Cargando, por favor espere...

Extinción de especies: los estragos de la anarquía en la producción (I de III)
"El informe más exhaustivo que hemos realizado nunca sobre el estado de las poblaciones silvestres de vertebrados a nivel mundial presenta unas cifras aterradoras: un declive de dos tercios en el Índice Planeta Vivo en menos de 50 años".
Cargando...

Recién fue publicado el informe Planeta Vivo 2022, por el Fondo Mundial para la Naturaleza (en inglés World Wide Fund for Nature, WWF), con sede en Suiza, dedicado a la investigación y la conservación de la naturaleza, fundado en 1961 y que opera en más de 100 países con financiamiento parcial del Banco Mundial. El informe bianual Planeta Vivo se publica desde 1998, en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres. El reporte aquí comentado (un documento de 113 páginas) presenta un comparativo que abarca de 1970 a 2018, casi cincuenta años. En particular analiza las variaciones en la abundancia de poblaciones de vertebrados silvestres: mamíferos, reptiles, aves y anfibios. En la redacción de este estudio participaron 89 autores de todo el mundo, quienes consideran la edición como “el mayor conjunto de datos registrados del Índice Planeta Vivo Global 2022, así como el análisis más exhaustivo del estado general de la naturaleza desde muchas voces y perspectivas. Las conclusiones son contundentes” (Pág. 10).

Desde la introducción, el informe destaca una doble crisis en los ecosistemas: la alteración climática y la pérdida de biodiversidad, aunque, advierte, son dos caras de una misma moneda: en realidad constituyen un solo fenómeno. “Los cambios en el clima también se han relacionado con la pérdida de poblaciones enteras de más de 1000 especies vegetales y animales” (Pág. 18). Y afirma de manera contundente: “El mensaje está muy claro y las luces rojas ya se han encendido. El informe más exhaustivo que hemos realizado nunca sobre el estado de las poblaciones silvestres de vertebrados a nivel mundial presenta unas cifras aterradoras: nada menos que un declive de dos tercios en el Índice Planeta Vivo en menos de cincuenta años. Es sobrecogedor” (Pág. 5). A manera de resumen general: “El Índice muestra una disminución media del 69% en las poblaciones de animales salvajes entre 1970 y 2018 (rango: -63 % a -75 %)” (Pág. 32).

Es importante destacar que, identificada como región, “Latinoamérica registra el mayor declive regional de la abundancia poblacional media (94 por ciento) y, en cuanto a especies, las poblaciones de agua dulce muestran un mayor descenso general a nivel mundial (83 por ciento)” (Pág. 4). Dicho en otras palabras, en nuestra región está ocurriendo el peor desastre ambiental de nuestros tiempos en pérdida de especies de vertebrados; esto implica sin duda a México, aunque el informe no destaca países por separado.

Descendiendo de lo general a lo particular, se resaltan casos específicos diferenciados de la tragedia ambiental. “En Australia, en un solo día caluroso en 2014, murieron más de 45,000 zorros voladores” (Pág. 18). “En base a seis mil 617 poblaciones analizadas, que representan 1,398 especies de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces, el IPV de agua dulce nos indica la situación de estos hábitats. Desde 1970 sus poblaciones han disminuido una media del 83 por ciento (rango: -74 a -89 por ciento)” (Pág. 36). Y destaca específicamente el caso de los peces migratorios: “El IPV de peces migratorios de agua dulce (peces que viven en agua dulce ya sea exclusivamente o durante cierto tiempo) muestra un declive medio del 76 por ciento entre 1970 y 2016, con pérdida y modificaciones de hábitats, en especial obstáculos a las rutas de migración, que representan aproximadamente la mitad de las amenazas a esas poblaciones” (Pág. 37).

Llama la atención la reducción de poblaciones de algunas especies marinas. “La abundancia mundial de 18 de las 31 especies de tiburones y rayas oceánicas se ha reducido un 71 por ciento a lo largo de los últimos cincuenta años. Esta caída en picada de su abundancia refleja un aumento del riesgo de extinción para la mayoría de las especies. En 1980, nueve de las 31 especies de tiburones y rayas oceánicas estaban amenazadas. En 2020, las tres cuartas partes de ellas (77 por ciento, 24 especies) estaban amenazadas con riesgo elevado de extinción” (Pág. 42).

Y como necesariamente ha de ocurrir, esta severa alteración ecológica trae consigo consecuencias sociales de gran magnitud. “Las repercusiones de la emergencia climática y de la pérdida de naturaleza mundial ya se están sintiendo: desplazamientos y muertes provocadas por los fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes, aumento de la inseguridad alimentaria, agotamiento de los suelos, falta de acceso al agua dulce o aumento de la expansión de enfermedades zoonóticas, solo por citar algunas” (Pág. 10). Aclaro: las enfermedades zoonóticas son enfermedades que sufren los animales, cuyos agentes patógenos responsables de estas enfermedades pueden ser transmitidas en forma directa o indirecta a los humanos (Instituto Nacional de Salud Pública). Vale destacar que el informe no deja de reconocer que el problema ambiental no afecta a toda la población mundial por igual: su impacto varía entre las diferentes clases sociales y, como siempre, los más pobres llevan la peor parte. Dice el estudio: “Dichas repercusiones afectan a todas las personas, pero, muy especialmente y de manera desproporcionada, a las más empobrecidas y marginadas” (Pág. 10).

