Cargando, por favor espere...

La publicidad como forma de gobernar
En cuatro años, en lugar de gobernar, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha dedicado más a mentir, atacar y a descalificar a sus opositores políticos, analistas y críticos de organizaciones sociales.
Cargando...

En cuatro años, en lugar de gobernar, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha dedicado más a mentir, atacar y a descalificar a sus opositores políticos, analistas y críticos de organizaciones sociales.

Hasta el 15 de noviembre, de acuerdo con datos del taller de comunicación política SPIN, que dirige Luis Estrada, AMLO había hecho 86 mil 917 declaraciones falsas, engañosas o carentes de comprobación para desinformar o desvirtuar a sus críticos; y hasta el pasado primero de diciembre había encabezado 1004 conferencias de prensa “mañaneras” desde que asumió la Presidencia de la República.

En mil 446 días, según el SPIN, el mandatario morenista usó recurrentemente más de media docena de calificativos insultantes contra quienes no piensan igual que él o que no están de acuerdo con lo que dice o hace.

Entre esos calificativos destacan el de “conservadores” que, hasta el 15 de noviembre, tenía tres mil 74 menciones; “neoliberales” dos mil 44; “corruptos” o “corruptazos”, 761 menciones; “hipócritas”, 193; “racistas”, 163; y “clasistas”, 113.

 

 

Lo anterior, evidencia que AMLO se dedica a impartir sus mañaneras y no a tomar decisiones que beneficien a los mexicanos. Para el analista político Salvador Cosío Gaona, el Presidente utiliza estas reuniones para difundir sus ocurrencias, plantear situaciones patéticas y para “invitar a cantantes o él mismo presentar canciones para mofarse o desviar la atención de temas cuando éstos le son adversos”.

Para él, importan más las apariciones ante la prensa que la información que el grupo Guacamaya Leaks sustrajo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en la que pudo constatarse que tales conferencias de prensa son el único evento rigurosamente preestablecido en la agenda presidencial; y que ocupa un tercio (dos horas) de sus jornadas de trabajo habituales.

Las actividades del mandatario se limitan a un máximo de seis horas al día. A las seis de la mañana encabeza una reunión con su gabinete de seguridad y a partir de las 7:00 inicia su “mañanera”, que termina después de las 9:00 horas. Posteriormente tiene otras reuniones privadas de las que no se informa.

La periodista Sandra Romandía mostró a la televisora MVS Noticias que “hay muchas revisiones médicas, pero aparte de eso no hay reuniones registradas; solo tiene registros oficiales entre las 6:00 y las 11:00 de la mañana. Esto es lo que revela, al menos en tres años de gobierno”.

El Presidente ha declarado que sus conferencias son “un diálogo circular con el pueblo”, pero los especialistas coinciden en que en realidad no son ruedas de prensa como las habituales, sino que operan como una herramienta personal para atacar a quienes no piensan como el Presidente y hacer propaganda en favor de su gobierno, sus colaboradores o su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

 

Propaganda televisiva

Esto es así, subrayó el director de SPIN en entrevista con buzos, porque el Presidente no dispone de logros de los cuales pueda presumir, ya que lo que él mismo “creía que podría estar diciendo a estas alturas de su gobierno, son claramente promesas incumplidas y en general ningún resultado”.

Desde el inicio de este Gobierno Federal, Estrada ha dado seguimiento a las conferencias matutinas de AMLO; y ha denunciado que éste rebasó el número de declaraciones imprecisas que hasta 2021 lideraba el expresidente de Estados Unidos (EE. UU.) Donald Trump.

 

Director de SPIN, Luis Estrada

 

“Lo que vimos desde el inicio en SPIN, por eso le damos el seguimiento, es que (el Presidente) evadía las preguntas, se tardaba mucho tiempo en hablar y no contestaba. Esa situación, la hemos demostrado en diferentes ocasiones, no se debía solo a falta de información, ni de transparencia, ni de rendición de cuentas, sino más bien pura propaganda”, puntualizó Estrada, quien detalló que el promedio diario de declaraciones falsas, engañosas e improbadas en cuatro años de gobierno, era de 94; y que una de las más escandalosamente falsas fue la emitida en la “mañanera” del 22 de noviembre, cuando aseguró que en ningún otro sexenio se ha informado con transparencia como en el suyo.

