Cargando, por favor espere...

Comienza un nuevo ciclo
Muchas cosas en común tuvieron los pueblos de la antigüedad, entre ellas el afán de eternizarse en la memoria de las generaciones futuras.
Cargando...

Los testimonios más antiguos de las grandes civilizaciones que dieron paso a la vida que conocemos son de varios tipos: inscripciones, misteriosas al principio, y que poco a poco han sido develadas; edificios de grandes dimensiones, enormes o diminutos objetos de piedra, metal o barro, rollos de papiro, cuero, papel o madera, vestigios orales de otro tiempo fijados al fin en una lengua moderna y luego las manifestaciones artísticas y la filosofía de nuestros ancestros. Muchas cosas en común tuvieron los pueblos de la antigüedad, entre ellas el afán de eternizarse en la memoria de las generaciones futuras, de ser recordados más allá de la muerte.

Las sociedades más avanzadas, aquellas en que el conocimiento de las leyes de la naturaleza y la observación de los fenómenos cíclicos alcanzó un grado más elevado, crearon sistemas para calcular el cambio de las estaciones, la llegada de la lluvia, el frío, o el retorno de los días soleados, hasta llegar a nuestro moderno calendario y a ese artefacto del que nos hemos vuelto esclavos: el reloj.

Ahora que termina otro año es muy difícil resistirse a esa arraigada costumbre de evaluar lo sucedido y planificar el siguiente ciclo, haciendo votos por que los proyectos individuales y colectivos se materialicen. Por eso, ahora que estrenaremos calendario, transcribimos el siguiente fragmento del Popol Vuh, o Libro del Consejo, en el que nuestros antepasados mayas saludan a las fuerzas cósmicas de la naturaleza en que creían, les agradecen por el cumplimiento del ciclo natural y expresan el anhelo de las tribus de vivir en paz y prosperidad. Si tribus somos también ahora, si el bienestar individual depende del colectivo, vayan desde aquí nuestra satisfacción por la jornada que termina y nuestros mejores deseos para que nuestras vidas mejoren en el año que está por comenzar.

 

CANTO DE LOS CONSTRUCTORES (*)

¡Salud, oh Constructores, oh Formadores!

Vosotros véis.

Vosotros escucháis. ¡Vosotros! No nos abandonéis, no nos dejéis,

¡oh dioses!, en el cielo, sobre la tierra,

Espíritu del Cielo, Espíritu de la Tierra.

Dadnos nuestra descendencia, nuestra posteridad,

mientras haya días, mientras haya albas.

Que la germinación se haga.

Que el alba se haga.

Que numerosos sean los verdes caminos,

las verdes sendas que vosotros nos dais.

Que tranquilas, muy tranquilas, estén las tribus.

Que perfectas, muy perfectas, sean las tribus.

¡Que perfecta sea la vida, la existencia que nos dais!

¡Oh, Maestro Gigante, Huella del Relámpago, Esplendor del Relámpago!

Huella del Muy Sabio, Esplendor del Muy Sabio,

Gavilán,

Maestros-Magos,

Dominadores,

Poderosos del Cielo,

Procreadores,

Engendradores,

Antiguo Secreto,

Antigua Ocultadora,

Abuela del Día, Abuela del Alba…

¡Que la germinación se haga! ¡Que el alba se haga!

¡Que numerosos sean los verdes caminos,

las verdes sendas que vosotros nos dais!

¡Que tranquilas, muy tranquilas, estén las tribus!

¡Que perfectas, muy perfectas, sean las tribus!

¡Que perfecta sea la vida, la existencia que nos dais!

*Tomado de El Popol Vuh, Traducción de Miguel Ángel Asturias y J. M. González de

Mendoza, de la versión francesa del profesor Georges Raynaud, director de estudios sobre

las religiones de la América Precolombina, en la Escuela de Altos Estudios de París).


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Su poesía, en contraste con el realismo y el modernismo de 1950, expresa la belleza eterna y delicada de la naturaleza y la dignidad escondida en la vida corriente de la gente humilde por medio de la lírica tradicional coreana.

La cinta trata la vida de María Antonieta, la reina de Francia en el periodo más turbulento de la Revolución Francesa; fue filmada en los aposentos de los reyes de Francia del Palacio de Versalles.

El título hace alusión al hombre, el único de 193 monos que carece de pelo en gran parte de su cuerpo y que no conserva rabo o cola, igual que chimpancés, gorilas y orangutanes.

El sijo es una forma poética tradicional originaria de Corea que se caracteriza por su enfoque en la expresión emocional y la captura de momentos fugaces.

Sus metáforas nos remiten al movimiento, cada aspecto de la naturaleza está en constante cambio y la velocidad es su signo distintivo.

El mundialmente conocido Coro Turetsky llega al Oriente mexiquense para brindar un concierto gratuito a miles de mexicanos, el cual se llevará a cabo el próximo miércoles 19 de julio a las 19 horas.

En 1610 nació la primera república afromexicana, San Lorenzo de los Negros, gracias a la habilidad miliciana y política de Yanga y al afecto que el virrey Velasco sentía por la Nueva España, a la que consideraba su segunda patria.

Un retrato cruel y descarnado de la deshumanización de la sociedad europea, esto es lo que yo recojo de la cinta "Cuando los ángeles duermen" (2018), del realizador español Gonzalo Bendala. Un accidente sería el inicio de una aterradora historia.

En "Poema para otro aniversario", hace un vertiginoso recorrido por los momentos más importantes de su vida y refrenda sus ideales, los mismos que lo llevaran, en varias ocasiones, a la prisión y al exilio.

El 30 de septiembre de 2018, en un hogar para ancianos de Guatemala fallecía, a los 90 años y olvidado por todos, el Poeta de la Patria, Julio Fausto Aguilera.

La cinta se centra en la vida del policía Greg, de la DGSI del gobierno francés; es comisionado por sus jefes para infiltrarse en un movimiento ecologista que se opone a la destrucción de un bosque, dado que el gobierno pretende construir una presa.

La empresa Bleta Blu buscará apoyar a los productores con sus cultivos y frutas de la propia región de la Mixteca para darle plusvalía al trabajo del campesino y sean autosustentables.

Las convicciones políticas del poeta atravesaron con firmeza su vida sin mancharse en las cloacas del arrepentimiento lastimero donde chapotearon a placer tantos otros artistas latinoamericanos.

La primera recomendación y la más importante es verificar la URL del sitio web en la que se hará la compra.

La sociedad capitalista cosifica a la humanidad; es decir, los hombres en esta sociedad