Cargando, por favor espere...

Las remesas o ingresos multiplicados
Estamos de acuerdo en los aplausos, pero mucho mejor sería que se quedaran a engrandecer la tierra que los vio nacer.
Cargando...

Nuestros hermanos que emigran a Estados Unidos (EE. UU.) lo hacen, en su mayoría, porque aquí no encuentran las condiciones para trabajar y brindar una vida digna a sus familias. México falla en esta obligación fundamental, dejando que cada uno busque una alternativa. Por eso, muchos escogen el difícil camino del exilio voluntario y arrostran todos los peligros que conlleva. La realidad es que, como escribió Vladimir Ilich Ivanov, Lenin, el gran constructor de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), votan con los pies contra una patria que no les da cobijo. Quedarse aquí es carecer de todo.

Nuestros gobiernos, como siempre, lejos de reconocer la responsabilidad que les compete en esta tragedia, que siempre deja familias desgarradas, han hecho de ese sufragio un mérito de los emigrados. En lugar de avergonzarse, como lo haría cualquiera que piense un poco y ponga manos a la obra para que nadie más abandone la patria, les da por elogiar su sacrificio, su esfuerzo de trabajo y el envío de divisas a sus familias. Claro que son merecedores de reconocimiento, aparte de los riesgos que corren al ingresar a un país extraño donde se ven obligados a vivir cuasi prisioneros en domicilios y trabajos, y niega a la inmensa mayoría su regularización migratoria.

Estamos de acuerdo en los aplausos, pero mucho mejor sería que se quedaran a engrandecer la tierra que los vio nacer. Los gobernantes ven solo lo positivo para ellos, pero no que los emigrados dejen de ser los brazos que reclaman fuentes de empleo y que pueden aportar más recursos a la economía nacional. Fijan su atención en la parte que les conviene, la cantidad siempre creciente de las remesas que recibe el país, las cuales ayudan a las familias a solventar sus gastos básicos, los estudios de sus hijos, a construir viviendas y a dinamizar con ello el mercado interno de nuestra alicaída economía. 

Nunca se pone de relieve, asimismo, la contribución multiplicada del trabajo de esos mexicanos a la economía estadounidense. Algunos investigadores serios afirman que, por cada dólar enviado a México, allá se quedan 20 dólares. Lo cual es fácil de entender porque, dado el atraso tecnológico de nuestros productores en todas las ramas industriales, el trabajador, que aquí gana poco más del salario mínimo laborando casi con las manos, ya con el uso de tecnología moderna altamente productiva obtiene como mínimo 10 o 12 dólares por hora y en un día recibe dos mil pesos o más de salario. Así le pagan, porque la parte que se embolsan es muchísimo mayor.

La poderosa economía estadounidense recibe, del trabajo de los emigrados mexicanos, importantes inyecciones de vigor por varias razones, entre las que destacan su laboriosidad y creatividad, que brinda mejores resultados a menor costo, y su condición de residentes ilegales permite, tanto a sus empleadores como a la misma administración pública, ingentes ahorros de miles de dólares en pago de salarios y servicios públicos. Es enorme la cantidad de riqueza que los connacionales prácticamente regalan a los imperialistas de EE. UU.

 A lo anterior debemos sumar las colosales riquezas naturales que existen en los más de dos millones de kilómetros cuadrados de patria que la ambición yanqui nos arrancó en 1848. Las mundialmente conocidas minas de oro de California y las preciadas riquezas del subsuelo texano con grandes yacimientos de petróleo y gas natural son una muestra de lo que nos robaron. Todo empezó en 1845, cuando el Congreso de EE. UU. anexó el estado de Texas en un descarado acto de expansionismo y dio el primer paso hacia el arrebato de más de medio territorio a México para favorecer los intereses de los terratenientes algodoneros que mantenían esclavos en su territorio. En junio de 1846, el gobierno yanqui emprendió la guerra que desembocó en el tratado de Guadalupe-Hidalgo en 1848 y en el despojo de California, Arizona, Nevada, Utah, Nuevo México y Colorado. Ni más ni menos que el estreno de los abusos estadounidenses contra las naciones débiles del mundo.

El resultado de la contribución territorial de México y el trabajo de nuestros emigrados no solo multiplican la astronómica riqueza, la prepotencia y la enorme capacidad de abuso del imperio, sino que, además, refuerzan el dominio que tiene sobre nuestra patria y nos obliga a lamer siempre las correas que nos uncen.


Escrito por Rodolfo de la Cruz Meléndez

Colaborador


Notas relacionadas

Barbosa es un político que siempre da mucho de qué hablar, pero siempre en sentido negativo.

Los partidos políticos pueden presentar observaciones a las Listas Nominales relacionadas con registros de ciudadanos inscritos o excluidos indebidamente.

Para lograrlo se requiere analizarlo con “ojos de realismo científico”, afirmó Heinz Dieterich, uno de los autores del libro “China y el futuro de la humanidad, liderazgo, ciencia y geopolítica”.

El PAN informó que fue liberado el diputado federal por Michoacán, Enrique Godínez, quien la noche del lunes “fue levantado” por un grupo en la carretera, Uruapán-Zamora.

El rezago en la recuperación de empleos en la Ciudad de México, por ejemplo, es un tema que necesariamente se tiene que trabajar en lo inmediato.

“Un día sin inmigrantes” es promovido a través de plataformas digitales por el joven de origen uruguayo Carlos Eduardo Espina, quien tiene más de 2.4 millones de seguidores en la red social Tik-Tok.

Cartón 1097

En las últimas semanas la cifra de trabajadores contagiados se triplicó de 150 a 450, la mayoría con plazas laborales en compañías maquileras, cuyos salarios son muy bajos.

Las administraciones que se nieguen a atender necesidades de carácter básico excusándose con que no hay dinero o se ciñen a la orden de AMLO, traiciona su protesta de ley efectuada al asumir el cargo y olvidando sus obligaciones legales.

Según esto, por primera vez en la historia, dos mujeres son las que presidirán las Cámaras del Congreso; por un lado, Rojas en la de Diputados y por el otro Mónica Fernández en el Senado.

Las guerras por los recursos naturales comenzaron desde los primeros tiempos. La comunidad primitiva, siempre errante en busca de subsistir

Dos sucesos motivan esta colaboración: la lucha cada día más radical de egresados de las ocho Normales Rurales de Oaxaca; y la labor que realizan la Asociación Mexicana de Oftalmología y sus Líderes Comunitarios en Salud Visual.

La tarifa, ajustada a la inflación, entre 1997 y 2019, debería ser de al menos 13.15 pesos, agregó Vázquez Figueroa.

Al cumplir noventa años de vida, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) busca “reencontrarse” con la sociedad y recuperar el terreno perdido, así como ganar la “confianza” de los mexicanos.

La alcaldesa de Cuauhtémoc anunció que no se incorporará a Morena, pero formará una organización política para luego conformar un nuevo partido político en 2025.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139