Cargando, por favor espere...

La poesía revolucionaria del peruano Alejandro Romualdo
Alejandro Romualdo abrazó la causa de los más pobres, escribiendo desde el compromiso político y abonando a la lucha contra el régimen dictatorial de Manuel Arturo Odría y en favor de la causa del proletariado mundial.
Cargando...

La segunda mitad del Siglo XX fue fecunda para la poesía hispanoamericana. La difusión del marxismo, los horrores de la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, los movimientos anticolonialistas y el rechazo a los regímenes dictatoriales en todo el continente fueron el escenario en que inevitablemente chocaron dos posiciones en el terreno de las letras: de un lado estaban quienes defendían la “poesía pura” como perteneciente a un ámbito exclusivo de la tradición lírica que debía evitar a toda costa los temas ajenos a ella; no es que no tuvieran una posición política definida, es que se negaban a considerar a la poesía como un arma al servicio de la causa revolucionaria; en el otro extremo, un número importante de poetas levantaba la bandera de la lucha social desde las letras para erradicar la opresión de los pueblos latinoamericanos.

A este segundo grupo de la Generación del 50 pertenece el peruano Alejandro Romualdo Valle Palomino Xanno (1926-2008), quien en palabras de Enrique Anderson Imbert fue uno de los poetas que “bajaron de la torre de marfil” del purismo poético para abrazar la causa de los más pobres del mundo, escribiendo desde el compromiso político y abonando a la lucha contra el régimen dictatorial de Manuel Arturo Odría y en favor de la causa del proletariado mundial.

En alta voz, uno de sus más conocidos poemas, hace gala de su conocimiento de la tradición de combate literario. El epígrafe No he de callar (Quevedo) alude a la conocida Epístola Satírica del autor del Siglo de Oro Español (No he de callar por más que con el dedo/ ya tocando la boca o ya la frente/ silencio avises o amenaces miedo); Alejandro Romualdo conserva la construcción en endecasílabos, pero a diferencia de los tercetos quevedianos, agrupa los versos en cuartetos; el corsé de la métrica no impide su libérrimo grito de combate más allá de las fronteras literarias.

 

No he de callar mordiéndome la vida,

callar con todo el cuello, muerto o vivo.

¡Debo decir palabras desolladas,

o taparme la boca con un grito

de sol, de paz, de amor! Es necesario,

trinar a plena luz, echarse el alma

a la esperanza, alzarse hacia la vida.

Es necesario un vuelo de campana

doblando a sol. A paz en sol mayor.

Ya que esta herida del Perú nos habla

con la voz de la sangre tinta en furia.

No he de callar mordiendo mis palabras.

Debo gritar: caer de boca al viento.

Sosteniendo una luz y una tonada.

Y no callar: caer de voz al tiempo

con la boca cerrada y empozada.

 

Canto coral a Túpac Amaru, que es la libertad es, en palabras del poeta peruano Juan Cristóbal, “uno de los mejores poemas de la literatura hispanoamericana”; en él recupera la figura de Túpac Amaru II, el legendario caudillo inca, precursor de la independencia del Perú, que iniciara la gran rebelión indígena contra la corona española. Al colocar como epígrafe las palabras de Micaela Bastida, “Yo ya no tengo paciencia para aguantar todo esto” da voz a la esposa del combatiente, ejecutada también de manera sanguinaria junto a Túpac Amaru II en la Plaza de Armas de Cuzco, a manos del Ejército Realista, el 18 de mayo de 1781, después de tres días de tormento inenarrable. Sin embargo, no es la anécdota lo que domina el poema: el heroísmo, la rebeldía contra la opresión colonial y el suplicio del personaje histórico se convierten en un símbolo perenne de resistencia, como sus ideales, que ningún régimen opresor podrá matar.

 

Lo harán volar con dinamita.

En masa, lo cargarán, lo arrastrarán.

A golpes le llenarán de pólvora la boca.

Lo volarán:

…Y no podrán matarlo!

Lo pondrán de cabeza.

Arrancarán sus deseos, sus dientes y sus gritos,

lo patearán a toda furia.

Luego lo sangrarán:

…Y no podrán matarlo!

