Cargando, por favor espere...

El éxito de la gobernanza del Partido Comunista de China
China no solo ha tenido un crecimiento económico sin precedentes en la historia, sino que también ha desplegado eficientes campañas contra la pobreza.
Cargando...

El gobierno estadounidense y la prensa imperialista del mundo acusan permanentemente al Partido Comunista de China (PCCh) de mantener un régimen dictatorial que viola los derechos humanos de su población. Sin embargo, los indicadores disponibles revelan que el gobierno chino ha tenido éxito en su objetivo de que el pueblo chino viva mejor.

El 19 de enero, una encuesta del Barómetro de Confianza de la agencia estadounidense Edelman –que realiza este tipo de sondeos de opinión desde hace 20 años en todo el mundo– reveló que el 91 por ciento de la población china confía en su gobierno y que en Estados Unidos (EE. UU.) solo el 39 por ciento confía en el suyo. Comparando el informe de 2022 con el de 2021, el porcentaje de chinos que confía en su gobierno aumentó en nueve puntos; y en el caso de los estadounidenses, la confianza en su gobierno cayó en tres por ciento.

La Universidad de Harvard publicó, en 2020, el estudio Entendiendo la resiliencia del Partido Comunista de China: encuestando la opinión pública china a través del tiempo. Este sondeo se efectuó con 30 mil entrevistas proyectadas entre 2003 y 2016, con el propósito de conocer el grado de satisfacción en la población china ante su gobierno. El resultado fue que la población satisfecha pasó del 86 al 93 por ciento, por lo que sus concluyeron que “los ciudadanos chinos califican a su gobierno como más capaz y efectivo que nunca”. La satisfacción no solo aumentó con respecto al gobierno central, sino también con los de nivel local, distrital y provincial. En todos los niveles, es cada vez más la gente satisfecha con el gobierno del PCCh.

El estudio de Harvard destaca que uno de los factores con mayor influencia en la evaluación de la población china sobre su gobierno son los cambios en su bienestar material. China no solo ha tenido un crecimiento económico sin precedentes en la historia, sino que también ha desplegado eficientes campañas contra la pobreza. En 2020, el presidente Xi Jinping anunció que China había logrado el objetivo de erradicar la pobreza extrema, lo que significó sacar de esa situación a 770 millones de personas. La riqueza que China ha creado con su poderoso crecimiento económico no se ha quedado solo en las manos de las familias más ricas, sino que el PCCh ha logrado que aquélla se distribuya positivamente entre las familias más humildes.

Una de las acciones que mejor muestran la eficacia del gobierno del PCCh se expresa en la forma en que controló la pandemia de Covid-19. A pesar de que China es el país más poblado del mundo y en el que se detectaron los primeros brotes del SARS-COV2, es una de las naciones con menos contagiados y decesos. Hasta el 21 de enero de 2022, EE. UU. había registrado 70 millones de contagios y 864 mil fallecimientos; y en China solo se habían reportado 118 mil contagios y cuatro mil 850 muertes. Si consideramos sus respectivas poblaciones, esto significa que el 20 por ciento de la población estadounidense se contagió y que solo el 0.01 por ciento de la china se había infectado. Por si fuera poco, la economía china fue la única que creció en 2020 (2.3 por ciento); y en 2021 recuperó sus altas tasas de crecimiento prepandemia: 8.1 por ciento.

Lo anterior no significa que el gobierno del PCCh no tenga áreas qué mejorar. La desigualdad económica, el desequilibrio en el desarrollo entre las regiones costeras y el norte y la extrema explotación del medio ambiente representan tres de los problemas que debe resolver en el corto plazo.

En resumen, la población de China no considera que se encuentre bajo la dictadura del PC ni percibe que el Estado chino viole sus derechos humanos. Todo lo contrario. El cumplimiento de sus derechos ha llevado a la población a sentirse cada vez más satisfecha con su gobierno y que confíe cada vez más en el PC.

Para terminar, es necesario señalar que las acusaciones del gobierno estadounidense y la prensa imperialista contra China aciertan en algo: que el sistema político occidental es diferente al chino; que la democracia liberal se halla en crisis y que la democracia socialista es un sistema político en vibrante ascenso.


Escrito por Carlos Ehécatl

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Si la presidenta Pelosi visita Taiwán, violará seriamente el principio de Una sola China y las estipulaciones de los tres comunicados conjuntos chino-estadounidenses dañará seriamente la soberanía y la integridad territorial del gigante asiático.

Con el nuevo Comité Permanente al lado, Xi Jinping destacó que el PCCh cuenta con la experiencia necesaria para actuar con brillantez y mantener el coraje indispensable para revolucionarse a sí mismo y ser “invencible”.

La independencia tecnológica ha permitido a China acercar estos servicios a la población y apoyar cooperación en la lucha anti covid. La próxima década trabajará con inteligencia artificial para seguir siendo líder en la rama.

El sistema chino no acaba de encajar en los parámetros de un capitalismo más, pero tampoco en los de un socialismo clásico. ¿Por qué es posible la existencia de una combinación tan bizarra?

La Red de Movilidad Integrada tendrá diversos cambios en los horarios de operación para los días 24, 25 y 31 de diciembre, y el 1 de enero de 2023.

La nueva administración de Estados Unidos necesita tiempo para estimar en qué áreas quiere cooperar con China y qué áreas tiene que gestionar para evitar conflictos, advirtió Fu Ying.

El diplomático chino se comprometió a estrechar las relaciones e intensificar el intercambio político, comercial y cultural con México.

La caída de la URSS y el fin de la Guerra Fría significó la ruptura de la alianza estratégica entre China y EE. UU.: al desaparecer el enemigo común, la alianza se volvió innecesaria.

Para cambiar el modelo actual de gobernanza global, basado en la injusticia y la desigualdad fruto de la dominancia de una sola potencia mundial, es necesario un mundo multipolar, afirmó el Doctor en Economía, Abel Pérez Zamorano.

¿Qué impide que tengamos un mundo libre de pobreza y egoísmo? El afán bélico e impositivo de EE. UU., cuya oligarquía cree que sin ella nadie creará un mundo más equilibrado y mejor. El PCCh demuestra lo contrario.

Xi Jinping ha pedido respeto por la ciencia y esfuerzos conjuntos para combatir la pandemia del coronavirus.

En la provincia de Hubei, han registraron 17 muertes y confirmado un total de 444 casos de contagios por el virus.

Wang Yi indicó que la comunidad internacional debe ayudar ayudar y “guiar positivamente a los talibanes”, en lugar de ejercer presión sobre ellos.

Más de un mes después de los terremotos que devastaron el sureste de Turquía, el número de muertos casi llega a 48 mil y más de 820 mil edificios dañados dieron a conocer las autoridades locales.

El informe afirma que la diplomacia estadounidense viola flagrantemente los propósitos y principios de la Carta de la ONU, y lanza guerras por doquier, avivando la división y los conflictos.