Cargando, por favor espere...

Primaria “Maestro Aquiles Córdova Morán" a ocho años de su fundación
Los desafíos a los que se enfrenta Michoacán en materia de educación son muchos; pero la primaria “Maestro Aquiles Córdova Morán”, una de las pocas ETC que quedan, busca ofrecer la mejor calidad con ayuda de los padres de familia.
Cargando...

El tres de febrero de 2015, niños, maestros y padres de familia pertenecientes a la escuela primaria “Licenciado Juan Ortiz Murillo”, en la colonia Primo Tapia, en Morelia, Michoacán, fueron agredidos con piedras y palos por miembros autodenominados “democráticos”.

Un grupo de personas agredía a la comunidad escolar desde hacía cuatro meses; ¿la razón? No estaban de acuerdo con el Programa Escuelas de Tiempo Completo (PETC), ya que les restringía las dobles y hasta triples plazas docentes que un grupo de pseudoprofesores “democráticos” usufructuaban.

Los maestros, padres de familia y los más de 600 alumnos afectados por los integrantes del grupo agresor, se mantuvieron en lucha durante ocho meses para obtener una escuela de mejor calidad. El tres de febrero de este año esa escuela cumplió su VIII aniversario. El centro educativo es conocido como Primaria “Maestro Aquiles Córdova Morán” y está ubicada en la calle Ramón Sánchez # 37, en la colonia “Gral. Pedro María Anaya”, en Morelia, Michoacán.

 

 

Funciona como una Escuela de Tiempo Completo y cuenta con más de 500 alumnos. Entre sus logros, producto del trabajo de maestros y padres de familia, se encuentra la asignación y construcción de un espacio para biblioteca, áreas verdes con árboles que son regados y cuidados a diario por los alumnos, clases extracurriculares, un domo, infraestructura de excelente calidad y, la más importante, la obtención de una de las pocas posiciones de escuelas que cumplen con el Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC) y cuentan con un comedor que brinda desayunos y comidas todos los días en un horario corrido, situación que favorece a los padres de familia y alumnos del plantel.

 

El aspecto pedagógico, cultural y deportivo, un acierto de la institución

Según datos del Observatorio Regional de Educación Inclusiva, las actividades culturales y deportivas mejoran la convivencia, aumentan la autoestima y redundan en beneficios íntimamente vinculados a la historia de cada persona o población.

La visión de la directora de la primaria, Desdémona García, es que la adquisición de conocimientos básicos pedagógicos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) reglamenta se complementen con actividades culturales y deportivas para llegar a un objetivo: transformar para bien a las nuevas generaciones, construir y encauzar el crecimiento de ciudadanos solidarios y humanos:

“Aquí no solo desarrollamos los aspectos académicos, sino también los culturales y los deportivos; queremos que conozcan y se sensibilicen con las bellas artes; estamos convencidos de que podemos generar otro tipo de ciudadanos desarrollando eso desde su infancia en nuestros alumnos”, señaló.

En cuanto a los talleres instrumentados en favor de la educación y cultura de los infantes del plantel, Aníbal Cacari Cristóbal, profesor de sexto año, dijo a buzos: “Cuando tú tienes un proyecto bien armado, y eso lo integras con talleres y con proyectos productivos, le enseñas a los niños a ser más seguros, a conocer cosas de la vida, que normalmente tenemos en casa y que damos por realizadas”, exclamó.

La primaria “Maestro Aquiles Córdova Morán” es actualmente una escuela que brinda diferentes experiencias culturales y una excelente educación al alumnado con los maestros; esto se desarrolla gracias a su constancia, perseverancia y preparación pedagógica.

“El trabajo que hacemos los maestros es más dedicado, todos son responsables. Les ofrecemos alimentación con instalaciones cómodas en comparación a como estábamos antes. Esta escuela quiere brindar solidaridad y humanidad, y queremos que los niños aprendan el origen de su escuela para que sepan dónde están y que sean mejores personas”.

Mariana Lozano, alumna de sexto grado y con 11 años de edad, tiene una visión positiva de su escuela en comparación con otras: “aquí todos los maestros trabajan y sí enseñan, no como en otras primarias; esta escuela es la mejor que ha habido. Aquí hay muchos maestros que saben enseñar y a mí me gusta mucho aprender”, exclamó entusiasmada.

