Cargando, por favor espere...

Sobre la trampa del ingreso de Simón Levy
He leído con atención la opinión del columnista de El Financiero, Simón Levy, en un texto que tituló "La trampa del ingreso"; coincido en general con sus planteamientos, pero difiero en algunas cuestiones de fondo.
Cargando...

He leído con atención la opinión del columnista del periódico El Financiero y líder empresarial Simón Levy en un texto que tituló La trampa del ingreso; coincido en general con sus planteamientos, pero difiero en algunas cuestiones de fondo. Está en lo correcto cuando refiere que, durante años, cuando los trabajadores fueron jóvenes, “dieron su vida a sus empresas; sus mejores años a sus empleos. Nunca pudieron ganar un salario remunerador. La desigualdad se hizo enorme. Hoy, la burbuja está a punto de explotar y el mercado ya no genera oportunidades”. Sí, diversos organismos internacionales como Comité de Oxford de Ayuda contra el Hambre (OXFAM, en inglés) han denunciado que la brecha de la desigualdad es cada vez más grande. El mundo ya era desigual, pero la pandemia aumentó la anarquía y el descontento en todas partes. México no es la excepción, la riqueza nacional se concentra en pocas manos. Es curioso escuchar a empresarios amigos del Presidente, como Carlos Slim Helú y Ricardo Salinas Pliego, quienes atribuyen su riqueza a su espíritu emprendedor y habilidad para los negocios, pero ven a la desigualdad como el estado natural de las cosas, actitud en la que les falta la honestidad de Levy cuando reconoce que los trabajadores “nunca pudieron ganar un salario remunerador”.

En México, las grandes empresas trasnacionales se sienten cobijadas porque los salarios que pagan son miserables y las jornadas de trabajo extenuantes. Los trabajadores no tienen hacia donde hacerse y deben aceptar sin chistar las condiciones que les imponen, ya que detrás de ellos hay millones de desempleados que están en espera de una oportunidad de trabajo, que aceptan por un ingreso miserable y los encadena a la pobreza. Pero, tal como Levy reconoce, la clase empresarial debería estar preocupada porque efectivamente existen indicios de que la economía se encuentra en una burbuja a punto de explotar; por cuestiones de supervivencia clasista, los empresarios deberían mejorar de inmediato el nivel de vida de sus empleados.

Sigue el columnista: “Entonces por varias razones, el Estado compite con el empresario para ver quién entrega más, cuando tendrían que colaborar. Lo peligroso de esta trampa es el modo artificial en que se mantiene una economía que genera consumo, pero que no crea productividad y por ende crecimiento económico”. No, señor Levy, aquí no hay una competencia entre el Estado y el empresario por ver quién entrega más, sino todo lo contrario: es por ver quién entrega menos. Aun cuando el Presidente vocifera a diestra y siniestra que hoy como nunca los apoyos económicos que su gobierno entrega a través de los programas asistencialistas benefician a los hogares más pobres, en realidad éstos reciben casi los mismos beneficios sociales que los más ricos, según el análisis de una Encuesta de Ingreso y Gasto de los Hogares realizada en 2020 por el Instituto de Estudios sobre Desigualdad (Indesig).

En ese año, los programas sociales beneficiaban al 35 por ciento de los hogares más pobres, pero en 2016 llegaban al 61 por ciento de las familias. Es decir, el Gobierno Federal hoy entrega menos recursos a los hogares vulnerables; y este hecho, sumado a la falta de una estrategia para el crecimiento económico, ha provocado que ahora haya cuatro millones de nuevos pobres. Además, el empresariado mexicano, y hay que destacar esto, finca sus grandes ganancias en el pago de salarios de hambre a los trabajadores; los impuestos que paga son laxos y la mayoría de ellos los evita. En síntesis: tanto empresarios como gobierno sostienen la política de que cuanto menos dinero des a los pobres, mejor.

Por último: es correcto el llamado que Levy hace a gobierno y empresarios a colaborar, pero esta colaboración debe resarcir el daño histórico que ambos han hecho a la clase trabajadora; y pueden hacerlo mejorando del aparato productivo nacional, debido a que éste ya no puede financiar una estructura económica en la que el 97 por ciento de los negocios son micro, pequeños y medianos, donde los propietarios carecen de los medios para mejorar la suerte de los trabajadores. Por otra parte, la clase trabajadora no puede seguir con la esperanza de que, el día menos pensado, caiga una migaja del plato de los ricos. Si algo enseña la historia, es que la misma clase trabajadores debe cambiar su suerte. ¡Y hoy qué falta nos hace que despierte su conciencia revolucionaria!


Escrito por Capitán Nemo

COLUMNISTA


Notas relacionadas

El maltrato y los golpes que estos latinoamericanos sufren en México, cuyas fotos han dado la vuelta al mundo, solo son equiparables con las imágenes de los haitianos que el gobierno estadounidense deporta desde Texas con el uso de la fuerza bruta.

Testimonios de familiares de personas no aparecidas eriza la piel de miedo e indignación; según cifras oficiales, las víctimas son más de 97 mil, aunque las extraoficiales reportan más de 200 mil desaparecidos.

Pobladores de los municipios Moris y Ocampo denunciaron que los residuos tóxicos que la mina de Carlos Slim soltó en el río Moris provocaron la muerte de múltiples especies animales.

“No hay ningún foco rojo que pueda poner en riesgo una votación pacífica en los seis estados el próximo 2 de junio”, afirmo Lorenzo Córdova

La realidad que estamos viviendo es consecuencia de errores, inacciones y corrupción, las cuales se han ido acumulando con el paso de los años, explicó el ex-director de la CONAGUA, José Luis Luege Tamargo.

Cualquier asesinato o agresión armada que podamos sufrir será, entonces, necesariamente, consecuencia de nuestra actividad social y política, y sus autores, necesariamente también, serán quienes nos miran como un peligroso competidor por el poder político

El plantón que instaló desde el día sábado el Frente Nacional AntiAMLO (Frena) se extendió de Avenida Juárez a Paseo de la Reforma, a la altura de la Torre del Caballito.

La Bolsa de Valores de Estados Unidos (EE. UU.) acumuló pérdidas del 20 por ciento en el último trimestre de 2018; y en los primeros días del año la inmensa empresa Apple sufrió una caída del 10 por ciento en el valor de sus acciones

La futura Administración de Estados Unidos está planeando establecer conversaciones con Venezuela, según Bloomberg,

El regreso a clases, sin que haya condiciones sanitarias necesarias para garantizar la salud de alumnos y maestros, expondrá a éstos y al país entero al grave riesgo de que se desencadene una cuarta ola de contagios y muertes.

De acuerdo con el canciller, el encuentro de este martes se llevó de manera amistosa y positiva, refiriéndose a dos temas de relevantes, el tratados.   

Rafflesia arnoldii, también conocida como la flor más grande del mundo, pero también apodada “la flor cadáver”, debido a que cuando la planta florece desprende un característico olor a carne en descomposición.

De cada 100 personas de 18 y más años lectoras de los materiales considerados por el Módulo de Lectura 2019, 42 leyeron al menos un libro.

Además de que sea oscuro, amargo y quita el sueño, el café ofrece un excelente ejemplo para ilustrar algunas propiedades termodinámicas de la materia.

El derecho a los servicios básicos, la salud, la educación y la vivienda debieran ser prioridad de gobiernos, pero no ha ocurrido y esto se queda en sueño para millones de familias.

Edición impresa

Editorial

La salud mexicana al término del sexenio


Dinamarca es el punto de comparación que eligió AMLO desde el principio para prometer una atención médica de primer mundo para todos los mexicanos.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1134