Cargando, por favor espere...

Acapulco: el tamaño del rescate para los trabajadores
AMLO prometió al municipio con mayor pobreza extrema en México y ahora devastado, 61 mil millones de pesos, es decir, sólo el 21.7% de todo lo que se calcula que se necesita. Muy disminuido. Revisemos.
Cargando...

Lo dicho: la tragedia de los trabajadores de Acapulco, víctimas del huracán Otis, apenas está empezando. Las autoridades federales, estatales y municipales, todas de la maravillosa “Cuarta Transformación” del país, están mucho más preocupadas en realizar actos teatrales y declaraciones impactantes para sofocar la rabia popular que en realizar acciones efectivas para atender la urgente necesidad de los cientos de miles de damnificados. Ahora, resultado muy esperable, ante el abandono de la autoridad y la consecuente carencia absoluta de servicios públicos, la ciudad y sus alrededores ya se ahogan en miles de toneladas de desechos y basura que están provocando enfermedades en los niños y en los adultos. Y no hay centros de salud ni médicos ni medicinas suficientes.

Entre esas declaraciones impactantes, arrojadas para tranquilizar, se debe tomar en cuenta que el jueves dos de noviembre, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, firmó una Declaratoria de Desastre Natural para 47 municipios del estado de Guerrero pero, al día siguiente en la tarde, sorprendentemente y sin explicación alguna, el mismo DOF rebanó a 45 municipios de la declaratoria original y nada más dejó a dos, a Coyuca de Benítez y a Acapulco, los demás se las deberán arreglar como puedan. Otras declaraciones de funcionarios públicos también van a hacer historia. “Ante esta situación, Sandra Cuevas comentó que dejará de comprarse ropa durante tres meses para donar seis quincenas de su propio sueldo con las que comprará cobijas, sillas de ruedas y regalos para las niñas y niños” (El Universal, 31 de octubre).

Ciertos medios de comunicación siguen privilegiando el hecho de que la población arrasada por el huracán realizó saqueos en tiendas y almacenes y se llevó agua, alimentos, artículos de lujo y hasta cajeros de bancos, incluso cuantifican con mucha precisión las pérdidas. Pero no he visto ninguna estimación, ni siquiera aproximada, de cuánto perdió para siempre la clase trabajadora de Acapulco y sus alrededores, cuánto dejaron de pagar a sus trabajadores todos los patrones y cuánto perdieron los que tenían ahorros con las empresas y los que tenían antigüedad y se les debían prestaciones y vacaciones. Los empresarios ya dijeron que Acapulco renacerá en dos años, pero nadie ha dicho con qué dinero va a sobrevivir durante ese tiempo la clase trabajadora.

Nada de eso se denuncia, ni se calcula, ni se prevé, ni importa. Sólo la nueva burla del Presidente desde la máxima tribuna del país: “En Navidad las familias van a estar muy contentas en Acapulco, van a estar como lo merecen, muy felices, ése es el compromiso, no habrá amarga Navidad”. ¿Muy felices? ¿Cree usted eso, amigo lector? Pero, como por declaraciones no paramos, cabe tomar en consideración el anuncio de la inversión de una cantidad multimillonaria de dinero por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, según se dice, para reparar los daños y aliviar el sufrimiento de la población, no sin antes informar que, tan pronto como fue hecho el anuncio, el señor Presidente se fue a Chiapas a revisar el avance de la construcción del tren turístico en el sureste del país.

Veamos con cierto detenimiento lo que promete Andrés Manuel López Obrador. Empecemos por decir que los analistas de Fitch Ratings estiman que los daños ascienden a 16 mil millones de dólares lo que, en pesos, equivale, al tipo de cambio actual, a 280 mil 320 millones de pesos. AMLO acaba de prometer, al municipio con mayor pobreza extrema en el país y ahora devastado, 61 mil millones de pesos, es decir, solamente el 21.7 por ciento de todo lo que se calcula que se necesita. Muy disminuido.

No obstante, revisemos si esos 61 mil millones de pesos son ayuda efectiva:

1) Se dice que se adelantará dos meses, a partir del lunes seis de noviembre, el pago de todos los Programas del Bienestar: en total 508 millones de pesos, pero, como se trata de un adelanto de dinero ya comprometido, incluido en el PEF 2023, no debe contabilizarse por ese concepto un solo centavo de ayuda con motivo del huracán.

2) Se incorporarán 10 mil jóvenes más al programa Jóvenes Construyendo el Futuro para realizar labores de limpieza, construcción, pintura y otras actividades a partir del 1º de noviembre: 379.2 millones de pesos de inversión, esos sí cuentan.

3) Aumentará al doble el número de becas para estudiantes de nivel básico, pasando de 45 mil a 90 mil becas: 796.4 millones de pesos de inversión, también cuentan como ayuda para atenuar los efectos del huracán.

4) Se otorgarán seis meses de prórroga en el pago de Infonavit, FOVISSSTE e IMSS, nueve mil un millones de pesos de inversión; esa ayuda no llega a los trabajadores porque todo mundo sabe que esos pagos los hacen los patrones, además, son prórroga, no exención y no se sabe ni siquiera cuántas personas van a seguir siendo trabajadores de las empresas en las que prestaban sus servicios y, por tanto, no cuenta ese apoyo para la clase trabajadora.

5) No se pagará el servicio de energía eléctrica de noviembre de 2023 a febrero de 2024, mil 352 millones de pesos de inversión; sí cuentan, pero serán aprovechados por los que ya tengan luz para ese entonces sin que olviden que en marzo, tengan o no tengan empleo, les llegará su recibo.

