informar”, dijo Sheinbaum ... y jamás ha vuelto a tocar el tema.

¿Se puede tener un Metro que funcione eficazmente para transportar a miles de millones de pasajeros al año? La experiencia internacional dice que sí es posible, aún ciudades más grandes que la capital mexicana.

En Nueva York: “En su extensión, el metro de Nueva York cuenta con 24 líneas y 468 estaciones, cifras que le otorgan la red más grande del mundo. Además, destaca a nivel global por ser el único en el mundo que mantiene toda su red abierta durante las 24 horas, manteniendo una frecuencia de trenes de dos a cinco minutos en las horas punta (de 6:30 a 9:30 y de 15:30 a 20:00 horas) y de 10 minutos en las horas con menos pasajeros” (plataforma urbana.cl, septiembre de 2015).

En Moscú hay un metro que no solamente es eficaz, sino bello: “En más de una oportunidad el metro de la capital rusa ha sido elegido como uno de los más bonitos del mundo por medios internacionales debido a que sus 192 estaciones están diseñadas como si fueran palacios a los que sus pasajeros pueden ingresar tras pagar un pasaje que cuesta menos de un dólar” (ibidem). Un biógrafo de Stalin, para nada partidario del líder soviético, escribió: “los mejores artistas fueron convocados, y ninguna otra construcción de la época concentró tanta riqueza. El oro, la plata, los mármoles más lujosos se emplearon con profusión en lámparas, esculturas, mosaicos y vidrieras. El metro, imprescindible como medio de transporte en una urbe que crecía a ritmo incesante … cada nueva estación era inaugurada como si fuera una iglesia. Familias enteras recorrían el metro los días festivos, y las madres obligaban a sus hijos a lavarse las manos antes de visitarlo” (Santos, Anselmo. Stalin el Grande).

En la capital de China, el metro transporta más pasajeros que el de la Ciudad de México, y es el más barato de los mejores once del mundo. “En un año, el metro de Beijing transporta a tres mil 400 millones de pasajeros, una cifra que lo convierte en el sistema de metro que más viajes realiza entre los 11 destacados. Pero esta situación no es de extrañar, porque hoy en día la capital china es una megaciudad con 20.4 millones de habitantes y se espera que tenga 27.7 millones de personas en 2030, según la ONU. La cobertura que ofrece este metro son 17 líneas con 232 estaciones en una red de 465 kilómetros. Si bien no cuenta con la opción de viajar durante las 24 horas, sí tiene un horario extenso, ya que funciona entre las 5 am y las 11 pm. Además, tiene el pasaje más barato de los 11 sistemas elegidos: sólo cuesta USD$0.30”.

Por su parte, el presidente AMLO, que ha dedicado miles de horas a hablar y hablar de lo que le conviene, no ha dicho ni media palabra sobre la debacle del Metro, sobre la tragedia que acecha a los usuarios, sobre las millones de horas-hombre que se pierden por las fallas cotidianas, sobre las enfermedades mentales provocadas por el estrés ocasionado por los retrasos y las batallas cotidianas por abordar los trenes repletos de gente, a lo que ahora se suma el temor de que se desplomen las columnas que sostienen las vías. Ante el escándalo, el director del Sistema de Transporte Colectivo (Metro), Guillermo Calderón Aguilera, informó que cerrarán el tramo que va de Pantitlán a Velódromo, pero no dijo cuándo ni cuánto tardará la reparación, sólo dijo que será cuando terminen el mantenimiento ¡de la mitad! de la Línea 1, que programaron cerrar ocho meses pero ya lleva 13 meses y no tiene para cuándo funcionar.

Andrés Manuel López Obrador y los morenistas gustan mucho de hablar de elefantes reumáticos que “les dejaron otros gobiernos”. Pero aquí estamos hablando de un elefante que los políticos y empresarios ahora agrupados en Morena dejaron crecer y anquilosarse desde hace más de un cuarto de siglo, desde que ellos llegaron al poder en la capital del país. Por ahí pasaron el propio López Obrador, ahora Presidente saliente, Ebrard y Sheinbaum (aspirantes a sucederlo), ¿a quién le pueden echar la culpa?

