Cargando, por favor espere...

Veinticuatro horas en la vida de una mujer
Una respetable mujer de un comerciante y madre de dos niñas, se fuga con un atractivo joven francés “que recordaba a esos maniquíes de cera”
Cargando...

“Sólo un libro que se mantiene siempre, página tras página sobre su nivel y que arrastra al lector hasta la última línea sin dejarle tomar aliento, me proporciona un perfecto deleite.”

Stefan Zweig.

Esta novela corta en su gestación se entendió como un relato largo, incluido dentro de una antología llamada Confusión de sentimientos (1926). Para quien ha leído algún relato de Zweig sabrá de su fina manera de sumergirnos con su narración, quien describe con maestría las pasiones humanas. En Veinticuatro horas Zweig nos introduce en un dilema moral de tipo amoroso.

Todo comienza en el hotel Rivera, cerca de Mónaco, cuando Madame  Henriette, una respetable mujer de un comerciante y madre de dos niñas, se fuga con un atractivo joven francés “que recordaba a esos maniquíes de cera”, al que sólo llevaba conocido un día, o eso creían los ahí reunidos, quienes, tan pronto se fueron los amantes, comenzaron a opinar y a quererle encontrar una explicación a lo que había ocurrido, y si lo que había hecho la Madame era correcto o no, justificable o no.

“-¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?”.

Fueron las palabras de Mistress C., la anciana y distinguida dama inglesa, que se encontraba escuchando a todos y que tomó la palabra en cuanto escuchó la opinión del narrador, quien respondió: “No veo por qué he de adoptar el papel de juez; prefiero actuar de defensor. Personalmente, me causa mayor satisfacción comprender a los hombres que condenarlos”.

El narrador nos introduce con esta historia para inmediatamente pasar a la que realmente nos quiere dar a conocer. Mistress C. lleva años guardando un secreto que no ha podido contarlo, pero el narrador le da tal confianza que ante él sí piensa confesar. Hija de unos ricos landlords de Escocia, que a sus 18 años conoció a su marido, quien muere repentinamente cuando ella tenía 40 años. Pero eso no es lo que ella quiere contar pues considera que su vida no es de importancia e interés para nadie, así que se enfoca en las 24 horas de su vida que no la dejan descansar. Todo comienza en un casino, donde conocerá unas manos adictas al juego que no la dejarán en paz…

En la época en que se desarrolla esta historia dominan las apariencias, casi nada ha cambiado nada hasta la fecha. Una persona, sobre todo una mujer, no puede apartarse de la moralidad por el miedo al “qué dirán”. Todos hemos sido testigos y/o víctimas de un engaño amoroso, hemos escuchado a nuestros hermanos, a nuestras amigos y familiares sobre cómo fueron engañados, y en cuanto nos cuentan sus historias todos nos convertimos en juez y parte. Pero casi nadie se para a preguntar qué llevó a aquellos “malditos infieles” a cometer tan “horrible pecado”, cuál es la causa real de su comportamiento hasta que cometemos el mismo “crimen”.

Veinticuatro horas en la vida de una mujer es una obra que recomiendo porque usted, querido lector, podrá identificarse, si es honesto, con algunos personajes sin mayor problema, y así adquiera - o refuerce, según el caso- la cualidad de escuchar antes de juzgar.


Escrito por Editorial Esténtor

Libros


Notas relacionadas

Aunque el movimiento feminista ha logrado ciertos avances, como el derecho al voto y otros, hoy día la mayoría de las demandas de las mujeres siguen sin resolverse, entre otras, la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Sostener que el arte es un reflejo de la sociedad, así a secas, distorsiona y mutila el papel de la actividad artística y de los artistas. La práctica artística es, en realidad...

Si existen o no está sujeto a lo que concebimos como realidad, misma que es relativa, existe una realidad capturada por nuestros sentidos y una realidad inventada que sólo existe conceptualmente en la mente humana.

La obra reivindica la igualdad entre los seres humanos independientemente de sus aptitudes mentales, ya que la “desigualdad de ingenios” no otorga a unos el derecho a mandar sobre otros, ni debe dar ocasión a la “desigualdad política”.

Los relatos del autor denuncian los actos abusivos de los principales protagonistas y la burocracia oficial de la oligarquía que encabezó el dictador Porfirio Díaz Mori entre 1877 y 1910.

Es una versión novelada del movimiento de Independencia de México en 1810. La propuesta del autor es crítica y hasta burlona cuando explota las acciones anecdóticas y desafortunadas de los principales actores de ese episodio histórico.

En el festival participarán 189 documentales de 24 países, entre otros, Honduras, Ecuador, España, Perú, Argentina, Brasil y Francia. Destacan 59 documentados realizados y producidos en México.

La cinta es una sátira que nos muestra aspectos tan viles como el historial sanguinario de Augusto Pinochet, dictador de Chile (cuyo gobierno comenzó en 1973, después del golpe de Estado).

Si su poesía negrista colma a quien la lee de inevitables ritmos ancestrales, su poesía “mestiza” es libertaria, combativa, militante.

Entrevista a la multipremiada escritora y poeta mexicana Queta Navagómez, quien tiene la influencia clara de su niñez, cuando su madre cada noche tomaba un libro y compartía lecturas.

Desempeñó un papel crucial en el desarrollo del movimiento literario conocido como Shintaishi o “nuevo Romanticismo”, que buscaba revitalizar la poesía japonesa a principios del Siglo XX.

Llama a los hombres a despreciar los peligros y arriesgar la vida en pos del más alto ideal antes de que la muerte inevitable llegue.

De acuerdo con el libro de Dromundo, el tlatoani mexica Moctezuma II en todo momento vio al aventurero español como una encarnación de Quetzalcóatl, a diferencia de sus pares que pronto advirtieron que era un simple mortal.

Burlarse con elegancia de un gobernante despótico, menoscabar su investidura sin envilecerse al mismo tiempo, ha sido desde siempre objetivo de quienes pretenden derrotar, en el terreno de las ideas, a un temible oponente.

Poeta y novelista, vivió su infancia en Bélgica y su juventud en Colombia, y en 1956 se residenció en México.

Edición impresa

Editorial

Guerrero, entidad fuera de control


La rabia y la indignación, así como la exigencia de justicia y acción rápida de las autoridades correspondientes son resultado de la actitud omisa del gobierno del estado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1129