Además, ha mentido con respecto a su afirmación o compromiso de que su gobierno no contrataría publicidad con los grandes medios de comunicación masiva. Un informe de la organización Artículo 19, con el centro de análisis e investigación Fundar, reveló que más de la mitad de la publicidad oficial en los primeros tres años de gobierno fue concertada con 10 medios, entre los que destacan Televisa, TV Azteca y La Jornada.

“Entre los tres suman dos mil 552 millones de pesos (mdp), es decir el 29.52 por ciento del total general. Televisa ha recibido 933 millones; TV Azteca 848 millones y La Jornada 771 millones”, de acuerdo con el informe Gasto en publicidad oficial 2021, publicado en agosto pasado.

“Si bien, el gasto realizado por la actual administración es un monto considerablemente menor a la anterior, persisten las malas prácticas de asignación y distribución de la pauta. En 2021, el Gobierno Federal ejerció dos mil 459 mdp en publicidad oficial, de un total de tres mil 50 mdp que se aprobaron; es decir, dejaron de gastar el 19 por ciento de los recursos autorizados por el Congreso. Lo anterior no necesariamente es positivo, pues son recursos que se destinaron para comunicar cuestiones relevantes a la población, y que posiblemente, debido a la falta de una adecuada planeación, dejaron de ejercerse”, advierte el informe.

 

 

“Pese a la reducción del presupuesto, los datos confirman que las malas prácticas en la distribución de la publicidad oficial continúan en este sexenio. La falta de criterios en función de la idoneidad, la equidad y la transparencia en la asignación provocan que pocos medios se lleven la mitad del presupuesto establecido para publicidad oficial, además de una mala planeación en el ejercicio del gasto, como es el caso del gasto decembrino, que tanto en los gobiernos de (Felipe) Calderón como en el de (Enrique) Peña Nieto también sucedía”, explica el análisis.

El senador y exsecretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong aseveró que, desde Palacio Nacional, se promueve, a través de las “mañaneras”, una campaña político-electoral abierta y enorme en favor de Morena, sus candidatos y precandidatos, por lo que en esta área política “no hay equidad”, sostuvo.

El legislador añadió que el proyecto de reforma electoral de AMLO opera como una “cortina de humo” para distraer el debate sobre los grandes problemas que el Gobierno Federal debería atender, como la inseguridad pública, la violencia delictiva, la salud, el desabasto de medicamentos y, entre otros temas importantes, la educación pública.

AMLO únicamente expone los asuntos que le interesan, y durante semanas vuelve una y otra vez a hablar de ellos sin ocuparse de los demás. Lo que más le preocupa ahora es su proyecto de reforma electoral, que aborda casi a diario, sobre todo desde que, el pasado 13 de noviembre, más de 700 mil ciudadanos marcharon en apoyo al Instituto Nacional Electoral (INE).

 

LA MARCHA DEL PRESIDENTE

El Presidente convocó a una marcha masiva para el 27 de noviembre; en un primer momento había señalado que ésta sería para demostrar a los “conservadores” defensores del INE, que él también podía juntar más ciudadanos; aunque después afirmó que era para festejar los cuatro años del gobierno de la “Cuarta Transformación”.

Con respecto a esa marcha, Luis Estrada anticipó que sería organizada “por las buenas o por las malas”, es decir, por vía de la amenazas o por la vía de darles dinero: “como acostumbran los gobiernos en turno, acarreando gente; es difícil movilizar a la gente a participar en la política, puede ser a una marcha o a votar, la gente que está menos interesada y atraída naturalmente por la política, tiene que recibir algo a cambio para poder ser interesados o movilizados…

“Por lo regular, los votantes o los seguidores del Presidente no necesariamente están metidos en la política, al contrario, son los menos interesados, entonces los va a tener que movilizar o por la buenas o por las malas, amenazándolos o dándoles dinero. Ésa es la única gran diferencia que habrá entre la marcha del Presidente y la marcha que sucederá en unos días”, advirtió el especialista.

