Cargando, por favor espere...

El Conde-Duque Olivares, de Gregorio Marañón (II de II)
En la obra, el autor incluye evaluaciones interesantes sobre la idiosincrasia, costumbres y tradiciones de la población de su país en esa centuria, en la anterior (XVI), en la del Siglo XVII y aun a inicios del XVIII.
Cargando...

*Soberbia, el pecado nacional de la España de los Austria

En la biografía del famoso exprimer ministro español de Felipe IV que gobernó España entre 1622 y 1643, el escritor Gregorio Marañón incluye evaluaciones interesantes sobre la idiosincrasia, costumbres y tradiciones de la población de su país en esa centuria, en la anterior (XVI), en la del Siglo XVII y aun en el inicio del XVIII. Es decir del reinado de Carlos I de Castilla y V de Alemania a la muerte de Carlos II, el último rey con esta ascendencia. Al fin médico, Marañón hace este riguroso diagnóstico de esa dinastía (1516-1700): “De los cinco Austrias, Carlos V inspira entusiasmo; Felipe II, respeto; Felipe III, indiferencia, Felipe IV, simpatía y Carlos II, lástima”.

Pero es igualmente drástica su diagnosis sobre la forma de pensar, creer y actuar del pueblo español en ese periodo de casi dos siglos. Su análisis continúa vigente porque es similar al comportamiento de las poblaciones de países de esa época en los Siglos XIX y XX y aun el XXI. Ésta es una de las partes más relevantes del estudio: …los españoles mantienen una “vanidad nacionalista que no se debe confundir con el verdadero patriotismo. Mentes geniales lo reconocieron ya entonces; todo pensamiento de Cervantes, por ejemplo, está ligado, allá en su subconciencia reprimida por las terribles censuras de la época, con la confesión de este pecado nacional.

“Pero esta idea no tuvo influencia en nuestra mentalidad hasta mucho después, hasta el Siglo XIX, que está lleno de la contrición de esta soberbia; y este sentimiento, de provechosa humildad, y no de inferioridad infecunda y depresiva, debe ser juzgado”… Ese exagerado sentido de grandeza que reinó en los Siglos XV al XVIII, con el que los españoles incluso vieron como “árbitros del mundo” a los reyes poltrones de España, generó en buena parte de los españoles holganza, enajenación al esfuerzo propio y decadencia, la cual sólo empezó a ser percibida a mediados del reinado de Felipe IV cuando el oro y la plata provenientes de América comenzaron a disminuir.

El médico-escritor concluye así este análisis crítico, en realidad autocrítico porque lo hace sobre el pueblo de su propio país: “el galeón funesto mató a Don Quijote. De sus vientres de madera salía, con el río del oro corruptor y enervante, la semilla del fatuo, del perezoso y del pícaro. De esta calaña de gentes se sembró el país. Entre soldados, frailes, nobles, servidores de los nobles y ociosos de profesión se ocupaba más de la mitad del censo de España. Los campos no tenían brazos y los oficios estaban, en buena parte, entregados a la actividad de los extranjeros… en este medio de perezosos y soñadores en el maná, la voluntad de trabajo y la fe en su propio esfuerzo del Conde de Olivares le convertía en un gigante entre pigmeos”.


Escrito por Ángel Trejo Raygadas

Periodista cultural


Notas relacionadas

La persistencia de las castas y su actual situación es retratada en este filme. Aunque es similar a la cinta Parásitos (2019), Tigre Blanco es diametralmente opuesta en cuanto a su enfoque sobre las clases sociales.

Desde los tamales sonorenses, yucatecos y los tradicionales hasta veganos podrás encontrar en una de las celebraciones gastronómicas más grandes de la Ciudad de México: la Fiesta del tamal, Cacao y Atole.

Entre 1839 y 1850, Zorrilla escribió la mayoría de sus mejores obras: El zapatero y el rey el primer volumen de Cantos del trovador en 1840; la segunda parte de El zapatero y el rey, al año siguiente; Sancho García, en 1842.

Una poesía con los pies sobre la tierra, creada para que la entiendan los hombres sencillos de su pueblo, con cuidada transparencia, pero de una sorprendente profundidad, así es la poesía de Antonio Flores.

La conciencia que él tenía de su misión de portavoz del pueblo se refleja en su obra “Lo demás es silencio”, poemario que publicó en 1952.

Rubén Darío, el príncipe del modernismo, es un artista del color, del ritmo, de la opulencia.

La novedad reside en el movimiento: el lector cuidadoso puede imaginar su respiración sosegada

Su poesía no solo reivindica al hombre negro por motivos puramente raciales, sino defiende la igualdad de todos los seres humanos y denuncia la desigualdad económica en América Latina.

En su poesía, el período de la conquista de América ocupa un lugar indiscutible

La asociación civil “Dar Ayuda a la Niñez AC.”, y “Beneficiarios Guerreros contra el Cáncer” presentaron una iniciativa para reconstruir y remodelar espacios públicos de la CDMX, para beneficio de niños que sufren alguna discapacidad.

Pero llegará el día en que lleguen hasta Dios las lágrimas de sus ojos y baje la justicia de Dios de un golpe sobre el mundo.

La cinta está llena de buena tecnología cinematográfica, con una fotografóia que le da una gran belleza a la proeza soviética en el campo de batalla a las afueras de Moscú.

Con los ojos fijos, la mandíbula apretada, el ceño fruncido y los nervios a flor de piel, Lenin atravesó el norte de Europa maquinando su programa político y afinando los detalles, con los que conquistaría el poder en Rusia

En 1940 publicó Canto, con prólogo de Pablo Neruda, su primer volumen de poemas, con el cual alcanzó prestigio internacional.

Lo cotidiano de Joker es también lo nuestro: metrópolis modernas sostenidas por cinturones de miseria; un Nueva York oculto en Hollywood, pero imprescindible por imponente y verdadero.

Edición impresa

Editorial

“Occidente” detrás de las agresiones de Israel


El objetivo imperialista no es la paz en Medio Oriente sino, por el contrario, la enemistad, la confrontación y la guerra.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1130