Cargando, por favor espere...

JOSÉ PEÓN CONTRERAS.
Nació en Mérida, Yucatán, el 12 de enero de 1843 y falleció en la Ciudad de México el 18 de febrero de 1907.
Cargando...

Nació en Mérida, Yucatán, el 12 de enero de 1843 y falleció en la Ciudad de México el 18 de febrero de 1907. Peón Contreras tiene un doble sitio: en las letras y en la historia médica nacional. Es el alienista más distinguido de su época y el director del manicomio de San Hipólito. Es sobre todo nuestro mejor dramaturgo romántico y aprovecha la tradición cultural iniciada por Sierra O'Reilly en Yucatán. Rodríguez Galván había descubierto los temas coloniales para el teatro; Peón Contreras los empleó diestramente, sin excluir asuntos prehispánicos ni contemporáneos. El autor de La hija del rey y muchos otros dramas en verso y en prosa fue llamado “restaurador del teatro en la patria de Alarcón y Gorostiza”. Escribió también Romances históricos y dramáticos y algunos poemas líricos en la línea becqueriana como la serie Ecos (en Obras poéticas, 1889) de la que se recogen tres ejemplos en esta compilación.

ECOS

                                   I

Tal vez no existes: acaso

eres la imagen de un sueño,

que deleitó mis sentidos,

y embargó mi pensamiento.

Mas ha de ser realidad

aquel hermoso embeleso,

pues como te vi, dormido,

te estoy mirando despierto;

tal me parece que escucho

a todas horas tu acento;

que se refleja en mis ojos

la luz de tus ojos negros;

que en la palidez marmórea

de tu semblante hechicero,

sus alas de oro y nieve

posa mi espíritu inquieto;

que cerca del pecho mío

siento el latir de tu pecho;

¡que me quemas con tus labios,

que me abrasas con tu aliento!

Y te palpo y no te toco,

y te busco y no te encuentro;

¡y me enloquece tu sombra,

y me embriaga tu recuerdo!

Y así, sin saber lo que eres,

harto sé que eres mi dueño,

que te llevas mis dolores

en las lágrimas que vierto;

que flotando en el espacio

como una visión te veo.

¡Entre tu alma y mi alma,

entre la tierra y el cielo!

                                  II

Cuando recuerdo tu mirada lánguida,

               tu dulce sonreír;

cuando me acuerdo de tu frente pálida,

                de tu talle gentil;

cuando suspiro por las horas rápidas

                que huyeron junto a ti;

el llanto surca mis mejillas áridas

                y me siento feliz…

¡Ay!, cuando no me quede ni una lágrima

               ¿qué será de mí?

                                  III

Imagínate un sol de invierno, apenas

su luz filtrando en la morena bruma;

debajo del follaje más sombrío,

como un espejo, un lago sin espuma.

Al pie de unos bambúes casi negros

un humilde portal que se derrumba

al peso de los años, al azote

del pesado aquilón y de la lluvia.

Sobre el brocal de un pozo y a la sombra

de un pilastrón cubierto de verdura,

una triste paloma, triste y sola,

oculta el pico entre la blanca pluma.

Allá a lo lejos, junto a sauce añoso,

una desmoronada sepultura,

sin cruz, sin epitafio, ni siquiera

una lozana flor, ni una flor mustia.

Imagínate en fin, allá entre abrojos

la lira que cantaba tu hermosura,

cubierta con el polvo del olvido,

¡pedazos hecha, destrizada y muda!

¡Y ya podrás acaso imaginarte

cómo serán mis sueños de ventura,

cuando siento el dolor que siento ahora,

cuando siento estas ansias y estas dudas!

CONFIANZA

No te amedrentes si al cruzar la vía,

feroz, bramando la tormenta llega,

y el arbolado maderamen brega

contra el azote de la mar bravía.

Más tarde, luego,  encontrará bahía

en donde el barco sin temor navega,

mientras la brisa entre las jarcias juega

y abrillanta la mar la luz del día.