 

Alumnos de la Escuela Primaria "Maestro Aquiles Córdova Morán" reciben clases de danza.

 

“Me gusta mi escuela por el tiempo completo: tienes para comer y te dan diferentes clases como biblioteca, aula de medios, danza, inglés y educación física. La biblioteca me gusta porque puedo dibujar y ver cómo son diferentes cosas interesantes; y en mi otra escuela no era igual, ahí no enseñaban casi nada; me decían que hiciera cuadritos en la libreta de matemáticas y siempre me preguntaba mi mamá que qué hice, y eran solo los cuadritos y no sabía multiplicar; además no me daban de comer, tenía que llevar mi comida; y entraba de dos a seis de la tarde y ahí no me gustó”, expresó Mariana.

La primaria trabaja siete horas y media, pues actualmente su horario (por el invierno) es de ocho y media de la mañana a cuatro de la tarde, horario que las escuelas de gobierno comunes no tienen; puesto que la mayoría terminan sus labores al mediodía.

 

PETC, retos y avances

Los desafíos a los que se enfrenta Michoacán en materia de educación son muchos; pero en la primaria “Maestro Aquiles Córdova Morán”, una de las pocas escuelas que quedan de tiempo completo, se busca ofrecer la mejor calidad con los padres de familia.

“No hay mucho apoyo del gobierno hacia la educación; y nosotros tenemos que buscar los medios para apoyar a nuestros niños y a los padres de familia; por eso nuestra escuela propone que tenga horario de tiempo completo para brindar a los alumnos la comida, algo de primera necesidad, para que desarrollen su cerebro y su mente y que así puedan asimilar de una mejor forma los aprendizajes; es importantísimo para nosotros desarrollar y sostener este tipo de servicio que apoya a la economía de los padres y a los aprendizajes de los niños”, expresó la directora Desdémona García.

A pesar de esa visión y el entusiasmo del personal educativo por ofrecer lo mejor a los alumnos, existen complicaciones por la falta de recursos para procurar la alimentación a los menores.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) consignan que en México existen 34.7 millones de familias con un promedio de cuatro integrantes, en las que dos aportan más de 90 por ciento del ingreso económico familiar.

Con base en los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2019, realizada por el Inegi, el ingreso promedio mensual de una familia de cuatro integrantes es de 17 mil pesos mensuales en una familia de clase media. Mientras que los hogares que menos ingresos tienen alcanzan apenas los tres mil quinientos pesos mensuales, lo que representa 21 por ciento de los ingresos totales.

El mayor desembolso que realizan las familias para su alimentación es la compra de carne, en la que gastan aproximadamente 770 pesos al mes; le siguen los cereales, con 500 pesos; embutidos y lácteos, 350 pesos; y finalmente, verduras, 350 pesos mensuales.

 

 El Diario La Voz de Michoacán publicó en sus páginas el VIII Aniversario de la Escuela Primaria "Maestro Aquiles Córdova Morán".

 

La directora reveló a buzos las dificultades a las que se enfrenta para conseguir los recursos para la alimentación del alumnado desde que la administración morenista cancelara el PETC: “al ser una Escuela de Tiempo Completo, el Gobierno Federal nos daba el recurso económico para poder elaborar los alimentos; pero ahora que cambió la forma del programa, lo sostenemos comprando las despensas al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Esto se realiza con recursos de los padres de familia, que pagan 20 pesos por comida”, refirió.

Esa cantidad es utilizada para el desayuno y otros 20 pesos para la comida, lo cual suma 800 pesos al mes, recurso que no todos los padres de familia pueden pagar; pues los salarios en Michoacán son bajos y los empleos escasos.

 

 

 

“Los papás entregan estos recursos a su representante de comedor y él es quien lo hace llegar al maestro encargado de la comisión de alimentos. Conseguir los recursos con los padres ha sido difícil; no todos cuentan con las posibilidades para aportar en tiempo y forma, más que nada por la situación económica que atraviesan”, aclaró la profesora Desdémona.

El apoyo debe otorgarse mensualmente, de acuerdo a los días hábiles que se trabajen durante el mes. Las ventajas de la existencia del PETC son muchas, la principal es que garantiza y promueve el derecho a la educación de 3.6 millones de niños, niñas y jóvenes; proporciona el servicio de alimentación en los centros escolares en los que la mayoría se encuentre en condición de pobreza extrema y con carencia de acceso a la alimentación, lo que disminuye la reprobación, el rezago y el abandono escolar; fomenta igualmente la participación de las mujeres en trabajos remunerados; cierra las brechas de desigualdad entre escuelas pobres y no pobres, entre otras ventajas.

