Cargando, por favor espere...

Candelario Obeso, el precursor de la poesía negrista (II de II)
Su poesía no solo reivindica al hombre negro por motivos puramente raciales, sino defiende la igualdad de todos los seres humanos y denuncia la desigualdad económica en América Latina.
Cargando...

No existen documentos fidedignos que demuestren que el poeta Candelario Obeso (Santa Cruz de Mompox, Colombia, 12 de enero de 1849–Bogotá, Colombia, tres de julio de 1884) fuera de raza negra; también se ha afirmado que era mulato o zambo; y su poesía no solo reivindica al hombre negro por motivos puramente raciales, sino defiende la igualdad de todos los seres humanos y denuncia la desigualdad económica en América Latina. Los hombres negros que desfilan por su obra –hoy estudiada en las principales universidades de su patria y del Caribe entero– juegan un rol más allá de la raza, pues encarnan a los hombres oprimidos por el colonialismo.

A pesar de su trascendente aportación a la poesía universal, no alcanzó en vida a recibir el merecido reconocimiento; de origen humilde, su formación como profesor le permitiría sobrevivir ejerciendo también diversos oficios como el de traductor (gracias a sus dones de políglota), escribiendo su Gramática de la lengua castellana y diversos manuales para aprender otros idiomas. A los 35 años, el poeta que había cantado a la vitalidad y resiliencia de su pueblo se disparó en el abdomen, terminando con su vida; los periódicos reportaron el suceso como un accidente.

En Er boga chaclatan (El boga charlatán), uno de los 16 poemas incluidos en Cantos populares de mi tierra (1877), el personaje afrodescendiente presume sus conquistas amorosas y relata sus aventuras, riñas y tretas para escapar de quienes lo persiguen; alardea de dones mágicos que le permitirían cambiar el color de su piel y ojos y escapar de los peligros escondido en la vegetación, asegura que estuvo sentado a la vera de Dios y que venció al mismísimo diablo.

 

Er boga chaclatan

Er fullero ér Arcarde

con una túcba

vino a cojécme;

ma poc foctuna

ya ocurto taba,

rezando, etrá una hojita

re lengua-e-vaca.

Allí duré ejcondío

cécca e ros año,

no comiendo otra cosas

que er güevo-e-gato.

Repué ete tiempo,

con una ciécta yecba

me gorví negro….

No etrañes ete cambio,

ni re er te burles;

¡Si quisiera tendría

lo s’ojo azule!

Oye: ¡yo he táo

una vara rijtante

der Paire Santo!

Se jacé la culebra;

prorucí er cirro;

ar diablo con sé er diablo

yo le he vencío;

hablo ocho irioma,

¡i con mi cencia puero

gorvécte zorra!

Menejicda Rosale,

ha lo que gute;

ma no me tuécza er ojo

ni te encotufe;

pocque si quiero

en ete itante mia,

¡jacecte puero!

El boga charlatán

El fullero del Alcalde

con una turba

vino a cogerme;

mas por fortuna

ya oculto estaba,

rezando, detrás de una hojita

de lengua de vaca.

Allí duré escondido

cerca de dos años,

no comiendo otra cosa

que el huevo de gato.

Después de este tiempo,

con una cierta yerba

me volví negro.

No extrañes este cambio,

Ni de él te burles;

¡Si quisiera tendría

Los ojos azules!

Oye: ¡yo he estado

una vara distante

del Padre Santo!

Sé hacer la culebra;

producir el cirro;

al diablo con ser el diablo

yo lo he vencido.

Hablo ocho idiomas,

¡y con mi ciencia puedo

volverte zorra!

Merejilda Rosales,

haz lo que gustes;

mas no me tuerzas el ojo

ni te encotufes;

porque si quiero

en este instante mía,

¡hacerte puedo! 


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Eran los primeros síntomas masivos de la venganza del “forastero misterioso”.

Poeta originalísimo, poseedor de un estilo propio. Sorprende su manejo de arcaísmos, cultismos y neologismos ante los que el lector no puede quedar indiferente.

La recepción fue triste, pero muy emotiva, mediante la apertura solemne y silenciosa de las puertas de la casa.

Este libro del lingüista estadounidense integra una selección de análisis críticos cuyo fin es denunciar las prácticas político-económicas abusivas y criminales de EE. UU. en otros países.

El atleta Everardo Moreno Cortés, de Huitzilan de Serdán, Puebla, logró su pase al Mundial de Trail Running categoría libre, que se realizará en Chiangmi, Tailandia, en noviembre próximo.

Alfonso Reyes se autodefine mexicano, mestizo y plebeyo; comienza su arenga invitándonos a la fogata donde se cuece el cabrito y una multitud sacia su hambre sin refinamientos inútiles, “sin cuchillo y tenedor”, que estorbarían el ancestral acto de saciar

Considerado el poeta nacional palestino y uno de los más célebres literatos árabes contemporáneos. En su trabajo, Palestina es una metáfora de la pérdida del Edén, el nacimiento y la resurrección, así como la angustia por el despojo y el exilio.

La UAM plantel Xochimilco montó en sus áreas externas la exposición de arte urbano titulada “La metamorfosis del color”, como parte de un homenaje por el 125 aniversario del natalicio del pintor Rufino Tamayo.

En la novela de Uris hay referencias mínimas, pero puntuales, de la historia del pueblo judío; ej., que su diáspora se inició en el año 66 antes de nuestra era, cuando el Imperio Romano, entonces en boga, tomó el Templo de Jerusalén.

Las Espartaqueadas son gratuitas y los asistentes adquieren una visión del deporte como propuesta educativa, cultural y estética.

El gobierno de la Ciudad de México suspenderá las actividades decembrinas, entre ellas, la pista de hielo.

El ícono del cine mexicano, Ignacio López Tarso, falleció este 11 de marzo a los 98 años luego de haber estado hospitalizado desde el pasado tres de marzo.

Llama a los gobiernos a que atiendan las necesidades de los pueblos; pide construir bienes públicos para aminorar las profundas desigualdades en la región.

Este miércoles se instaló de manera formal el Consejo Nacional de los Pueblos Indígenas, al que asistieron 181 de 194 pueblos de todo el país.

El ensayista e historiador Fernando Curiel seleccionó los textos de Lorenzo de Zavala y Sáenz para integrar el volumen 66 de la Biblioteca del Estudiante Universitario, de la UNAM.