Coronarán con sangre su cabeza;

sus pómulos, con golpes.

Y con clavos sus costillas.

Le harán morder el polvo,

lo golpearán:

… Y no podrán matarlo!

Le sacarán los sueños y los ojos,

Querrán descuartizarlo grito a grito.

Lo escupirán.

Y a golpes de matanza lo clavarán:

… Y no podrán matarlo!

Lo podrán en el centro de la plaza,

boca arriba, mirando al infinito.

Le amarrarán los miembros.

A la mala tirarán:

… Y no podrán matarlo!

Querrán volarlo y no podrán volarlo.

Querrán romperlo y no podrán romperlo.

Querrán matarlo y no podrán matarlo.

Querrán descuartizarlo, triturarlo,

mancharlo, pisotearlo, desalmarlo.

Querrán volarlo y no podrán volarlo.

Querrán romperlo y no podrán romperlo.

Querrán matarlo y no podrán matarlo.

Al tercer día de los sufrimientos,

cuando se crea todo consumado,

gritando ¡Libertad!

Sobre la tierra ha de volver.

¡Y no podrán matarlo!


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

El estado de Oaxaca fue reconocido como la mejor cultura en los Premios al Turismo 2023, galardón que ofrecen cada año empresarios, directivos, académicos y líderes de la industria turística.

La persistencia de las castas y su actual situación es retratada en este filme. Aunque es similar a la cinta Parásitos (2019), Tigre Blanco es diametralmente opuesta en cuanto a su enfoque sobre las clases sociales.

"Kavya" es un poema corto de la poesía lírica sánscrita del periodo clásico, enfatiza el ánimo en que fue escrito. En 1995, Octavio Paz publicó la traducción del inglés al español de 20 epigramas de la India del Siglo IV al XII.

El tema de la memoria que puede fijar permanentemente un instante feliz se aborda en su poema Voz bajo una parra, hermosa forma de expresar el amor filial y de hablar en presente del tiempo ido.

Es imposible separar al arte de la realidad o del pensamiento del autor. Entre el arte y la ideología hay una relación mutua.

Todas las críticas del libro son siempre puntuales y demuestran por qué AMLO no tiene razón. El autor avizora las posibles consecuencias de implementar las políticas erróneas que AMLO proponía y hoy son una realidad.

Es un destacado exponente del modernismo mexicano, al que incorporó temas y escenarios

Este año los huitziltecos conmemoran 40 años de lucha tenaz y pacífica por el acceso al desarrollo integral y sostenido, con la guía del MAN, organización social y política liderada por Aquiles Córdova Morán.

Del 6 al 14 de mayo se llevará a cabo la XXI edición de la Espartaqueada Deportiva Nacional, la competencia deportiva en la que participarán al menos 8 mil deportistas de todas las edades y varias disciplinas.

De familia humilde con pretensiones de nobleza, fue un niño precocísimo

Mary y Marta de Phillip Noycen (2013) es una cinta que narra la identificación vital de dos mujeres, una inglesa y una norteamericana; su identificación ocurre porque ambas perdieron a sus respectivos hijos en Mozambique a causa de la malaria.

"Dadnos del agua que hay en la tierra" es un extenso poema épico en siete Cantos en el que Incháustegui narra la proeza de un pueblo acosado por la sequía y decidido a vencer la sed ancestral que lo tortura desviando el cauce de un río.

El filme italiano, basado en hechos ocurridos en 1975, narra es un retrato sociológico de la Italia de aquellos años, aunque, un poco más analizado, es un retrato de la actualidad europea.

"La poesía, forma de reacción espontánea e impulsiva ante las impresiones, es el único patrimonio del pueblo. No exige saber, sino sentir. Los primeros poetas no sabían leer y menos escribir, eran intuitivos..."

El Museo de Arquitectura de Madera muestra la amplia variedad de los edificios elaborados con este material por el pueblo ruso.

Edición impresa

Editorial

Nuevo esquema pensionario, despedida de la 4T


Nuestro Reporte Especial ofrece esta semana el resultado de su consulta sobre el esquema pensionario recientemente aprobado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1133