Ante la alarma que naturalmente generan los resultados de la investigación, los autores alertan: “Necesitamos actuar urgentemente para restaurar la salud del mundo natural, pero no hay ninguna señal de que en estos momentos se esté deteniendo la pérdida de naturaleza y, mucho menos, de que se esté revirtiendo. Continúa la tendencia de disminución de las poblaciones de vertebrados, a pesar de todos los compromisos políticos y del sector privado. Los datos recopilados, que se refieren a casi 32 mil poblaciones de cinco mil 230 especies de todo el planeta, no dejan lugar a dudas: la Década de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, concebida para llevar a cabo acciones de gran alcance para transformar la relación de la sociedad con la naturaleza, se ha quedado muy corta (…) Una parte del mundo sobre la que hemos aumentado considerablemente la cantidad de datos disponibles es Latinoamérica, en particular la Amazonía. También exponemos estudios procedentes de la región. Esto tiene especial trascendencia, dado que las tasas de deforestación están aumentando. Ya hemos perdido el 17 por ciento de la extensión original de los bosques, y otro 17 por ciento está degradado. Las últimas investigaciones indican que nos estamos aproximando rápidamente al punto de no retorno, traspasado el cual nuestra mayor selva tropical dejará de cumplir su función” (Pág. 10). Dicho más crudamente, las medidas oficiales adoptadas por los organismos internacionales están fracasando; y el problema se agrava, debido sin duda a que las acciones emprendidas por la ONU y otros organismos relacionados con el asunto resultan ineficaces, pues no están llegando a la raíz del fenómeno, a sus causas más profundas: se limitan a combatir efectos y a aplicar políticas de mitigación. ¿Por qué ocurre eso? De ello hablaremos en las siguientes dos partes de este trabajo.


Escrito por Abel Pérez Zamorano

Doctor en Economía por la London School of Economics. Profesor-investigador de la Universidad Autónoma Chapingo.


Notas relacionadas

A dos años de la política de la “sana distancia” y el “quédate en casa”, y de la reciente declaración del gobierno con que dio término a su política sanitaria contra el Covid-19, la recuperación de la economía marcha a pasos de tortuga.

La llamada Ley ‘Ingrid’ perjudica a aquellos que tienen familiares desaparecidos, “porque nosotras tenemos que tomar las fotos y la evidencia para que la gente se entere”, aseguró Cecilia Flores, dirigente del Colectivo Madres Buscadoras de Sonora.

No basta con desear un cambio de modelo; es preciso saber quién puede construir otro más justo, tema que me ocupa en esta ocasión. En principio, eso no pueden hacerlo ni “los de antes”, ni “los de ahora”: ni los millonarios.

El PRI en el Senado exigió a la SEP que implemente políticas públicas para mejorar la calidad y equidad del sistema educativo en el país.

Durante los primeros minutos de este día, Martha Erika Alonso Hidalgo, rindió protesta como gobernadora de Puebla

La Cámara de Diputados aprobó la madrugada de este lunes el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019

Es A Roosevelt una firme toma de posición contra el imperialismo norteamericano; en él asigna a Theodore Roosevelt, presidente yanqui en turno, todos los atributos de la depredación y el intervencionismo contra las naciones latinoamericanas.

La devastación ambiental es manifestación del sistema, que, consecuentemente, ocurrirá, y se agravará, en tanto éste impere. “El capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos”, planteaba Marx.

El Ejecutivo Federal y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, desestiman el peligro que México enfrenta por la cuarta ola que azota al país. Sus argumentos: no hay incremento en hospitalizaciones ni muertes.

En San Cristóbal de Las Casas, un “Pueblo Mágico” en México, está perdiendo su atractivo turístico debido a los grupos delictivos ligados al narcomenudeo y la ineficiencia de las autoridades federales y estatales.

Considerado desde 2005 como patrimonio biológico de la región por científicos y ambientalistas, el Bosque mesófilo está en riesgo de desaparecer debido al crecimiento de la mancha urbana y la depredación comercial, agrícola y ganadera.

Los grandes logros de China se han producido gracias al PCCh bajo la guía de Xi Jinping, y a que su clase política gobernante no haya abandonado los principios del socialismo marxista.

A estas alturas, los mexicanos han advertido ya que la realidad, en vez de mejorar, empeora; la corrupción sigue ahí, pero con otros protagonistas; la inseguridad no se ha reducido.

El PRI, PAN y PRD aprobaron las listas de sus candidaturas a diputaciones y senadurías para el proceso electoral de este 2024. Aquí te decimos quienes son.

“El impacto de los cambios en la regla es incierto para la Comisión Federal de Electricidad (CFE)".