Cargando, por favor espere...

Las mujeres sin presupuesto y relegadas por la 4T
El pasado nueve de noviembre, la Cámara de Diputados aprobó el PEF 2024, en el que se contemplan recortes del nueve al 12% en varias áreas o aumentos insignificantes en la atención a los padecimientos específicos de la mujer, como salud materna, salud sexual y reproductiva, entre otras.
Cargando...

El pasado 16 de noviembre, un grupo de mujeres con cáncer de mama y sus familiares se manifestó, durante ocho horas a las afueras del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (CDMX), con el objetivo de exigir medicamentos y tratamientos requeridos para atender su enfermedad.

“Por favor, Presidente, háganos caso: ¡Quimios sí, desabasto no!”, gritaban, enarbolando carteles con estas leyendas: “Me siento discriminada por mi enfermedad”, “Queremos estudios de imagen de alta resolución” y “Desabasto = muerte”. En su mayoría eran pacientes de clínicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y provenían de Michoacán.

A decir del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el cáncer es la tercera enfermedad que más muertes femeninas causa al año en México, sólo después de los padecimientos cardiacos y la diabetes mellitus. Sin embargo, debido a la reciente falta de medicamentos, análisis y atención especializada, ha empeorado nacionalmente la situación de las pacientes.

En palabras del Colectivo de Mujeres de Cáncer de Mama (CMCM) y la Unión Nacional contra el Desabasto (UND), debieron trasladarse a la capital de la República y obstruir las entradas del aeropuerto para manifestarse porque el gobernador morenista de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, no ha cumplido con dos compromisos sociales hechos en 2022, uno de los cuales fue brindar atención a las mujeres con cáncer de mama y cervicouterino.

 

 

Ramírez Bedolla prometió destinar un fondo de 48 millones de pesos (mdp); pero a un año de que formuló ese compromiso, el dinero no ha sido entregado a las clínicas de salud, sigue la escasez de medicamentos y está suspendida la aplicación de las radioterapias paliativas SNC.

Esta situación dramática no es exclusiva de Michoacán, sino que afecta a la mayoría de las 32 entidades del país, ya que el Gobierno Federal prioriza en el gasto público los programas sociales con entrega de dinero en efectivo y las obras “emblemáticas” del Presidente (Tren Maya, AIFA, refinería de Dos Bocas).

El pasado nueve de noviembre, la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2024, en el que se contemplan recortes del nueve al 12 por ciento en diversos rubros; y aumentos insignificantes en la atención a los padecimientos específicos de la mujer, como salud materna, violencia de género, salud sexual y reproductiva, embarazo en adolescentes y desarrollo integral de mujeres pobres e indígenas.

 

Tendencia a reducir apoyo

En 2022, la organización civil Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) advirtió que el PEF 2023, contrario al compromiso de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de asignar recursos “sin precedentes” para resarcir desigualdades de género, redujo los apoyos para las mujeres, como fue el caso del Programa de Estancias Infantiles, cuyo gasto disminuyó 4.5 por ciento este año; pero desde 2018 se ha reducido más de 50 por ciento.

Las guarderías del IMSS, que figuraban en el Anexo 1 (que considera las partidas abocadas a lograr la igualdad entre mujeres y hombres) en el presupuesto de 2023, perdieron 534.2 mdp en casi una decena de situaciones de disparidad respecto a las primeras.

Esta misma tendencia continuó en el PEF 2024, como lo evidencia un análisis que el Centro de Estudios proyectó para la Cámara de Diputados, el cual reveló que, de los 93 programas del Anexo 13, nueve se llevan la mayor parte del PEF 2024; y todos tienen uso político-electoral, como es el caso del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores.