Cargando, por favor espere...

El futuro pertenece a Palestina
El 2 de noviembre se cumplieron 160 años de la Declaración Balfour, un evento diabólico que conlleva la ocupación de Palestina y el establecimiento del régimen sionista y del Apartheid israelí, entre otras.
Cargando...

El dos de noviembre se cumple el centésimo sexagésimo aniversario de la Declaración Balfour, un evento diabólico y vergonzoso en la historia, emitida por Arthur James Balfour, entonces Ministro de Asuntos Exteriores de Inglaterra. El breve texto llevó consigo desastrosas consecuencias, como la ocupación de Palestina, el establecimiento del régimen sionista y del Apartheid israelí, el asesinato masivo de palestinos, la matanza de mujeres y niños, la expulsión de los palestinos nativos de su tierra ancestral, la confiscación de sus tierras y mucho más.

Esta declaración nefasta fue el inicio de la formación de un tumor canceroso e ilegítimo en la región de Asia Occidental, cuyas consecuencias siguen afectando a los pueblos de la región y a Palestina después de casi ochenta años. Los sionistas, con la ayuda de sus padrinos anglosajones y apoyándose en la manipulación de la historia y la victimización, han desencadenado una crisis en la geografía de la región de Asia Occidental.

Hoy, luego de que el despertar y la resistencia del pueblo palestino haya puesto ante los ojos del mundo el colmo de la crueldad y el genocidio de los sionistas, resulta una adecuada oportunidad para releer la Declaración Balfour y comprender mejor las dimensiones de la Catástrofe (Nakba) de 1946.

La Declaración Balfour expresa la solidaridad y el apoyo de Gran Bretaña en relación a los deseos y aspiraciones del sionismo internacional para establecer lo que se conoce como la “patria nacional del sionismo” en Palestina. Esta declaración, que fue publicada en 1917, en medio de la Primera Guerra Mundial, fue anunciada aproximadamente 21 años antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial y del genocidio contra los judíos por parte de los nazis. ¡Aparentemente, Gran Bretaña y sus aliados sionistas ya tenían suficiente información y conocimiento sobre lo que sucedería en las dos décadas posteriores!

La presencia de los sionistas en Tierra Santa se basa en dos narrativas históricas distorsionadas y fabricadas. La primera narrativa es que, en los textos sagrados judíos, esta tierra les fue prometida (léase a los sionistas). La segunda narrativa se centra en el Holocausto y el genocidio judío perpetrado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Ambas narrativas, en especial la segunda, han sido utilizadas como justificación para la migración masiva de judíos hacia la tierra de Palestina, que es el preludio de la ocupación y la destrucción de esta tierra, que aún continúa.

Resulta llamativo y aún más lamentable, que tres años después de que se emitiera la Declaración Balfour y los acuerdos de los vencedores de la Primera Guerra Mundial, la administración de la Tierra Santa de Palestina fuera entregada a Gran Bretaña, y que la promesa de Balfour a los sionistas se haya materializado. Es de ingenuos creer que estos asuntos se hayan dado por una mera coincidencia. A lo largo de la vida ilegítima de este régimen ocupante, del Apartheid y del asesinato de niños, los gobiernos occidentales siempre han hecho un esfuerzo considerable por cambiar la realidad e intercambiar los papeles de los oprimidos y opresores. Los sionistas siempre han estado involucrados en crímenes despiadados y vengativos quedando impunes, y cada vez que se ha alzado una voz en defensa de Palestina, se le ha acusado de antisemita.

Recientemente, después de la operación “Tormenta del Al-Aqsa”, una vez más, los partidarios y defensores del régimen sionista han intervenido y con palabras retóricas han tratado de revertir la verdad y equipar y alentar a este régimen ficticio. La tarea que anteriormente recayó en Gran Bretaña pasó a manos de Estados Unidos (EE. UU.) después del fin de la Segunda Guerra Mundial y el ascenso de EE. UU. en el orden internacional. El apoyo incondicional de EE. UU. y el Reino Unido al régimen sionista es la principal razón de los fracasos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en cumplir con los derechos de los palestinos y del veto de 45 resoluciones de este consejo; la última de las cuales ocurrió recientemente, cuando EE. UU. no sólo se opuso a cualquier cese de las atrocidades del régimen sionista en Gaza, sino que se negó a votar a favor de una resolución humanitaria.

