Cargando, por favor espere...

Las lecciones que arroja la contienda electoral en Hidalgo
Las elecciones de 2021 deben hallarnos prevenidos: el enemigo no es solo Morena, sino los intereses de clase que representa.
Cargando...

A pesar de que Andrés Manuel López Obrador llegó al Gobierno Federal y entró con aparentes contradicciones ante los empresarios, no debemos olvidar que el Estado aún responde a los intereses de éstos, como ocurre desde hace un siglo; y que más allá del cambio de fachada, la clase económicamente poderosa todavía decide el rumbo social y político en México.

Bajo esta premisa, observemos los resultados de los recientes comicios en Coahuila e Hidalgo. Gritos eufóricos de júbilo se escucharon y sesudos análisis de comentaristas celebraron la “aplastante derrota del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Coahuila e Hidalgo”. Pero tal derrota es solo aparente. Los hidalguenses tienen muy poco qué festejar ante estos resultados.

Desde el inicio de la elección, se evidenció un pacto político entre el gobierno de Hidalgo, encabezado por Omar Fayad quien, como cualquier persona medianamente enterada lo sabe, sigue una política de absoluta e ignominiosa sumisión al Presidente. Las 84 alcaldías que se disputaban en este estado se repartieron entre Morena, el PRI y los partidos satélite.

Doy algunos elementos que pueden servir al lector para sacar sus propias conclusiones: 1) Desde el inicio de la elección, el cinco de septiembre del año en curso, el Instituto Electoral del Estado de Hidalgo (IEEH) no autorizó decenas de planillas que habían incumplido los requisitos o se encontraban “en reserva”, porque les había faltado tiempo para revisarlas. Entre las planillas rechazadas se encontraban planillas morenistas y priistas que, violando abiertamente los plazos legales, fueron aprobadas unas semanas después, a pesar de no contar con los requisitos.

2) Durante la campaña electoral se observó a los representantes de los dos principales partidos en la contienda comprar votos a plena luz del día con “regalos”, despensas y dinero en efectivo. Ningún órgano judicial sancionó esta compra descarada.

3) Una vez decretada la veda electoral, el proselitismo de Morena y el PRI siguió abiertamente y ya no solo compró la voluntad ciudadana, pues arremetieron en varios municipios contra las estructuras electorales de diversos partidos, representantes de casilla que el día de elección se ausentaron por “motivos personales”, dejando las casillas abandonadas y a total disposición de los representantes de los partidos coludidos.

4) El 18 de octubre, día de las elecciones, muchas casillas fueron tomadas desde temprano por grupos porriles, que no ocultaban su intención de favorecer el voto por ciertos candidatos e impedir que se votara por otros, impidiendo la llegada de votantes a la urna. Su objetivo era ahuyentar a las personas que salían a votar; como pocas veces se había visto en Hidalgo, cientos de “mapaches” estuvieron comprando votos con montos que iban de los 300 a los tres mil pesos, según la zona en disputa. Las policías municipal y estatal estaban claramente coludidas; y la Guardia Nacional guardó un silencio absoluto; su presencia en muchos municipios fue solo formal y el gobierno estatal y los operadores pudieron actuar libremente.

5) Finalmente, y para no agobiar al lector con pruebas y evidencias al alcance de todos, los resultados, en muchas de las casillas computadas no coinciden, ni cercanamente con la cantidad de gente que salió a votar. ¿Hubo embarazo de urnas y rasurado de votos de los partidos opositores? Lamentablemente, no hay medios suficientes para comprobarlo pues, como en toda elección fraudulenta, en Hidalgo “se cayó el sistema” y, hasta el día de hoy, los resultados en muchos municipios no son claros. Y en medio de todo esto, ¿tiene lógica pensar que el gobernador de Hidalgo “derrotó” en toda la línea a AMLO? ¿Ya no está a su servicio? ¿El todopoderoso Presidente mordió el polvo en Hidalgo? Es demasiado ingenuo creerlo así.

La tragedia no consiste únicamente en que en Hidalgo se sostenga el poder caciquil de un grupo político que durante décadas ha vivido del poder. Tampoco hay sustento para echar las campanas a vuelo porque Hidalgo y Coahuila sean el preludio de la caída de Morena. En Hidalgo, los Gobiernos Federal y estatal trabajaron de consuno; el triunfo es del Estado, del mismo que ha hecho de la democracia una farsa. Perdió el pueblo, los millones de mexicanos que todavía son inconscientes de su fuerza fueron víctimas de la perfidia del poder.

Las elecciones de 2021 deben hallarnos prevenidos: el enemigo no es solo Morena, sino los intereses de clase que representa; por eso echará mano de toda la artillería policiaca y económica para aferrarse al poder. Es urgente reforzar la labor de concientización de las masas en estos momentos críticos para el destino del país; solo educando al pueblo y haciéndolo consciente de su fuerza organizada podremos vencer al arrogante y soberbio Leviatán; pero la historia ha demostrado que puede ser derrotado con la unidad y la lucha popular.


Escrito por Abentofail Pérez Orona

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Cada vez resultan más desagradables las preguntas oficiosas.

Son pocas personas, muy pocas, las que rebasan a los antorchistas en la cantidad y calidad de los ataques brutales que ha descargado sobre ellos AMLO. Los quiso exterminar y desaparecer hasta de la historia del país.

Gracias al gobierno de AMLO, las televisoras comerciales se convertirán en protagonistas de la educación pública del país, oportunidad que les otorga una etiqueta de “siervos de la nación”.

Los negocios de Antorcha tienen registro, pagan impuestos y han cubierto todos los requisitos y salido bien librados de las auditorías que se les han hecho.

Los responsables de las dependencias deberán explicar si informaron o no a tiempo al Ejecutivo Federal, sobre la peligrosidad del Huracán Otis, y por qué no se alertó a la población.

En una encuesta realizada por el Periódico Reforma, el 44 por ciento de los entrevistados desaprobó la forma en la que el presidente Andrés Manuel López Obrador está manejando la situación del coronavirus.

El dictamen fue aprobado por la Cámara de Diputados el pasado 8 de octubre. La iniciativa fue aprobada por la Comisión de Estudios Legislativos Segunda del Senado el martes.

Se aplicará a las categorías de servicios educativos de las misiones culturales, así como a las del personal docente de educación básica de tiempo completo.

Esa gente confió en Morena y en el gobierno morenista del país y de Puebla para remediar su situación, pero hoy solo recibe represión, persecución y cancelación de oportunidades.

Locke lo dice así, en su ensayo sobre el gobierno civil: “Donde termina la ley, comienza la tiranía, si la ley es violada para daño de otro".

Según los datos recopilados por el secretariado, de mayo a septiembre de este año, fueron los más violentos

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil ha ido actualizando las listas de las personas afectadas por el trágico suceso en la Línea 12 del Metro.

"Su hija jamás mencionó el tema del lugar, el día, el horario", fue el argumento del juez con el que se absolvió al agresor sexual de una menor de 4 años, hecho que se da poco antes del Día Internacional de la Mujer.

"Declaramos formalmente desde Palacio Nacional el fin de la política neoliberal, aparejada esa política con su política económica", dijo López Obrador desde Palacio Nacional.

El organismo prevé que este año cierre como el más violento desde que el Ejército Mexicano salió a las calles para combatir a los grupos del crimen organizado.