6) Se entregará una canasta básica de 24 productos alimenticios a cada familia por semana, a alrededor de 250 mil familias damnificadas, lo que implicará distribuir tres millones de canastas básicas durante tres meses: tres mil 250 millones de pesos de inversión; cuentan tres mil 250 millones más.

7) Se otorgarán ocho mil pesos para limpieza y pintura a todos los hogares y a las viviendas afectadas desde 35 mil pesos hasta 60 mil pesos, 10 mil 471 millones de pesos de inversión que no creo que alcancen, pero los sumamos.

8) A todas las familias damnificadas se les entregará un paquete de enseres domésticos que consiste en: una cama, una estufa, un refrigerador, un ventilador y una vajilla: cuatro mil millones de pesos de inversión que tampoco alcanzan, pero también los anotamos.

9) Se otorgarán 20 mil créditos a la palabra de 25 mil pesos, sin intereses, pagaderos en tres años, con seis meses de gracia, en beneficio de pequeños comerciantes y otros prestadores de servicios: 500 millones de pesos de inversión; como su nombre lo indica, son créditos, no subsidios y no son para los trabajadores, no cuentan.

10) Hacienda apoyará con el pago de la mitad de los intereses a quienes soliciten créditos. Esta medida está destinada a 377 hoteles y se informa de cinco mil millones de pesos de inversión; también son ayudas para los patrones y no para los trabajadores.

Se informa, además, que habrá una inversión para infraestructura, pero no se precisa en qué zonas, pero considero que si nunca se ha invertido en las zonas proletarias, ahora que los negocios grandes lo reclaman, tampoco se invertirá y, finalmente, se declara que no se cobrará ni IVA ni ISR ni otros impuestos y derechos ni en Acapulco ni en Coyuca, hasta marzo de 2024, pero no se cuantifica el beneficio ni creo que vaya a haber mucho consumo para ahorrar IVA ni muchos ingresos para ahorrar ISR.

Total en gastos efectivos del gobierno para los trabajadores de Acapulco y sus alrededores: 20 mil 248 millones. O sea que, en el hipotético y remoto caso de que se cumpla puntualmente con todo lo prometido, a los trabajadores les llegará el 21.28 por ciento de lo anunciado por el Presidente de la República y solamente el siete por ciento de lo que se calcula son los daños totales, o sea, un porcentaje muy representativo de lo que siempre le ha tocado a la clase social que con su vida ha generado durante muchos años las gigantescas ganancias a empresarios y políticos poderosos. Eso sí, en esta ocasión, adornado con mucha propaganda y declaraciones. 


Escrito por Omar Carreón Abud

Ingeniero Agrónomo por la Universidad Autónoma Chapingo y luchador social. Autor del libro "Reivindicar la verdad".


Notas relacionadas

Personajes que en otro tiempo fueron tildados de corruptos por el Presidente, hoy ocupan cargos de primera línea en el gobierno de la 4T o figuran como consejeros y asesores en el partido gobernante.

Este 1º de diciembre tomó protesta Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien fue electo por más de 30 millones de electores. Pareciera que ello le dio un cheque en blanco firmado por los que votaron por él para hacer de las instituciones y de la ley lo qu

Cuando un gobierno no asume a cabalidad estas responsabilidades, no sólo incumple con su papel de autoridad sino que además pierde su razón de ser y se niega como institución de Estado.

Si el voto de castigo de los mexicanos hacia el PRI llevó a AMLO al poder, el voto de castigo hacia Morena podrá llevar al bote de la basura a AMLO.

Con cerca del 1% del PIB, México es el segundo país del continente con menos apoyos a la economía.

“Iniciamos 2020 con un presupuesto disminuido y con la eliminación de programas, además de una política pública agropecuaria que no privilegia la producción”.

La ONG llamó al Jefe del Ejecutivo a atender los múltiples casos de corrupción que el organismo ha revelado durante el gobierno de la 4T, y que desgraciadamente siguen impunes.

El gobierno de AMLO, a través de la Conagua y otras instancias de la Federación, emprendió al menos cuatro acciones represivas que, a la vista de la gente, se ofrecen como una venganza.

Así, han nacido tres nuevos partidos proclives a Morena, que se suman a los dos aliados con que ya contaba, mientras se niega el registro a todo aquel que se considere opositor de la “Cuarta Transformación”.

Frente a este desafío inédito, millones de chilenos optaron por sepultar el arbitrario legado político de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Veracruz es el estado mexicano que genera energía a través de la nucleoeléctrica de Laguna Verde

Los gobiernos estatal y federal tienen en el olvido a miles familias, víctimas del huracán Ágatha, ya que no se cuenta con un plan de ayuda eficiente, esto ante la desaparición del FONDEN que cumplía eficientemente con estas funciones.

Xóchitl Gálvez aseguró que AMLO trata de debilitar al máximo tribunal del país, nombrando a una persona que es “cercana” a los intereses del gobierno federal y del mismo mandatario.

El conflicto en el CIDE comenzó el pasado 29 de noviembre tras la designación de Romero Tellaeche como director general de la institución.

Por un lado, AMLO levanta el estandarte de la soberanía nacional y, por el otro, acata las órdenes de EE. UU.

Edición impresa

Editorial

El poder y el triunfo


Lo más preocupante es que ahora será mucho más fácil para la Presidenta lograr la aprobación de las propuestas de modificación a la Constitución.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1137