Cargando, por favor espere...

China gana la guerra de la 5G
China le ganó la guerra de la 5G a EE.UU., y ha exhibido de nueva cuenta que el modelo económico capitalista gringo está rebasado en más de un sentido.
Cargando...

En el mundo hay una guerra en distintos frentes. Estados Unidos se pelea el control del mundo con las potencias emergentes del bloque BRICS. Todos los conflictos que padecemos en el globo son resultado de la pugna por la conformación del nuevo orden multipolar. China hoy tiene la delantera en una batalla determinante para el futuro, la del internet de quinta generación o 5G.

Antes, respondamos la pregunta medular, ¿qué es el 5G? El término Internet de Quinta Generación, alude al escalón en que se encuentra el desarrollo de la red global, previamente ya recorrimos cuatro generaciones de tecnología, lo que podríamos resumir con la historia de los teléfonos celulares: la 1G era un vínculo de los teléfonos análogos, los ladrillos que sólo nos permitían llamadas; la 2G nos dio acceso a enviar también mensajes de texto; la 3G nos permitió enviar fotos, abrir páginas de internet y videos breves en las redes; la 4G (aún nos encontramos en éste) nos permite realizar videollamadas, y subir y descargar videos de alta definición.

En México y gran parte de los países latinoamericanos, la transición de 3G a 4G ha sido lentísima, tanto que en varios estados aún pueden leerse las siglas LTE a un lado del icono de señal telefónica. LTE son las siglas de Long Term Evolution o Evolución a Largo Plazo, o sea que nuestras compañías telefónicas apenas están haciendo la lucha por darnos una tecnología que en EE.UU. está en marcha desde hace más de 10 años.

El Internet es un tema que la mayoría de la población conoce muy poco. Atribuimos erróneamente que el internet tiene sólo un uso recreativo, sin embargo, tiene implicaciones sociales más importantes, como el informativo, académico y laboral. Los países latinoamericanos estamos totalmente sometidos a una dependencia de la tecnología que ya pasó por EE.UU. No contamos con industria ni posibilidades de desarrollar tecnología propia y el hecho de no contar con una herramienta digna tan necesaria como lo es el internet, agudiza las carencias y condena a millones de personas a la falta de acceso a herramientas para mejorar su calidad de vida.

Es complicado entenderlo cuando estamos acostumbrados a ver sólo una cara de la red y desde el lado del consumo, siendo que el desarrollo del ciber-espacio debería ser también una prioridad de los países, por el contrario, someterse a la red y tecnología de otras naciones, nos convierte en simples ciber-colonias.

Hoy, China, un país gobernado por el Partido Comunista, ha alcanzado niveles de desarrollo económicos y tecnológicos asombrosos que la alejan por mucho de ser una manipulable colonia que engorda las carteras de un solo país. A continuación algunos datos:

Según estadísticas de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (WIPO, por sus siglas en inglés) hasta septiembre de 2022, 46.6% de las solicitudes mundiales de patentes provenían de China y muy por debajo le seguían EE.UU. (17.4%) y Japón (8.5%). Las patentes de las empresas chinas se concentraron en tres rubros: tecnología computacional, comunicación digital y la maquinaria eléctrica, aparatos y energía.

El gigante asiático lidera la lista de patentes concedidas sobre tecnología 5G con 21% del total a nivel mundial y cinco de sus empresas concentran el desarrollo de esta tecnología móvil, según datos de IPlytics. EE.UU. en cambio, únicamente tiene una empresa desarrolladora que cuenta con 12.9% de las patentes de tecnología 5G en el mundo; apenas dos empresas europeas (nórdicas) se cuelan en esa lista de las 8 líderes. César Funes, vicepresidente de Relaciones Institucionales de Huawei Latinoamérica, asegura, por su parte, que la 5G es más que un tema de dominio tecnológico: es la nueva “máquina de vapor” en la cuarta revolución industrial.

Poco hemos hablado de lo que está implicando la 5G, tecnología prácticamente fuera de nuestro radar que involucra al internet en muchas áreas de la vida diaria, como la alimentación, tareas domésticas, recreativas, educativas, etc.; la arquitectura, ingeniería y la economía estarían totalmente inmersas, sin embargo, nuestros países aún están muy lejos de entrar en esta conversación, al tiempo que los chinos no cesan de trabajar en ello.

Bian Yannan, subdirector de Planificación y Construcción de China Mobile, asegura que la cobertura de la conexión 5G en China llegará al 90% del territorio al finalizar este año con la instalación de 360 mil nuevas bases. Hasta abril del corriente la empresa contaba con más de 1.7 millones de radio-bases de 5G, un equivalente al 85% de cobertura, un logro en apenas cuatro años.

Los tres gigantes chinos de las telecomunicaciones (China Mobile, China Telecom y China Unicom) contaban, en conjunto, con un total de 754 millones de usuarios de telefonía móvil 5G, hasta octubre pasado. Según John Hoffman, director ejecutivo de GSMA Ltd., una asociación internacional de operadores móviles, para 2025, China alcanzará los mil millones de usuarios de 5G. 

