Cargando, por favor espere...

El silencio de México es estremecedor, pero hay que organizar al pueblo
La ilusión de la 4T como “la esperanza de los pobres contra los desmanes de los ricos”, se ha diluido en poco tiempo; hoy, la única forma de evitar que México se fracture a causa de la incompetencia de Morena es la organización política del pueblo.
Cargando...

Casi a la mitad del sexenio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el país se cae a pedazos por la falta de oficio político de los principales dirigentes de Morena. En plena campaña electoral ante los comicios de junio próximo, México sufre los estragos de la pandemia de Covid-19, que ha provocado ya medio millón de muertos y casi dos millones y medio de contagios. El virus se ha ensañado con los mexicanos porque el gobierno no se previno adecuadamente; entre sus acciones tardías destaca la falta de atención al personal sanitario que, desde el principio, hace lo que puede sin el apoyo oficial. La campaña de vacunación avanza lentamente debido a su muy mala estrategia de operación; solo cuatro millones de personas han sido vacunados con dos dosis, cifra equivalente al 3.2 por ciento del total de la población.

El Presidente y el partido oficial están destruyendo a México. La pobreza ha entrado a los hogares de más millones de mexicanos; y la falta de recursos económicos en las familias ha incrementado el empleo informal en gran parte del país; la inseguridad pública y la violencia delictiva generan terror en la población y el gasto público en salud, educación e infraestructura urbana básica ha disminuido sustancialmente.

Palacio Nacional se ha convertido en el escenario de una comedia televisiva que se trasmite de lunes a viernes; “la estrella” usa su púlpito para promover su agenda política y arremeter contra sus enemigos o adversarios como él los llama. En ese escenario responde preguntas de reporteros de medios de comunicación poco conocidos, pero “amistosos”; en tanto que los periodistas independientes e “irritantes” –como ocurre con los de los diarios Reforma y Latinus– son apartados, desoídos y condenados de palabra.

La falta de solución a los graves problemas socioeconómicos de México comienza a irritar a la población, como se advierte en el silencio mayoritario de la gente, en el que quizás haya algún presagio. ¿La razón? Casi a la mitad de su mandato, AMLO se ha dedicado a la autopromoción en vez de abordar los problemas que ofreció resolver; estos problemas figuran en sus folclóricos discursos, pero como parte de las 80 mentiras diarias que emite en sus conferencias matutinas.

AMLO identifica los problemas que perturban a la sociedad y está consciente de que las elecciones del seis de junio pueden convertirse en el tribunal que juzgue su mal gobierno; por ello ha decidido jugar al autoritarismo y dirigirse hacia una dictadura, marcando a cada paso el deslinde “estás con nosotros o contra nosotros”; por eso no soporta ninguna crítica.

Nathaniel Parish Flannery, analista político y escritor especializado en asuntos de América Latina, escribió en la revista Forbes que “algunas de sus luchas (de AMLO) se pueden atribuir a la arrogancia, la incompetencia, la ignorancia o la inexperiencia. Pero lo preocupante de López Obrador es que exige adulación y conformidad ideológica de sus aliados y simpatizantes. Muestra poco interés en aprender de sus errores. Como líder, tiene un enfoque implacable e inquebrantable en la consolidación del poder y poca ambición por ejercer el poder que ya tiene”. El politólogo agrega que “AMLO elige enfurecerse en lugar de comprometerse. Evita el difícil proceso de reformar y fortalecer de manera significativa las instituciones de México. Casi tres años desde que fue elegido para comenzar su histórica presidencia, López Obrador continúa haciendo campaña en lugar de gobernar”.

El Presidente es una amenaza para la democracia mexicana; propicia la violación de los derechos humanos y estigmatiza a los organismos autónomos, como el INE. Muchos mexicanos soportan en silencio hambre, injusticias, pobreza y miseria extrema, pero este silencio no ayuda. La ilusión de la 4T como “la esperanza de los pobres contra los desmanes de los ricos”, se ha diluido en poco tiempo; hoy, la única forma de evitar que México se fracture a causa de la incompetencia, ocurrencias y gracejos de Morena es la organización política del pueblo para dejar de ser polvo humano y convertirse en voluntad, en una roca con la fuerza y la capacidad necesarias para decir no al autoritarismo en los comicios de junio. Ya es hora de que todos, al unísono y con voz estentórea, defendamos nuestra sagrada libertad y luchemos por una verdadera democracia donde sea el pueblo el que elija a sus representantes y los funcionarios públicos tengan verdadera vocación de servicio.


Escrito por Miguel Ángel Casique Olivos

Colaborador


Notas relacionadas

Como las filosofías europeas antimasas, el obradorismo no comprende un rechazo de las masas desorganizadas.

Con esta actitud se demuestra una vez más que cuando las mayorías reclaman modificar leyes a su favor, no son escuchadas; pero que no ocurre lo mismo con la iniciativa privada.

Los manifestantes con pancartas en mano, corearon “el presidente miente”, “no queremos moches”, “no somos intermediarios”

La polarización social, fácilmente acelerada desde ámbitos públicos, y alimentada por la carencia de diálogo y la descalificación del otro, son fermento para más situaciones de violencia y encono.

El Ejército seguirá en las calles pero ahora habilitado como Guardia Nacional, un cuerpo de seguridad pública que el presidente López Obrador se ha obstinado en crear para combatir la creciente violencia

Por tercer año consecutivo, y en plena crisis económica y sanitaria, los representantes de la “Cuarta Transformación” (4T) en San Lázaro se negaron a oír las voces de quienes venían advirtiendo las graves consecuencias económicas y sociales.

Aceptar un presupuesto “ridículo” para el campo es no tener vergüenza sobre todo en momentos en los que el pequeño y mediano agricultor obtienen un miserable pago por sus cosechas.

Desde aquí invito a los tabasqueños dañados por la inundación a que no se dejen manipular ni comprar a precio vil; que reciban el dinero porque es suyo, porque es de la nación entera y no del gobierno.

La propuesta refiere que se mantiene y extiende la figura del arraigo para todos los delitos y no solo para delincuencia organizada.

Personas con discapacidad y adultos mayores, realizaron una marcha para exigir a la dependencia federal que los apoye.

La dependencia económica, la dotación de un presupuesto insuficiente y la impuntualidad en la entrega de éste han provocado desde hace años una crítica situación en la vida universitaria.

En la “nueva normalidad” que promueve entusiastamente el gobierno de la 4T, se impulsa a salir a la calle “sin miedo, sin temores”.

Cabe señalar que el cumplimiento de estas condiciones tendrá una duración de 30 meses, las cuales fueron aceptadas por la imputada y su defensa.

El 14 de mayo alcanzó 107 muertes violentas, la segunda cifra más alta en lo que va de 2021. El 16 y 23 de mayo registraron 101 asesinatos, respectivamente.

Como primera regla, mencionada por el Metro en su cuenta de Twitter, el uso obligatorio de cubrebocas.