Cargando, por favor espere...

Fulano, Zutano, Mengano, según J. G. Frazer
En español, tres famosos seudónimos proceden de tres lenguas vigentes en la Península Ibérica durante distintas épocas: el latín, el árabe y el castellano (hoy predominante): Fulano deviene de la palabra árabe fulan, que equivale a “persona cualquiera”...
Cargando...

En La rama dorada, uno de los estudios de antropología más relevadores de la historia de la humanidad, el investigador James George Frazer (Glasgow, Escocia, 1954— Cambridge, Inglaterra, 1941), afirma que el uso de seudónimos genéricos para sustituir u ocultar los nombres verdaderos de las personas –como es el de caso de Fulano, Zutano, Merengano, Perengano– se produjo por el temor de la gente a que el conocimiento de aquéllos peligrara debido a alguna manipulación mágica o hechicera. 

Esa práctica, aún vigente en muchas culturas y pueblos del mundo –independientemente de su grado civilizatorio, económico y político– se apoya en la creencia de que la simple evocación de un nombre basta para afectar física o mentalmente a su emisor, ya que en él están depositadas las facultades humanas. Por ello, en gran parte de los pueblos antiguos, la gente usaba dos nombres: uno de uso público y otro secreto; éste era corto y el primero largo. El tabú era válido para los dioses, reyes, o para señores feudales, esclavos y siervos.

Uno de diversos ejemplos que el antropólogo británico incluye en La rama dorada –colección integrada con 12 volúmenes en los que se reseña la historia de centenares de religiones de los cinco continentes– es el destronamiento de Ra como rey de los dioses en el antiguo Egipto a manos de una audaz hechicera llamada Isis, quien le robó su nombre secreto y con éste le arrebató el poder máximo.

Esto ocurrió cuando Ra (la representación del Sol) paseaba junto a otros dioses, y sintió la necesidad de escupir. Isis recogió la saliva, la envolvió y ocultó con arena para convertirla después en una serpiente que mordió al poderoso Ra, quien se volvió un viejito débil, tembleque y suplicante. Una vez en esta situación, Isis apareció frente a él y se ofreció a curarlo a cambio de que le dijera su nombre secreto, el cual era precisamente Ra, ya que hasta entonces utilizaba dos en público: Khepera, el Sol en las mañanas y Tum, el Sol de las tardes. Ra es el nombre del sol a mediodía, el de mayor esplendor y fuerza. Fue así como Isis se convirtió en la reina de los dioses egipcios.

En español, tres famosos seudónimos proceden de tres lenguas vigentes en la Península Ibérica durante distintas épocas: el latín, el árabe y el castellano (hoy predominante): Fulano deviene de la palabra árabe fulan, que equivale a “persona cualquiera”; Mengano también del árabe megan (“quien sea”); zutano del latín scitanus (“sabido”) y Perengano de la asimilación de Mengano con el apellido Pérez, que tiene amplia ascendencia en castellano. En el inglés británico, los equivalentes de Fulano, Mengano y Zutano son apócopes de nombres propios muy comunes como Dick (Ricardo) o Joe (Joseph), Tom (Thomas) y Jerry (Jeremías).


Escrito por Ángel Trejo Raygadas

Periodista cultural


Notas relacionadas

Publicado en Zona Prohibida (1972), "Edú y la muerte" es un verdadero canto al gozo de vivir a pesar del final seguro y no puede sino arrancarnos una sonrisa por la ingenuidad del desenlace.

Debemos conservar piadosamente los pocos restos escapados del naufragio de nuestra literatura antigua, y más cuando se hallan tan próximos a desaparecer.

El Siglo XVII fue el gran viraje en la exploración humana: varios reinos se adueñaron de los océanos Atlántico y Pacífico y Oceanía (Australia y Nueva Zelanda) y de buena parte de las regiones de India y China...

Las convicciones políticas del poeta atravesaron con firmeza su vida sin mancharse en las cloacas del arrepentimiento lastimero donde chapotearon a placer tantos otros artistas latinoamericanos.

Luego de la victoria porteña, compuso el poema titulado El triunfo argentino.

Desde su exilio en México, León Felipe prologaba así el poemario "Belleza cruel", de Ángela Figuera, reconociendo la valentía, el coraje y la esperanza de los poetas españoles de la posguerra.

Basada en el atentado a las torres gemelas en 2001, la cinta aborda el problema de las indemnizaciones que debieron pagar las compañías aéreas a los familiares de los fallecidos.

Hasta el momento han egresado de ese plantel 45 generaciones de estudiantes.

Emilia Ortiz es solo un caso más de las artistas mexicanas desconocidas por su condición de mujer; pero su marginación también se debió a su obstinación en reproducir la vida de su pueblo natal en los grandes oleos de la historia del arte.

S.O.S Ecuador forma parte de su poemario "El rostro de los días" y es un desgarrador grito de auxilio de un pueblo vejado, expoliado y sangrante; una denuncia de las graves injusticias sufridas en el campo y la ciudad.

“…es una historia sobre usted y sobre mí, pues es una historia que habla sobre el dinero… sobre la vida secreta del dinero…”.

Anabel Gutiérrez, actriz del llamado cine de oro mexicano, murió este domingo a los 89 años de edad, informaron sus familiares a través de Twitter.

Las religiones provocan división y luchas: Igmar Igmarsson

En este artículo se explica por qué sostener que el arte es un reflejo de la sociedad, así a secas, distorsiona y mutila el papel de la actividad artística y de los artistas.

La cinta es un alegato antifascista y antisupremacista. Sin embargo, falta a la verdad cuando presenta a EE. UU. como la nación que liberó a los países europeos y aplastó al nazismo.

Edición impresa

Editorial

El poder y el triunfo


Lo más preocupante es que ahora será mucho más fácil para la Presidenta lograr la aprobación de las propuestas de modificación a la Constitución.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1137