 

El objetivo, una buena educación

Dana Díaz, tutora de dos niños, expuso a este semanario sus razones, a pesar de haber vivido personalmente la problemática suscitada en 2015, para continuar apoyando y asistiendo a esta escuela: “actualmente soy tutora de dos niños, tengo a cargo a dos sobrinos en esta primaria. Todos los padres y madres de familia vemos por la educación de nuestros niños y valoramos qué escuelas son mejores para ellos; esta escuela es una de ellas, ya que brinda una educación bastante amplia no solamente en lo educativo, sino en cuestión artística, cultural y en los deportes”, aclaró.

Dana Díaz reconoció también que “desde que se le dio solución a la problemática que hubo en 2015, esta escuela creció bastante; y la cuestión del comedor cada vez va mejorando, la armonía que se siente entre los maestros y los padres de familia es muy bonita; además, todo esto se nota en la educación de los niños”.

En cuanto a los recursos solicitados a los padres de familia para la continuación del PETC y las modificaciones realizadas por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) desde su gobierno, “los padres de familia estamos solventando de manera completa la parte del comedor, estamos aportando la comida, el desayuno, cosa que antes se brindaba y que hoy no; además no hay que olvidar que el PETC fue uno de los motivos por los cuales se luchó en 2015; fue por el tiempo completo”, puntualizó la tutora.

“Nos afectan las modificaciones de AMLO, ya que el desayuno y la comida son parte esencial de este tipo de escuelas para que los niños rindan más en sus actividades”, aseveró para buzos la tutora Dana; y puntualizó: “seguimos en lucha los padres de familia, seguimos apoyando, poniendo nuestro granito de arena; estamos haciendo las aportaciones que nos tocan para seguir manteniendo el tipo de escuela que queremos”. Como ciudadana, solicita al gobierno de AMLO que regrese los recursos indispensables para la escuela; y hace una invitación a los padres de familia para trabajar solidariamente con todos para que crezca la institución.

Adonay tiene 12 años, cursa el sexto grado y es un alumno que vivió de cerca el asunto en 2015; así cuenta la experiencia de vivir la transición a una escuela de calidad: “me daban clases en una bodega; a mi hermano le tocó estar en el centro, junto a la catedral, tomando sus clases; para mí fue bueno haber estado en la bodega; aunque estuve ahí, aprendí cosas nuevas; aunque después de lo que pasaron los maestros me gusta más esta escuela; los maestros nos enseñan muchas cosas: a respetar a los demás, a ser amables, restar, sumar y me gustan los chilaquiles que nos hacen de comer; nos dan biblioteca, danza, educación física, computación e inglés. Me gusta estar aquí”.

Por su parte, el maestro Aníbal Cacari Cristóbal recordó algunos aspectos de la lucha efectuada en 2015: “El que tú vivas situaciones de lucha cuando no estás acostumbrado, o cuando llegas a vivir un momento en el que debes tomar una decisión, te entran muchas dudas, muchos miedos e inseguridad al no saber en dónde estás; y te sientes desprotegido. Todo eso hace que tengas la necesidad de juntarte con alguien más para salir adelante; no dejaba de ver la carita de mis alumnos y la fuerza de sus papás para continuar; no podía rendirme y no me rendiré, lucharé para darle a mis alumnos la educación que se merecen”, agregó.

“No pierdo el objetivo del proyecto que tenemos, es algo propio que nos nace; es como cuando tú construyes una casa, la valoras más porque tú sabes cuánto te costó hacerla, y eso siento con la escuela; y ésa es la parte que no podemos dejar tan fácil porque a quien no le cuesta, no lo valora; y valoro a mis compañeros, a mis alumnos y exalumnos, porque sé lo que nos ha costado llegar a donde estamos; a todos nos costó y estoy seguro que todos seguimos en pie de la lucha”, finalizó.


Escrito por Laura Osornio

colaboradora


Notas relacionadas

Edición impresa

Editorial

Una “democrática” reforma judicial


La reforma judicial beneficiará en 2025 al partido en el poder, a Morena, al Poder Ejecutivo encabezado por Claudia Sheinbaum.

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1142