Cargando, por favor espere...

Conocer para transformar el mundo
Pero no es suficiente inconformarnos con el estado actual del arte. Es necesario actuar políticamente para darle sentido; debemos construir un sistema verdaderamente social.
Cargando...

El conocimiento histórico es uno de los objetivos más importantes del hombre, porque con él orienta sus acciones en el presente y reivindica sus derechos humanos, sociales y políticos. Es, de hecho, un botín político.

Hay dos modos de concebir el conocimiento histórico: 1) Como un objeto estático e inmutable a través del tiempo, en el que funge como un estandarte donde se exhibe el desarrollo de la humanidad como un proceso ascendente o progresivo, en el que el presente es efecto necesario del pasado, que a su vez es solo el blasón que anuncia al presente; es decir, no hay modo de proponer un cambio de rumbo y lo que antecede se considera un mero recordatorio. Esta apropiación del pasado caracteriza al fascismo y a la modernidad capitalista. Y 2) como un proceso dinámico en el que el pasado se conecta con el presente, de tal forma que somos capaces de tomar decisiones con un mínimo margen de error; en este caso, hay tensión u oposición entre ambos tiempos, y no hay linealidad porque el pasado interfiere activamente en el presente y éste en el futuro; es decir, la historia es estudiada para transformar la realidad, pues el pasado se estudia no solo como un conjunto de hechos a recordar, sino como fundamento para actuar.

El neoliberalismo postula al pasado como una imagen eterna; se limita a justificar los acontecimientos porque así han sido; no hay reflexión crítica y, por tanto, no se toman acciones que intervengan en favor de las mayorías. Sin embargo, la realidad no es perenne y ha dado saltos revolucionarios que han transformado al mundo. Hace 150 mil años surgió nuestra especie, cuyos avances culturales se vieron con gran esplendor hace unos 40 mil años con la creación de una gran variedad de técnicas y expresiones artísticas. Esto es confirmado por la herencia teórica que hace 150 años dejaron Carlos Marx y Federico Engels. Su vigencia es contraria a las teorías como la de Francis Fukuyama, quien hace 27 años declaró la perennidad del neoliberalismo en su famoso libro El fin de la historia y su último hombre.

El arte, frente a los modelos económicos logra, en alguna medida, los anhelos del hombre por conseguir “la eternidad”; pues en las grandes obras artísticas que han perdurado durante milenios se hallan resquicios de perennidad rescatados del fugaz paso del tiempo en el mundo. Pero ni siquiera el arte es eterno, pues ha ido muriendo. En el sistema capitalista se ha convertido en mero entretenimiento, en representaciones que carecen de contenido social crítico, de reflexión política y proponen el absurdo, como es el caso de las obras de Ai Weiwei y Marcel Duchamp.

Pero no es suficiente inconformarnos con el estado actual del arte. Es necesario actuar políticamente para darle sentido; debemos construir un sistema verdaderamente social, en donde las obras de arte sean creadas y valoradas por el público como deben ser: una vía de conexión con lo que acontece, que brinden la posibilidad de provocar no actitudes pasivas sino conscientemente críticas, que sirvan para pronosticar el futuro y transformar el mundo.


Escrito por Betzy Bravo

colaboradora


Notas relacionadas

Compadre Mon (1940), obra maestra del poeta Manuel del Cabral Tavárez, es un extenso poema épico dividido en tres partes en el que su autor fusiona con gran acierto la realidad y el mito.

La poesía de Emilio Prados comenzó a reflejar la creciente politización de la vida cultural española

La obra reseña cómo el Ejército Rojo y el pueblo ruso derrotaron a los ejércitos que el gobierno de Adolfo Hitler ordenó en 1941-1942 para destruir el primer ensayo de socialismo en Occidente.

Es una periodista, poetisa y activista de los Derechos Humanos nacida de ascendencia palestina. La mayoría de sus poemas reflejan el sufrimiento que viven los palestinos desde que el Estado de Israel ocupa ilegalmente su territorio.

El arte actual, que se hace en sincronía con nuestra propia cotidianidad, es un resultado histórico

Multipremiada poetisa y dramaturga cubana, Nancy Morejón hace consciente de su historia, de sus trabajos y sus luchas, a la afroamericana; protagonista de los sufrimientos pero también hacedora esforzada de los cambios y del futuro.

Estos primeros ingenieros prácticos de la historia construyeron relojes de sol, de agua y de arena para medir el tiempo; conocían el movimiento de las estrellas y los eclipses.

El Museo de Arquitectura de Madera muestra la amplia variedad de los edificios elaborados con este material por el pueblo ruso.

La cinta es una coproducción de la República Checa y Eslovaquia y narra la vida de la actriz checoeslovaca Lída Baarová (Tatiana Pauhofova), famosa, en lo fundamental, por haber sido la amante de Joseph Goebbels (Karl Marcovics).

La película es un alegato que muestra la valentía, el coraje y la audacia de una excepcional mujer. Es un alegato feminista que reivindica el derecho de las mujeres a ocupar puestos de dirección en el arte.

Nacida en 1936, palestina de Nablus exiliada en Irak, donde se licencia. Entre sus obras más destacadas está Canciones palestinas, en cuyos versos se dirige al pueblo palestino y a la humanidad.

Las plataformas contratan lo mismo a grandes realizadores que a buenos artesanos de la cinematografía dedicados a la creación de cintas de ficción, documentales, series completas, etc. para satisfacer un mercado cada vez más amplio.

La obra de Lourdes Espínola ha sido traducida al francés, italiano, portugués, alemán e inglés y es estudiada en universidades europeas y americanas. Ha publicado 14 libros, entre poesía y prosa.

Arqueólogos de Armenia y Alemania descubrieron restos de un acueducto romano en la antigua ciudad armenia de Artashat construido aproximadamente entre los años 114 y 117 de nuestra era, obra única de su tipo en este país.

Ése es el mérito de la cinta: mostrar la esterilidad y hasta lo contraproducente de la lucha de los antifascistas que carecen de una ideología científica.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Las más leídas

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139