 

A esta manifestación, convocada por asociaciones civiles, el Presidente respondió, el 14 de noviembre, con descalificaciones: “lo del INE fue una excusa, una bandera; pero en el fondo, los que se manifestaron (…) fue a favor de los privilegios que ellos tenían antes del gobierno que represento, lo hicieron a favor de la corrupción, lo hicieron a favor del racismo, a favor del clasismo, de la discriminación, eso es el fondo”.

 

 

De acuerdo con los organizadores, la marcha y el mitin fueron para defender la democracia y la autonomía del INE, ya que el proyecto del Presidente para reformar la Constitución en materia electoral implicaría la desaparición de este órganismo ciudadano autónomo que se sustituiría por un “instituto nacional de elecciones y consultas”, que en palabras de los juristas especializados sería “un árbitro electoral a modo y reglas ventajosas para el partido en el poder”.

Entrevistada por buzos, la abogada Maribel Rodríguez puntualizó que “nada dice de cómo evitar la compra y coacción del voto con los programas sociales y apoyos gubernamentales, el uso de dinero ilícito y la injerencia del crimen en las campañas y los resultados, combatir la comisión de delitos electorales. Todos éstos, problemas urgentes de resolver”.

 

Desfase, lagunas mentales…

El pasado 15 de octubre, el analista Cosío Gaona, escribió que otro de los asuntos a los que el Presidente elude durante sus conferencias es el de su salud, pese a que legalmente debería informar a la población. Ya van mil 212 días sin que AMLO haya presentado sus análisis de salud, siendo que “cada día evidencia con mayor nitidez su mal estado de salud; las largas lagunas mentales, la confusión, la distracción, la furia con que reacciona, y sus miles de mentiras solo dejan al descubierto el gran deterioro que sufre, y surgen dudas en cuanto a si está en condiciones de gobernar” .

“Justo, los medios que le solicitan información al Presidente sobre lo que dice, el gobierno dice o que no existe la información o que está reservada; o sea, no hay forma de probar lo que dice el Presidente, por eso son afirmaciones que no se pueden probar (…) porque cuando se les pide información para sustentar lo que está diciendo el Presidente, no la hay, no hay nada que lo verifique, y cuando se le ha preguntado sobre ciertas cifras al Presidente, lo que ha hecho es decir que tiene otros datos”, señala Luis Estrada.

 

 

“Hay un desfase entre lo que dice el Presidente y la realidad, y cuando este desfase existe, entonces hay otra intención del Presidente de hablar de otros temas, y ese otro tema es tratar de contar anécdotas que el Presidente viene diciendo desde que era candidato, desde hace mucho tiempo y que además no hay forma de verificar”, añadió.

Pero los más graves desfases del Presidente son los que su ineficiencia provoca en la administración federal que, como se ha expuesto reiteradamente, no tiene resultados tangibles en la mayoría de los rubros, como lo denuncian los partidos políticos de oposición, los especialistas en economía y las organizaciones civiles.

Algunos titulares de prensa han sido tan concluyentes como éstos: El sexenio de AMLO se perfila a ser el más violento de la historia; los homicidios crecen 71 por ciento en el gobierno de AMLO. Sin embargo, ni el Presidente ni los miembros de su gabinete los atienden:

“En el caso del homicidio doloso, durante octubre se registró un leve repunte, sin embargo, en los primeros 20 días de noviembre tenemos una importante disminución (…) la comisión de dicho delito descendió 13.4 por ciento en los primeros 20 días de noviembre, lapso durante el cual suman 2 mil 395 víctimas”, difundió la Secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, durante una conferencia “mañanera” en Palacio Nacional.