Estados Unidos, en un conflicto evidente con sus afirmaciones falaces sobre los derechos humanos, votó en contra de una resolución que se había redactado para abrir el camino para el ingreso de ayuda a los civiles en Gaza, a fin de resaltar aún más su apoyo a los crímenes de guerra en curso en la estrecha Franja de Gaza. Es evidente que esta acción se considerará un ejemplo flagrante de EE. UU. ignorando los principios humanitarios y del derecho internacional. La cuestión radica en que este régimen ficticio, a pesar de décadas de apoyo y patrocinio de Gran Bretaña y luego de EE. UU., sigue siendo un hijo ilegítimo que no puede mantenerse por sí solo y siempre depende de respiración artificial para su supervivencia. Sin lugar a dudas, el futuro pertenece a Palestina.


Escrito por Dr. Hossein Abdollahian .

Ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán


Notas relacionadas

¿Para qué tienen su vida los jóvenes? ¿A quién le van a entregar su esfuerzo? Cuestionó el Maestro Aquiles, para luego invitar a los jóvenes a ser como Tlacaélel, "que entiendan que dar la vida por los demás es mejor que quitarle la vida a los demás para uno vivir rico".

La superación de la que habla Marx no niega por completo lo anteriormente construido por la tradición, sino que lo integra y, en algunos casos, lo supone. Aquí lo explico.

Esta vez abordo la brillante lección de inteligencia geopolítica y visión histórica que mostró el presidente ruso Vladimir Putin en la reciente entrevista que le hizo el periodista estadounidense Tucker Carlson.

A pesar de que los gobiernos de EE. UU. y los países que integran la OTAN intentaron desacreditar al presidente Putin, su éxito electoral contribuirá a reducir las pretensiones de dominio imperial que aún mantienen algunos países de Occidente. Veamos.

Los pueblos del mundo deben cambiar su concepción sobre la palabra socialismo y para ello deben ver en China cómo es posible la construcción de una sociedad más justa, desarrollada, equilibrada, libre de pobreza extrema. Veamos en qué consiste la tarea.

El aliado de EE. UU., Israel, continúa invadiendo territorios de Palestina, asentándose ilegalmente, demoliendo hogares, con el objetivo de eliminar toda presencia palestina.

Al menos 20 personas fueron asesinadas este día como resultado de los ataques de las fuerzas de ocupación israelíes; además, otras 155 resultaron heridas en el ataque.

Lo ocurrido en Argentina muestra la insuficiencia más general, regional, de un modelo de izquierda que no alcanza aún a satisfacer plenamente las expectativas que las clases trabajadoras depositan en ella cuando vota.

Estamos ante lo mismo: en el Frete Amplio y Morena se repiten esquemas, mismos que, aseguran, han sido desterrados; quieren convencernos de que se trató de procesos cuasi perfectos en los que se eligió a las aspirantes con mayor respaldo ciudadano.

China ha construido una sociedad en la que no hay hambre y se preconiza el bienestar de la población, ¿qué ha hecho esa nación que nosotros no? No sólo es gracias a sus políticas económicas.

Ya suman más de 5,795 palestinos fallecidos por los bombardeos de Israel en la Franja de Gaza y Cisjordania, de los cuales 2,360 son niños y 1,292 mujeres. Por su parte, unas 18 mil personas más han resultado heridas.

Marx dijo: “el gobierno del Estado no es más que la junta que administra los negocios comunes de la clase burguesa”. Es un mito decir que su papel es velar por el bienestar y el interés comunes. Lo hará sólo en la estricta medida en que sirva políticamente al control social.

Ante la ola de violencia contra los rusos habría que recordarle al mundo cuánto le debemos a Rusia. En este artículo recomiendo dos libros imprescindibles para entender la Rusia de hoy.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) de la ONU publicó un extenso informe sobre la situación en Venezuela, asegurando que sus problemáticas responden, en gran medida, a la guerra económica y al bloqueo

En los territorios palestinos ocupados, Israel viola el derecho internacional, las resoluciones de la ONU y los derechos humanos de los palestinos con aval de EE. UU.

Edición impresa

Editorial

“Occidente” detrás de las agresiones de Israel


El objetivo imperialista no es la paz en Medio Oriente sino, por el contrario, la enemistad, la confrontación y la guerra.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1130