Cargando, por favor espere...

Lo indispensable para la salud viene del extranjero
No se ha pensado nunca en serio en la salud del pueblo. La inmensa riqueza que se produce en el país no está destinada a garantizar su bienestar. Eso no es nuevo.
Cargando...

Empezamos el año con las peores noticias sobre el ataque del virus SARS-COV2 desde que empezó la pandemia. Durante el periodo vacacional, los récords oficiales de infectados, hospitalizados y muertos se rompieron varias veces y en muchas partes ya no hay una sola cama para recibir contagiados. Debe insistirse en que se trata de cifras oficiales que han sido refutadas por expertos a partir de las propias cifras oficiales que publica el gobierno de la “Cuarta Transformación” y, además, cifras que dejan de contabilizar a decenas de miles que se contagian y jamás acuden a un doctor ni se hacen ninguna prueba y mueren abandonados en sus hogares tomando remedios caseros baratos que recomiendan los vecinos. Como quiera que sea, el año 2020 ya terminó con más de 120 mil familias en la tragedia de haber perdido a un ser querido. Ya rozamos los 130 mil.

Pero no deberá olvidarse jamás que, aunque suene extraño a muchos, no ha sido la pandemia la que ha ocasionado los muertos, ha sido la pobreza y la política gubernamental de contención y mitigación la que ha causado tanto dolor. La pobreza, porque desde los primeros consejos de mantenerse en casa y lavarse las manos continuamente, se vio claro que era impracticable para millones de mexicanos que tenían que salir a llevar a su casa el sustento diario y a quienes no se les otorgaba ningún apoyo; y para esos mismos y otros más que no tenían un hogar apropiado para estar confinados porque era pequeño y sin servicios básicos. Y porque, en caso de detectar los primeros síntomas del contagio, no tenían históricamente las defensas corporales necesarias para resistirlo como lo han resistido los magnates, que han publicitado haberse recuperado asombrosamente rápido y bien; ni tenían servicios médicos especializados a su alcance. Así, no tendrá que vivir mucho quien quiera conocer a detalle y por zonas la devastación que causó la pandemia entre las capas más pobres de la población.

Eso, en cuanto a la condición económica de los fallecidos; pero hay algo que los mexicanos tampoco deben olvidar jamás: hoy, que se hace más evidente, más claro y necesario, que se adopten políticas públicas que reduzcan la escandalosamente injusta distribución de la riqueza, el régimen de la 4T no las está adoptando, como no sea la entrega de pequeñas dádivas a la población más necesitada, dádivas que no ocultan su insidioso propósito manipulador. Entre las causales de la tragedia histórica que sufren los mexicanos está también, decía yo, la actitud del gobierno de la 4T para contener y reducir los ataques del virus. A este respecto, no deberá olvidarse jamás que fueron muchos los meses en los que las autoridades y el propio Presidente de la República intentaron engañar a la población haciéndole creer que el virus SARS-COV2 no era peligroso, no deberá olvidarse aquella declaración de que no llegaba ni a una gripa y la de que había que abrazarse y besarse que se difundía con dinero de los mexicanos cuando ya otros países estaban en alarma. Aquí no se han hecho ni se hacen pruebas masivas a la población para detectar a los contagiados y aislarlos, aquí no se han otorgado apoyos a empresas y, sobre todo, a trabajadores, para que permanezcan en casa, aquí no se han hecho inversiones oportunas y cuantiosas para mejorar los servicios médicos, aquí se ha aplicado la política de que cada quien resista de acuerdo a sus posibilidades personales y familiares, que se muera el que se tenga que morir. Ésa es la verdad.

Los pequeños gastos que se han hecho se han efectuado tarde y mal. El pueblo debe registrar que los equipos se pidieron y compraron cuando ya el ataque de la pandemia estaba muy avanzado y debe registrar y recordar que estuvieron llegando en aviones que venían de China, pues México no produce esos equipos en la cantidad y calidad que se necesita. No se ha pensado nunca en serio en la salud del pueblo. La inmensa riqueza que se produce en el país no está destinada a garantizar su bienestar. Eso no es nuevo. La política neoliberal de reducir los gastos del Estado y dejarlo todo al libre juego de las fuerzas del mercado, la fase más aguda de esta política económica tiene por lo menos 30 años, pero el nuevo régimen de la 4T, aunque se proclama enemigo del neoliberalismo, es un régimen tanto o más neoliberal que los anteriores, porque a pesar de sus encendidas declaraciones, ha reducido los gastos en materia de salud. Así de que equipos… de China, y se publicitaba con fanfarrias cada vez que llegaba un avión.

¿Vacunas? De Estados Unidos, Inglaterra y Bélgica. También muchos millones de pesos gastados en propaganda en medios para que el pueblo se entere que ya llegó la pretendida solución final. El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que era “un milagro el desarrollo de la vacuna contra Covid-19 en menos de un año” y “se le debe a la ciencia, a los que trabajan en este campo tan importante”. Con el perdón del señor Presidente, no estoy de acuerdo. Ni es un milagro ni se explica solamente por los hombres y mujeres de talento que se dedican a la investigación. La vacuna contra el Covid-19 es el resultado de políticas públicas de fomento a la ciencia y a la investigación que ya duran en esos países, y en Rusia y China que también tienen ya vacunas para sus pueblos, muchos años. Se requiere formar a los científicos, dotarlos de preparación especializada, de equipos de trabajo, de laboratorios y de paciencia. Solo así se consigue ese “milagro”. ¿Qué sucede en nuestro país? Que durante muchos años no se ha promovido la ciencia y la investigación propias y en la 4T la situación ha empeorado, se ha reducido el presupuesto para la ciencia y muchas universidades están al punto de la quiebra y el propio Presidente usa los recursos públicos para promover la confianza en estampitas y amuletos.

