Cargando, por favor espere...

Sinceridad empresarial
Los mayores estragos de la pandemia por el Covid-19 se registran en la clase baja, donde este virus letal se combina con enfermedades relacionadas a la pobreza.
Cargando...

Los especímenes de la clase burguesa suelen justificar la desigualdad social imperante con la holgazanería y el conformismo de las personas. Estos argumentos son impuestos a través de instituciones ad hoc y los poderosos medios de comunicación; los de abajo llegan a creerlos, se esfuerzan por ser más productivos, tratan de imitar los estilos de la vida burguesa y sueñan que, con suerte, también podrá ser ricos. Pero mientras esos mexicanos se entregan a estos ensueños, el número de pobres y la profundidad de la pobreza se incrementa, las familias de la más “alta alcurnia” del país se dedican a concentrar la mayor parte de la riqueza nacional.

Los mayores estragos de la pandemia por el Covid-19 se registran en la clase baja, donde este virus letal se combina con enfermedades relacionadas a la pobreza, porque éstas reducen las oportunidades de salir con vida. La pandemia también está enseñando a la gente que la clase en el gobierno es insensible a la tragedia nacional y que tal como la senadora Lili Téllez le advirtió al “virrey de las camas vacías y de los muertos en casa”, se busca la inmunidad de rebaño a través del contagio de las personas sin considerar que esta actitud anti-ética y perversa puede causar un mayor número de muertos, como lo ha referido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero volvamos al tema que hoy nos ocupa. Lo dicho recientemente por don Ricardo Salinas Pliego ha causado revuelo. Si hay algo peor en un burgués conservador, es que teorice y que, como en el caso del dueño de Elektra y TV Azteca, se atreva a la sinceridad y, además, reúna la condición de  explotador y depredador extremo de la clase trabajadora. En una conferencia, este señor hizo tres afirmaciones por demás cínicas. En la primera declaró que la desigualdad es algo natural y que, por tanto, no debemos tenerle miedo. Para un señor que nació rico, que amplió su riqueza pagando a sus trabajadores los salarios bajos del país y que sangra a los mexicanos pobres con sus “abonos chiquititos” es fácil difundir esto. Hizo la segunda aseveración cuando se inició la pandemia y, pese a que sus negocios no son esenciales, los mantuvo abiertos con la tolerancia del gobierno y con los argumentos de que se exageraba la letalidad del virus, aunque varios de sus trabajadores se contagiaron, algunos murieron y él mismo adquirió el Covid-19; también señaló que el confinamiento es mucho más dañino a causa de la crisis económica y que, al final, todos nos vamos a contagiar, aunque no explicó que él dispone de una fortuna estratosférica para atenderse y la mayor parte de la población mexicana no.

La tercera afirmación está en un ensayo titulado “las pensiones no son gratis”, en el que recomendó a los trabajadores que sean ellos quienes directamente vean su futuro en la vejez y deslindó de esta previsión a los empresarios; es decir don Ricardo, en uso de su gran capacidad para teorizar, reconoció que a muchos patrones, como él, les tiene sin cuidado lo que sucede a los trabajadores, que sus productos y servicios causen daños a la salud humana y al medio ambiente; que los salarios que pagan a sus empleados son de “hambre”; que les importa muy poco la generación de empleos y que pueden despedir, sin ningún rubor, a éstos tecnificando sus sistemas de producción porque, de lo que se trata es de minimizar costos e incrementar sus cuantiosas ganancias. Es de agradecer, por supuesto, que este honesto empresario haya olvidado las formas y hablado con la cruel y cruda realidad existente en las relaciones obrero-patronales.

Lo extraño, en la emisión pública de esta teoría económica de don Ricardo, fue que el gobierno autodenominado de izquierda, y que afirma priorizar en los pobres, al menos en el discurso, haya callado vergonzosamente y que, teniendo a su servicio toda una jauría de plumíferos, no lo haya amonestado ni con el pétalo de una rosa ¿Será que la “Cuarta transformación”, en los hechos, está alineada en la derecha con los grandes privilegiados de México?


Escrito por Capitán Nemo

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Hasta el momento, la pandemia de covid-19 se ha cobrado la vida de al menos 13 mil 169 personas en España y más de 135 mil 032 contagiados.

El joven fue interceptado por cuatro hombres armados que lo sacaron de su vivienda y le dispararon varias veces.  

La denuncia que hizo Emilio Lozoya el pasado 11 de agosto, involucra a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón y Enrique Peña, así como a exsenadores panistas.

Damnificados Unidos de la Ciudad de México anunciaron que marcharán a un año del sismo, junto con los padres de los 43 normalista de Ayotzinapa desparecidos en Iguala y con integrantes del Comité 68.

Sismo generó pánico entre los habitantes que salieron corriendo a las calles.

México figura entre los primeros 10 países del mundo con mayor riesgo de desastres naturales, por la sucesión recurrente de tormentas tropicales, inundaciones, terremotos e incluso erupciones volcánicas.

Es necesaria la intervención de la administración estatal a cargo de Pavlovich para mitigar las consecuencias terribles de la falta de vivienda.

La decisión ya está tomada. En el gobierno de “Primero los pobres” pesa más el interés de las empresas extranjeras, de los socios del T-MEC, que la salud de millones de mexicanos.

“Aquí morimos de sed”, es la frase común entre los habitantes de comunidades y municipios de la Sierra Gorda, región que contiene los municipios del desierto y semidesierto queretanos y donde la escasez del agua representa un suplicio de todos los días.

El continente africano se enfrenta, subrayó Munang, a un aumento de entre el 3 por ciento y el 10 por ciento de las zonas áridas e hiperáridas en las próximas dos décadas.

El Movimiento Antorchista logró colectar 210 toneladas de víveres, mismos que están siendo entregados a los afectados.

Erick Antonio Ochoa, Director de Salud Justa Mx, consideró que la primera muerte en nuestro país debería encender las luces de alarma de todas las autoridades sanitarias

Si las cabinas partieran una a una, se requerirían 6.6 cabinas cada minuto, o un tren de 33.3 cabinas cada 5 minutos, lo cual técnicamente resulta complicado

Estas reformas no han resultado siempre benéficas para toda la sociedad o para la clase social mayoritaria; pero siempre van acompañadas de una larga explicación por parte de sus promotores.

El brote de coronavirus puede aminorar con un enfoque coordinado e integral de los gobiernos.