Cargando, por favor espere...

Todas las “corcholatas”, cortadas con la misma tijera
Si no se integra un frente opositor fortalecido, Morena seguirá en el poder y México continuará en el desastre y la tragedia.
Cargando...

Con los mismos vicios del viejo Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y su fundador, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), intentarán mantenerse en la silla presidencial en 2024. A poco más de un año de que se inicien las campañas políticas para dicha elección, los aspirantes ya propuestos por el partido oficial realizan abiertamente actos de propaganda en todo el país, seguidos de sus compañeros de “oposición”, a quienes también “destapó” AMLO; y ahora salen a montón de las sombras, incluso los “más polémicos”. Pero esto poco importa porque todos son “corcholatas” y son más de lo mismo porque están cortadas con la misma tijera. 

Los primeros “destapes” los hizo el Presidente a la mitad del sexenio, cuando se preocupaba menos por gobernar y empezaba a ocuparse más por supervisar quién lo sucedería. Fue cuando saltaron a la palestra las “corcholatas” de Morena: Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard, Adán Augusto López y Ricardo Monreal. Éste último, por cierto, muy querido al principio por su jefe máximo, pero ahora convertido en su odiado y acérrimo enemigo. La intención del “madruguete” del principal orador del discurso “no somos iguales” fue clara: designar a su mejor cómplice en el objetivo de esconder la tragedia que su gobierno ha generado en México.

Hasta ahora hemos creído ingenuamente que Morena se ha fracturado; pero en lugar de ello, este partido ha debilitado a una supuesta oposición “firme” cuyos dirigentes, con tal de mantenerse en el poder político, se apresta a todo, incluida “la venta de su alma al diablo”. Por ello, el PRI pasó de lobo feroz a sumiso cachorro de perro “fifí” que el titular del Ejecutivo Federal –quien, según los conocedores, tiene planes de largo plazo o pos-sexenales– sedujo con solo mover los dedos. La última carta de AMLO es dejar en Palacio Nacional a un hombre de la región sur del país y que de priista solo tiene el nombre.

Todo indica que el PRI eligió la traición y que sus actuales dirigentes políticos han preferido una estrategia o coqueteo político que consiste en no pelear con AMLO; y que si resulta, puede darle la más grande rebanada del pastel. Por esa razón, y también para salvar su pellejo, abandonó la alianza con los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), sin importarle el futuro del país.

Pero en la pasarela de la sucesión adelantada de 2024 no solo han pasado morenistas y priistas, sino también panistas, en particular los que no tienen mucha experiencia, lo que resulta obvio porque los de la vieja guardia saben que cada partido tiene sus propios mecanismos de selección y que “el destape simplón” emitido por AMLO, durante una de sus mañaneras, fue para desprestigiar por anticipado a los opositores de Morena.

El perfil de cada uno de los aspirantes presidenciales es malo en unos casos y en otros bueno; pero esto es irrelevante porque la clase política mexicana satisface las necesidades de riqueza y explotación de la oligarquía económica; y en su afán por servirle, utilizan todo tipo de máscaras y discursos –incluido el de la “transformación”–, porque son políticos carroñeros que se alimentan del trabajo y los sueños de cambio del pueblo mexicano.

En los próximos días empezará a discutirse la reforma electoral en la Cámara de Diputados, que pretende reducir el gasto asignado a los partidos políticos para su manutención y para hacer campañas electorales, entre otras iniciativas. El objetivo último de tales medidas consiste en bloquear todo intento de quitar el poder a Morena; para lograrlo, el dueño de este partido (AMLO) tiene una carta bajo la manga: el PRI.

Una oposición sin cabeza es anárquica y carente de la mínima posibilidad de dirigir un proyecto de gobierno distinto al que supuestamente existe en Palacio Nacional. Por ello es previsible que, en el futuro próximo, veamos una lucha entre salvajes dispuestos a comerse mutuamente, como caníbales. Las opciones partidistas para frenar a Morena en 2024 son escasas; la única factible tendría que surgir de una coalición que considere las demandas del pueblo y se comprometa a satisfacerlas.

Si no se integra un frente opositor fortalecido, Morena seguirá en el poder y México continuará en el desastre y la tragedia. La elección del candidato debe hacerse conscientemente y no en favor de quien tenga más grande la chequera. Sin embargo, hasta ahora todas las corcholatas destapadas están cortadas con la misma tijera. El cambio esperado por el pueblo sigue pendiente. Del pasado debemos aprender y actuar con tino y prudencia. De no hacerlo, será tarde. Por el momento, querido lector, es todo.


Escrito por Miguel Ángel Casique Olivos

Colaborador


Notas relacionadas

La austeridad franciscana, la sencillez y la vida honesta de la familia López es una farsa. Ya se sabía: la sagrada familia no encabeza una transformación, sino a una pandilla de ladrones que roba abiertamente las arcas de la nación.

A este gobierno le despreocupa usar de modo inteligente el gasto público; sólo busca tener dinero para comprar votos y garantizar el triunfo de Morena en 2024. Por eso proponen incrementar el presupuesto a los programas sociales.

Los organizadores llaman a los votantes a apoyar la democracia y se manifiestan contra el mandatario actual, Donald Trump.

Manuel Cavazos, exmagistrado, acusado por su exesposa de agredir sexualmente a las hijas de ambos, acudió a comparecer al Congreso CDMX para buscar ser ratificado.

En las últimas horas, el priista Luis Videgaray, hombre muy cercano y quien fue operador de toda la confianza del aún presidente en turno, Enrique Peña Nieto, anunció su retiro, tras decir que va a dejar la política al terminar el sexenio, dijo que no se

Morena está “que ardeˮ en Chiapas debido a que las imposiciones en la selección de candidaturas a diversos cargos de elección desquiciaron a sus militantes y simpatizantes.

Los mexicanos deben hacer a un lado el abstencionismo, convencerse de que Morena no es la opción y derrotar sus intentos de perpetuarse en el poder.

The Economist posicionó a México en la categoría de “regímenes híbridos”, un retroceso en cuanto a democracia, ya que está más cerca de los “regímenes autoritarios” que a las “democracias plenas".

Algunos eventos de marzo de 2023 confirman la alianza sino-rusa, que propone un nuevo mundo libre de la tutela carcelaria de EE. UU.

“No podemos tolerar que escuelas clandestinas se la pasen entregando títulos exprés a personajes con una reputación oscura y que, de la noche a la mañana, sean licenciados en Derecho”, señaló el diputado Federico Döring.

Ciudad de México. - El Tribunal Electoral del Estado de Puebla ratificó la constancia de mayoría a la candidata de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso,

El mundo avanza hacia una reconfiguración del sistema económico, social y político con mayor sentido humanitario. Los intentos de someter a Rusia y China han fracasado; y no hay posibilidades de que prosperen en el futuro.

El suizo Emer de Vattel, uno de los pilares más importantes del derecho, suponía que la guerra, o cualquier género de violencia interestatal, solo podría ser justa si se hacía bajo ciertos límites.

El retraso en la entrega de la primera etapa de la L1 es de cinco meses. Expertos coinciden que esto tiene como fondo actos de corrupción; la reducción de los recursos destinados a la obra, entre otros.

En México, la crisis económica ha amplificado la ancestral explotación que soportan mujeres de todas las edades en las entidades más pobres

Edición impresa

Editorial

Nuevo esquema pensionario, despedida de la 4T


Nuestro Reporte Especial ofrece esta semana el resultado de su consulta sobre el esquema pensionario recientemente aprobado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1133