Y, finalmente, en este pequeño recuento de asistencias del extranjero a México, están los médicos. Vinieron, se fueron y ya volvieron a llegar, más de 500 médicos cubanos a prestarnos ayuda. Bien, muy bien por los médicos cubanos, su entrega y solidaridad con los países afectados, ya son famosas en el mundo. Debemos de estar agradecidos. Pero ello exhibe nuestra falta de formación de profesionistas en esta materia. López-Gatell, que ya ha cobrado fama por mentir y en este caso lo debe de haber hecho a la baja, dijo hace algunas semanas que a México le faltaban como 200 mil médicos. ¿Y qué hace la 4T para formarlos? Nada. Ya lleva dos años de gobierno, ya se aprobó un nuevo Presupuesto de Egresos de la Federación que podría denominarse el presupuesto de la pandemia y nada, nada cambia. No hay una nueva política para la formación de médicos. Solo proyectos faraónicos que ya dijo el Presidente que son los prioritarios.

Termino diciendo enfáticamente que con toda esta actitud de la 4T se está despreciando y desperdiciando el inmenso talento de los mexicanos, su creatividad y su espíritu de trabajo. No dudo ni tantito de que si se les dan las condiciones adecuadas, existen muchas personas que podrían convertirse en ingenieros y en técnicos que colaboraran con los ya existentes para construir y mejorar sorprendentemente los equipos médicos, que lo mismo sucedería en el terreno de la ciencia y la investigación para producir vacunas y medicinas que asombraran al mundo; y tampoco tengo duda de que hay inteligencia, capacidad de trabajo y humanismo entre los mexicanos para formar no solamente los 200 mil médicos que hacen falta, sino muchos más. Para todo ello, hace falta un gobierno que ponga en el primer lugar de sus prioridades la instrumentación enérgica y pronta de una mejor distribución de la riqueza. Como esto no se hace y el gobierno morenista está absorbido en otros proyectos, millones de mexicanos inteligentes, trabajadores, creativos, pero sumidos en la pobreza, sucumben ante la pandemia y viven y mueren abandonados en pueblos y colonias mientras se gastan miles de millones de dólares en comprar equipos, vacunas y ayuda especializada del extranjero y en echar toda la demagogia al asador cuando llegan. Por todo eso, formo parte del ejército de millones de mexicanos que proclama: para las próximas elecciones, ni un voto para Morena.


Escrito por Omar Carreón Abud

Ingeniero Agrónomo por la Universidad Autónoma Chapingo y luchador social. Autor del libro "Reivindicar la verdad".


Notas relacionadas

El señor de las mañaneras de Palacio Nacional señala con desdén a sus enemigos, emprende con afán su persecución y busca neutralizarlos o suprimirlos.

La clase trabajadora se enfrenta a una disyuntiva: contagiarse de Covid-19 o perder su fuente de subsistencia. Más de 31 millones de mexicanos laboran en la informalidad y solo 26.5 millones cuentan con un empleo formal.

El feminismo puede ser definido, de forma muy general, como un movimiento que busca la vindicación o reivindicación de los derechos sociales de las mujeres.

Los datos biométricos “no se entregan a nadie”, a ningún partido político, institución financiera o dependencia pública.

Hoy se cumplen 10 días de la protesta en San Lázaro para exigir que los diputados modifiquen el Proyecto Presupuestal del próximo año

Exigen que no esconda cifras de homicidios y desaparecidos.

En los primeros 18 días del mes de febrero se han cometido mil 325 homicidios, lo que equivale a un promedio de 73.6 casos por día, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad.

El Juzgado considera que la inactividad y falta de intervención oportuna de las autoridades encabezadas por el presidente se puede traducir en el avance del virus.

A pesar de todo, el Gobierno Federal se obstina en no aplazarlas un solo día, privilegiando su relación con los grandes grupos de inversionistas, interesados en que sus capitales participen en estas grandes obras.

Cuando la Usaid habla de sociedad civil, se refiere a grupúsculos contrarrevolucionarios que habitualmente financian, cuyos miembros, siempre insatisfechos.

Desde Moscú se informó que Cuba está entre los países que podrían coproducir la vacuna Sputnik V desarrollada por científicos rusos.

Además de que los incrementos al salario mínimo son nulos o benefician más a los grandes empresarios, recordemos que en México el 96% de los negocios son mini y pequeños, y que tales incrementos los pone al borde de la extinción.

La senadora Kenia López Rabadán solicitó “exhibir” a las casas encuestadoras que se han equivocado por ignorancia, dolo o dinero, tras el alto porcentaje que “ciertas” casas le dan a Morena en sus encuestas.

De enero a agosto de este año, el delito de secuestro  incremento un 28.7 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado.

El diputado federal, Brasil Alberto Acosta Peña, denunció que el gobernador del Estado de Hidalgo, el priista, Omar Fayad, ha incumplido con obras y servicios a favor de las familias hidalguenses.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139