Para darse una idea del abandono en que tienen al sistema de transporte masivo más importante de todo México y del desprecio que tienen por los millones de horas de vida perdidas por los mexicanos que no tienen más opción que subirse al Metro, hay que hacer otra comparación, que de seguro le resultará odiosa a Morena. La Línea 1 del Metro se construyó de 1967 a 1969, desde cero, en 27 meses, bajo el gobierno del abominable represor Gustavo Díaz Ordaz. El sector de la burguesía y la clase política ahora agrupada en Morena sólo han construido una Línea del Metro, la número 12, que se les desplomó y mató a 27 personas, y sólo ha sido capaz de darle mantenimiento a la mitad de la Línea 1, la cual entregarán, a como van las cosas, casi en el mismo tiempo que tardó el gobierno de Díaz Ordaz en construirla entera. A ese ritmo y con esa inversión, van a tardar un siglo en darle mantenimiento a la red entera del Metro, cosa que, al parecer, no les preocupa mientras tengan dinero público y grupos violentos para chantajear a los mexicanos a cambio de su voto, y mientras los mexicanos no despertemos y nos sacudamos un gobierno que se revela cada vez más como adversario de las aspiraciones más auténticas de acabar con la pobreza y la desigualdad.


Escrito por Homero Aguirre Enríquez

Opinion


Notas relacionadas

El INE afirmó que las elecciones concurrentes del próximo año participarán cerca de 95 millones de ciudadanas y ciudadanos.

La respuesta requiere una explicación más amplia, pero se puede afirmar que la pagan las masas trabajadoras. El trabajador y su familia pagan la recesión con sangre, sudor y lágrimas.

Aspirantes de Morena a las gubernaturas de nueve entidades del país, firmaron este lunes un acuerdo de unidad en el que se “comprometen” y “aceptarán” los resultados que arrojen las encuestas.

El Presidente afirmó que el dinero que antes se robaban, ahora llega a los de abajo. Nada más engañoso. Un informe del INEGI reveló que en 2020 sólo 35% de familias pobres eran beneficiarias de programas sociales; en 2016 era el 61%.

A estas alturas, los mexicanos han advertido ya que la realidad, en vez de mejorar, empeora; la corrupción sigue ahí, pero con otros protagonistas; la inseguridad no se ha reducido.

Paralelamente, 1.000 militares de EE.UU. que actualmente se encuentran en Alemania serán transportados a Rumanía, donde ya hay unos 900 efectivos, según Kirby.

El jefe de Gobierno, Martí Batres, retira los dictámenes para el Plan General de Desarrollo (PGD) y el Programa General de Ordenamiento Territorial (PGOT) que fueron enviados al Congreso capitalino.

Los grupos parlamentarios que integran la Cámara de Diputados alistan la emisión de un pronunciamiento conjunto.

¿Hay o puede haber una psicología marxista? La respuesta corta es sí, pero necesitamos profundizar.

En su afán por exhibirse diferentes de los gobiernos anteriores, la 4T y Morena han acabado por destruir aun lo útil y racional de las leyes e instituciones existentes. Esta semana le tocó a la ciencia, tecnología e innovación.

La guerra y la invasión siempre tienen como factor esencial lo económico. Pero muchos discursos intentan ocultar esta indeseable razón con motivos “civilizadores”, religiosos o humanitarios.

A este gobierno no le importen los más humildes ni los desempleados; le interesa construir una base electoral robusta con el dinero público y vote por sus proyectos, aunque crezcan la pobreza y la corrupción.

Aun cuando se dice diferente, MC dejó fuera de sus listas plurinominales a militantes de arraigo e impuso a ex priistas, ex perredistas, ex panistas, empresarios, deportistas y actores.

Lo llaman guerra civil, choque de facciones políticas y hasta crisis religiosa para ocultar que, ahí, Occidente dirime sus intereses con otras potencias regionales e internacionales.

El procedimiento para el proceso de entrega de medicamentos inicia con una llamada al 5595 0009 11, en la que el paciente deberá indicar a qué institución médica pertenece, ya sea del IMSS, IMSS-Bienestar o ISSSTE.