Sólo para dar una idea de la magnitud de esta tecnología, hace unos días el diario hongkonés South China Morning Post, señaló que China inauguró la red de internet más rápida del mundo, capaz de transmitir datos a una velocidad de 1.2 terabytes (TB) por segundo. Para darnos una idea, eso significa que los chinos pueden descargar más de 100 películas de Netflix en alta definición en apenas un segundo, algo difícil de creer.

El ministro chino de Industria y Tecnología de la Información, Jin Zhuanglong, afirmó que su país ya está avanzando en la investigación y desarrollo de redes de sexta generación (6G). También subrayó con ello los esfuerzos de China para impulsar los sectores emergentes en materia de telecomunicaciones y mejorar toda la cadena industrial vinculada a las áreas de comunicaciones por redes celular y óptica.

No hay que perder de vista algo, en esencia, importante: los chinos están gobernados por un partido que planifica su economía y se ha exigido estar a la vanguardia en tecnología sin descuidar a su población. En China prácticamente no hay pobres, lo que beneficia a los proveedores de servicios, que saben que los chinos pueden pagar por recibir sus productos. EE.UU. y el modelo económico que ha impuesto en los países donde tiene injerencia ha desarrollado, por el contrario, una economía concentrada que los condena a que nadie pueda pagar nuevos servicios. Un ejemplo es Apple; la innovación en sus productos es nula y las ventas ha caído brutalmente como consecuencia de ser carísimos para la mayoría.

China le ganó la guerra de la 5G a EE.UU., y ha exhibido de nueva cuenta que el modelo económico capitalista gringo está rebasado en más de un sentido. Los mexicanos debemos ver a China más allá de la leyenda negra que nos tratan de vender, ver en su eje de desarrollo algunos aprendizajes que nos serían útiles y asimilarlos como aliados necesarios para superar los grandes problemas de nuestra nación. No debemos resignarnos a ser sólo una colonia gringa, ni en la vida real ni en el ciber espacio.


Escrito por Oscar Manuel Pérez

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Los antorchistas trabajamos muy en serio para que el arte regrese al seno del pueblo trabajador, para que, como la inolvidable fiesta popular en Santa Clara del Cobre, la música popular, delicada, poética y educativa por conmovedora, sea conocida e interpretada por el pueblo.

Hoy muchas de las prácticas de explotación feudal sobreviven y están provocando la migración laboral, ¿cómo explicar que las personas salgan de su patria? ¿Por qué no se permite el libre flujo de las personas y sí el de las mercancías?

El portavoz compartió en Twitter una caricatura para ilustrar cómo los países occidentales han estado tratando a América Latina y África.

Una de las claves del impresionante desarrollo de China es la generación de tecnología propia, donde entra la inteligencia artificial. Aquí destaca Baidu, compañía que lidera los servicios de Internet a nivel mundial.

Se trata de una prueba fácil de usar y transparentes, destacó la oficina de Ciencia y Tecnología de la ciudad de Wuxi.

Su historia, -del Partido Comunista Chino-, desde Mao hasta Xi, encierra grandes lecciones para los partidos revolucionarios del mundo.

Por ahora Rusia y China pueden observar cómodamente desde lejos cómo se desarrolla una coyuntura climática en la política mundial, elevando gradualmente el ritmo del desgaste hasta convertirlo en un círculo de fuego.

AMLO se irá de Palacio Nacional, sin comprender que su “popularidad” se debió a las entregas monetarias en efectivo con las que brindó estabilidad política a la oligarquía comercial, industrial y financiera de México.

El informe precisó que la mayoría de países de América Latina prefirieron buscar ayuda con China  y Rusia, y no en su vecino del norte.

El próximo 13 de enero se realizarán elecciones en la Isla de Taiwán, donde se elegirá a un nuevo responsable para el periodo de 2024-2028.

“El éxito significativo del socialismo con peculiaridades, en China, demuestra que el socialismo no colapsó y no colapsará. Por el contrario, ha prosperado con vigor y vitalidad”, dijo Xi Jinping.

El deporte no escapa a la política neoliberal, y es la razón por la que el Gobierno Federal destina sólo el 0.056% el presupuesto público a la actividad deportiva, a pesar de ser un derecho de todos los mexicanos establecido en el Artículo 4º de la Constitución General de la República.

La inescrupulosa venta de ilusiones sobre un sistema de salud igual al de Dinamarca ha quedado desmentida con creces por la triste realidad. En la práctica, la salud de los mexicanos de más bajos ingresos está abandonada. Veamos.

Las pandemias no son algo reciente en la historia de la humanidad; por el contrario, han acompañado a los seres humanos a lo largo de su existencia como especie.

China entregó más de 14 mil 56 cajas de alimento terapéutico listo para usar al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) con el fin de ayudar a combatir la desnutrición infantil en Sudán del Sur.

Edición impresa

Editorial

Una “democrática” reforma judicial


La reforma judicial beneficiará en 2025 al partido en el poder, a Morena, al Poder Ejecutivo encabezado por Claudia Sheinbaum.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1142