Cargando, por favor espere...

Freud
La serie Freud bien pudo haberse titulado Fleur.
Cargando...

Cuando el cine privilegia lo comercial sobre el contenido artístico, cultural, científico o histórico, se vuelve un producto que distorsiona la verdad en aras de obtener ganancias al precio que sea. No es la primera ni la última vez que un científico relevante es adaptado al perfil de un personaje propio de los intereses mercenarios de la industria cinematográfica. La plataforma Netflix ha tenido éxito con la serie sobre la vida de Freud, no como un científico serio, sino como un psicólogo cocainómano, partidario adocenado de ideas emparentadas con supercherías, incluida la de “el poder de la mente”.

En el filme Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis y la psicología moderna, en su primera etapa como médico en Viena, es interpretado por Robert Finster. Mediante el uso de la hipnosis, intenta desentrañar el origen psicológico de las enfermedades mentales y las conductas “atípicas” o delincuenciales de sus pacientes en el hospital psiquiátrico de la ciudad austriaca. Freud conoce a Fleur Salomé (Ella Rumpf), quien es familiar de dos aristócratas húngaros, los condes Sofía von Szápary (Anja Kling) y Víctor von Szápary (Philipp Hochmair), quienes la utilizan con fines políticos: buscan relacionarse con el hijo del emperador autriaco, crear caos en el Imperio Austrohúngaro y separar a Hungría de Austria. Fleur es una “médium”, cuya personalidad es inmejorable para que Freud pueda demostrar su teoría sobre el “subconsciente”.

Precisamente en la versión cinematográfica de esta parte de la psique humana es donde el realizador, en vez de ofrecernos una relación objetiva y profunda de la teoría del psicólogo austriaco de origen judío, distorsiona más su biografía académica al sumergirnos en la historia de Fleur Salomé, quien en función de personaje central de la película es descrita como una paciente con disociación de personalidad, ya que está poseída por un espíritu maligno –Tältos, personaje mitológico de las antiguas sectas húngaras– que, al posesionarse del cuerpo y alma de la joven, la convierte en un ser demoniaco con insaciable apetito sexual. En el afán de comprobar su teoría del subconsciente, Freud intenta curar a esta mujer.

Los condes Szápary logran que la médium Fleur sea requerida por el príncipe heredero del Imperio Austrohúngaro, quien queda bajo su enervante influencia durante un baile en el palacio real de Viena. En esta fiesta, mediante un conjuro de Tältos, los condes húngaros logran, además, hipnotizar a parte de los concurrentes quienes, bajo el efecto del procedimiento, desenvainan sus espadas y se lanzan a asesinar a los otros invitados. El mismo príncipe heredero, también hipnotizado, trata de matar a su padre, pero éste es salvado por Freud.

La polémica sobre la teoría psicológica y el psicoanálisis no ha terminado.  Sin embargo, el cuestionamiento más profundo al pensamiento de Freud –sin demeritar sus aportaciones a la terapia psicológica y psiquiátrica– sostiene que los seres humanos somos esencialmente racionales y que no es la parte “irracional” (el subconsciente) la que determina su conducta cotidiana. La serie Freud bien pudo haberse titulado Fleur.


Escrito por Cousteau

COLUMNISTA


Notas relacionadas

La cinta ganó el premio Oscar al mejor guion; sin embargo, su realizador Oliver Stone, conocido por criticar al gobierno de EE. UU., se arrepintió del guion porque presenta una visión exagerada y hasta ofensiva para el pueblo turco.

Estamos subiendo cada vez más la apuesta sin reflexionar las consecuencias. Hay senadores que hablan tranquilamente de la posibilidad de iniciar un ataque a Rusia con bombas nucleares, no saben la gravedad que eso implica.

La evolución de su producción, que pasó de los inicios románticos y modernistas a una línea de poesía filosófico-ontológica, altamente original y valiosa.

Lo cotidiano de Joker es también lo nuestro: metrópolis modernas sostenidas por cinturones de miseria; un Nueva York oculto en Hollywood, pero imprescindible por imponente y verdadero.

Durante las décadas del 40 y del 50 no trabajó en Argentina, por la instauración de la llamada Revolución Libertadora fue perseguida durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, junto con otras personalidades de la cultura.

Donbás, Guerra Maidán, es un filme que muestra con crudeza cómo durante ocho años los fascistas ucranianos bombardearon la región de Donbás prohibiendo que rusoparlantes hablen su propia lengua entre otras barbaridades.

Lo cierto es que se trata de un proyecto centralizador por excelencia.

El documental es una obra cinematográfica que muestra el proceso de creación y grabación de "Imagine". Opiniones de músicos, periodistas, etc., nos acercan con mucha objetividad a John Lennon y a su esposa Yoko Ono.

En los últimos 12 meses, 48% de los mexicanos acudieron al menos a un evento cultural. De este porcentaje, el 42% vio una película o fue al cine; en contraste, sólo el 7% asistió a un espectáculo de danza.

La recepción fue triste, pero muy emotiva, mediante la apertura solemne y silenciosa de las puertas de la casa.

En 1895, Diederich Hessling vio al emperador Guillermo II cabalgando sobre un caballo en la Puerta de Brandemburgo, se deslumbró, se quitó el sombrero y lo agitó para rendirle pleitesía mientras pensaba que aquél era el poder mismo:

Hoy publicamos tres poemas feministas: ¿Qué diría?, un grito de rebeldía contra los convencionalismos sociales; Tú me quieres blanca, sobre el hombre y la mujer; e Irremediablemente, donde la poetisa se rebela a todo encarcelamiento de su espíritu.

“El arte y la cultura deben servir como llamado para que los pueblos de México y del mundo logren su verdadera independencia y liberación”, afirmó el vocero nacional del MAN, Homero Aguirre Enríquez.

El poeta y ensayista Raúl Leiva es referente obligado de la poesía revolucionaria de su país. Con "Con Poesía es Amor", Raúl Leiva sella su compromiso de crear una poesía militante.

En Recife hubo un “criadero de negros” en el que incluso se vendían mulatos con ojos azules porque eran hijos de su propietario: un inglés de apellido Reeves a quien los lugareños conocían también con el apodo de El Patriarca.

Edición impresa

Editorial

Nuevo esquema pensionario, despedida de la 4T


Nuestro Reporte Especial ofrece esta semana el resultado de su consulta sobre el esquema pensionario recientemente aprobado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1133