Cargando, por favor espere...

Los 28 hombres de Panfilov (II de III)
El filme se centra en una de las leyendas más apreciadas por los rusos sobre acontecimientos heroicos de la Segunda Guerra Mundial.
Cargando...

En Los 28 hombres de Panfilov no veremos el clásico alegato machacón de la industria cinematográfica norteamericana y británica –sin excluir a los países europeos, pertenecientes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), satélites del imperialismo gringo– y su supuesta “superioridad” racial sobre cualquier otra raza del mundo, lo cual “explica” y “fundamenta” el predominio militar (económico y político) del imperialismo en todo el mundo. No debemos olvidar, amable lector, que mantener la hegemonía militar, económica en el Orbe, tiene como un ingrediente fundamental para los grandes halcones guerreristas y sus padrinos, los grandes tiburones del capitalismo imperial, el control mental, el dominio ideológico sobre la mayoría del género humano. El control mental es una premisa para el control económico y político en el Mundo.

En su momento, el fascismo alemán, para lanzar su gran ofensiva sobre la Unión Soviética y otros países de Europa, también recurrió a una poderosa propaganda de la supuesta supremacía racial de la raza teutona sobre el resto de los pueblos del mundo (los nazis recurrieron a todo tipo de estudios y experimentos “científicos” para fundamentar sus teorías sobre la superioridad racial germánica). Hitler, encabezando a la burguesía alemana, como se recordará, se planteó construir un imperio “que duraría mil años”. Para él, y en general para la élite imperial de todo el planeta (incluidos los gobiernos “democráticos” que solapadamente lo apoyaron en este proyecto), el principal obstáculo para ese dominio milenario lo representaba la existencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Por esta razón, como ha quedado plenamente constatado, Hitler mandó casi el 80 por ciento de sus ejércitos y su infernal maquinaria militar a la URSS. Y ahí, en las ciudades y estepas rusas, el nazi-fascismo sufrió su verdadera derrota militar. Los 27 millones de muertos soviéticos –casi la mitad del total de víctimas mortales de la conflagración mundial–, fue el enorme costo de la más grande proeza que ha realizado pueblo alguno en toda la historia de la humanidad.

Los 28 hombres de Panfilov no nos presenta a esos súper hombres imbatibles que sí presentan la mayoría de las cintas bélicas de la industria cinematográfica occidental. Esta cinta se centra en una de las leyendas más apreciadas por los rusos sobre acontecimientos heroicos de la Segunda Guerra Mundial; trata sobre la contención que realizó a las afueras de Moscú, en el otoño de 1941, un pelotón de 28 soldados de la 316ª División de fusileros al mando del general Panfilov, los cuales se enfrentaron a un escuadrón del ejército hitleriano compuesto por un número muy superior al del pelotón del Ejército Rojo, y, sobre todo, porque ese escuadrón alemán iba acompañado por 54 tanques de la 11ª División Pánzer, logrando vencerlos e inutilizando a los tanques.

La cinta Los 28 hombres de Panfilov desató una fuerte polémica, en mi opinión, amable lector, porque no solo fuera de Rusia, sino también dentro de este enorme país, existen fuerzas retrógradas que se oponen a todo lo que huela a reivindicación de la URSS, a todo lo que intente recordarle al pueblo ruso y a la humanidad entera el inmenso sacrificio que realizó el pueblo ruso bajo la dirección del Partido Comunista de la Unión Soviética y de Stalin, su líder máximo en esos momentos; las descalificaciones, tanto a la leyenda de Panfilov y sus hombres, como a la cinta de los realizadores Kim Druzhinin y Andrei Shalopa (basada en esa misma gesta heroica), se inscribe en la lucha ideológica entre los que defienden al sistema opresor de “libre mercado” y los pensadores, científicos y artistas que defienden el legado de la URSS y que reconocen lo logrado por un sistema más justo para los rusos y para la humanidad entera.


Escrito por Cousteau

COLUMNISTA


Notas relacionadas

La esclavitud de los jornaleros agrícolas no es hoy menor; las cadenas del hambre los impulsan a emigrar a la frontera.

La película es un alegato que muestra la valentía, el coraje y la audacia de una excepcional mujer. Es un alegato feminista que reivindica el derecho de las mujeres a ocupar puestos de dirección en el arte.

La obra, una reseña de la evolución cultural del hombre, destaca la importancia que en el proceso tuvieron la economía, la magia y la religión, así también la invención de la rueda, la domesticación y la creación del calendario solar.

Mi teoría, dijo Marx, es solo una herramienta que necesita encontrar el brazo material que la haga suya y la ponga en práctica.

La disputa comercial en torno a Roma, ha puesto de manifiesto uno de los problemas centrales del mercado actual del arte. 

Las religiones provocan división y luchas: Igmar Igmarsson

Los trabajadores aseguraron que hasta 60 por ciento de académicos del instituto, laboran bajo un esquema de “plaza interina”.

“Hubo en Gabriela Mistral coincidencia entre su obra y su vida. Nacida en un valle, vivió su infancia en comunión con la tierra y aprendió allí unas verdades primarias que nunca perdió".

Conocido como “el poeta de la revolución”, es el más conocido de los líricos vietnamitas del Siglo XX. Se convirtió en una celebridad de la cultura vietnamita y un poeta del humanismo revolucionario.

Su originalidad y trascendencia residen en que el poeta hace depositario al personaje de los valores, pasiones y más arraigados simbolismos de su pueblo.

Fue un poeta y escritor palestino de origen druso, A pesar de las dificultades y la censura, siempre escribió y abogó por los derechos de los palestinos. Su obra se distingue por su compromiso político y su enfoque en las cuestiones humanas.

Es la historia de un joven español nativo de Toledo o Valladolid (1542) que viaja a la Nueva España huyendo, al parecer, de la presunción de que era uno de los muchos hijos bastardos del emperador Felipe II.

En sus primeros poemas, El violín del diablo (1926) y Miércoles de ceniza (1928) Tuñón describe a la juventud proletaria y al hampa de su país.

Los jóvenes deben cumplir su papel, son muy importantes, pues son factor social de cambio y decisión; “si le dan la espalda a la política, otros tomarán la decisión por ti”.

¡Oh amigos, no esos tonos! Entonemos otros más agradables y llenos de alegría. ¡Alegría, alegría!; así inicia, con parte de la "Oda a la Alegría", el cuarto movimiento de la Novena Sinfonía de Ludwig va Beethoven.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139