Octubre fue declarado el segundo mes con más homicidios dolosos en lo que va de 2022, con dos mil 766; y el segundo mes más violento en lo que va del sexenio, solo por debajo de los tres mil 328 de octubre de 2020, según información del propio gobierno. En lo que va del actual gobierno, han sido asesinadas 139 mil 510 personas, cifra que sobrepasa a las de otros sexenios. En el mismo periodo del mandato de Enrique Peña Nieto fueron 67 mil 388 asesinatos dolosos; en el Felipe Calderón Hinojosa 45 mil 417 y en el de Vicente Fox, 43 mil 77.

“Exageran”, indicó AMLO cuando un periodista le preguntó su opinión sobre los reiterados sucesos de violencia que se registran en varios estados del norte del país. Además de evadir la realidad, acusó a sus opositores de levantar una “campaña de inestabilidad y desgobierno del país”; inclusive presumió que, en su administración, el número de delitos, en especial los homicidios dolosos, ha disminuido.

El analista político Jorge Arturo Estrada García, escribió un artículo publicado el pasado 16 de noviembre en El Periódico de Saltillo: “Vivimos en un país envuelto en la tragedia. Sin rumbo. En donde la violencia y los asesinatos se van apoderando de nuestras ciudades, los abrazos no funcionaron y las fosas clandestinas se multiplican.

 

 

“El Gobierno Federal ha destruido y desmantelado las pocas cosas que funcionaban. En busca de reconocimiento y dinero para ganar adeptos, destruyó el sistema de salud, escatima las vacunas, los hospitales están sin medicinas, sin equipo y ni siquiera hay citas para los enfermos. La inflación agobia a los hogares y el luto por los cientos de miles de muertos por la pandemia mal atendida, persiste”


Escrito por Citlali A. Ramírez M.

Periodista


Notas relacionadas

"Trump ha sido muy respetuoso con nosotros y hemos logrado muy buenos acuerdos. Con el candidato Biden lo mismo", dijo AMLO.

En México el mandatario nacional y todo su gabinete ya perdieron "credibilidad" y la "confianza" que en algún momento tuvieron.

El Presidente y su partido se organizan hoy para conseguir votos con la mira puesta en 2021. Por esa razón incrementaron los recursos destinados a los programas y obras insignia del gobierno morenista.

En los primeros nueve meses de 2023 hubo diversas quejas en el tema de cajeros automáticos, que no entregaron las cantidades solicitadas, lo que representó la cifra de 117.17 millones de pesos.

La Secretaría de Salud reportó que las muertes por la enfermedad en el país ascendieron a 250 mil 469 y los casos confirmados llegaron a 3 millones 152 mil 205.

Conforme avanza el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la estrategia de "abrazos, no balazos", ha fracasado, ya que, de acuerdo con el SESNSP, los asesinatos han aumentado de manera alarmante.

El diputado subrayó que los ‘Servidores de la Nación’ no cuentan con una figura legal de funciones debido a que no existe un marco actualizado.

Una postura más congruente con la actual situación de los indígenas en México debería traducirse en una mejora de sus condiciones socioeconómicas para que conserven dinámicamente sus raíces e identidades.

Los datos son fuertes y se sabe que el robo de gasolina es parte del crimen organizado en México, crimen que tiene sin duda una red bien establecida, es decir, no es una actividad aislada y donde no tengan que ver autoridades políticas.

El dictamen fue avalado desde el lunes 15 de abril.

Carlos Urzúa, renunció a su cargo y con eso se sigue abonando a la crisis que vive México en apenas siete meses del gobierno de AMLO

En contraste, con lo que ha hecho el titular del ejecutivo, el presidente, Andrés Manuel López Obrador: destruirlas.

Informó también que la disponibilidad de camas en terapia intensiva se redujo a un 35 por ciento.

En ambos municipios está la mano negra del gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien desde su campaña declaró una guerra de exterminio contra el Movimiento Antorchista, y la ha emprendido logrando numerosos atropellos en contra de esta organización.

Sin embargo, López-Gatell evitó opinar respecto a las razones de la entrega de la Ivermectina en la capital.