No te amedrentes si, al mirar al cielo,

tiende el nublado pavoroso velo

y sobre nuestras frentes se desploma;

que detrás del relámpago y la lluvia,

reesplende el alba, y su cabeza rubia,

coronada de luz, el sol asoma.

VUELVE

¿Vas a buscar espacios y horizontes

y dejas tu vergel?

¿Vas a quemarte al sol de extraños climas,

ave canora?, ¡ve!

¡Ve!, si un día de dolor, te acuerdas

de tu pasado bien,

piensa en el nido que sin ti se queda,

no dejes de volver.

Ya se que vas henchida de ilusiones

que sueñas un edén,

que miras triste la enramada verde

que tu palacio fue;

que te parece lóbrega y siniestra

su agreste sencillez.

Que ya no cantas como tú solías

cantar… ¡todo lo sé!

Pero si acaso un día te arrepientes,

ave canora, ven;

aquí está el lecho de esmeralda y oro

que te miró nacer;

aquí están el estanque, la hortaliza,

la ruinosa pared,

y el cercado cocal, donde volaste

por primera vez;

aquí está todo cuanto tú querías,

aquí mi amor también.

Yo no te olvido nunca…

¡si padeces, no dejes de volver!

A MÉRIDA

En torno mío, fulgurante, vierte

relámpagos de luz la Poesía,

y salgo de las sombras de la muerte,

con el arpa en las manos, tierra mía,

para venir a verte.

Y yo quisiera hablarte de una historia

de lágrimas y amargos sinsabores;

mas, tal como la dicha, es transitoria

también la pena, y de sus tristes flores

se extingue la memoria.

   ¿Para qué recordar el mal que ha huido,

si te vuelvo a mirar tan hechicera,

y tú me quieres como te he querido,

y eres tú mismo como siempre has sido,

y yo lo mismo que era?

Si sentimos los dos igual anhelo

y es conforme a tu dicha mi alegría,

echemos juntos al pasado un velo,

aun cuando tenga nubes como el cielo

y sombras como el día.

Demos gracias a Dios por su ternura,

demos gracias a Dios de que nos guarde

melancólicos sueños de ventura,

al rodar de las horas de la tarde

y de la noche obscura.

Todo me habla de amor, tierra querida,

cuando voy por tus calles y te veo

en medio de los árboles tendida,

y confundo mi vida con tu vida,

tu amor con mi deseo.

Delirio de la infancia me pareces

y de mi hermosa juventud ensueño;

a halagar mi existencia te apareces,

y pienso que en tus brazos me adormeces

llamándome tu dueño.

y en tanto en torno, fulgurante, vierte

relámpagos de luz la Poesía,

yo salgo de las sombras de la muerte,

con el arpa en las manos, tierra mía,

para volver a verte.

 


Escrito por Redacción


Notas relacionadas

Hay una canción de la gran compositora jalisciense, Consuelo Velázquez, que se llama: Te lo dije, e inicia diciendo, justamente, “Cuántas, cuántas veces, te lo dije...”.

Ingeniero Samuel Aguirre y compañero Dimas, los antorchistas estamos atentos a su llamado para defender las causas justas de los más desprotegidos y para defenderlos a ustedes de cualquier arbitrariedad en su contra.

Desoyendo la orden ejecutiva de AMLO, suspenden clases presenciales por infecciones de alumnos y profesores, hasta que existan condiciones para reabrir los planteles.

Debo decir enfáticamente que la revista Proceso miente, miente descaradamente cuando señala que tres importantes líderes antorchistas son delincuentes.

A pesar del peligro que implica mantener a los niños en casa sin ir a la escuela, es mucho más peligroso que los jóvenes comiencen a tomar clases en las aulas, pues no tienen las condiciones indispensables para asegurar la protección de los menores.

John Lennon escribió una canción titulada La mujer es el negro del mundo, en la cual el célebre músico inglés denunció la realidad de la inmensa mayoría de mujeres

El INEGI llamó a todos los mexicanos a colaborar a partir de febrero y hasta agosto próximos, con los Censos Económicos 2024.

La situación que enfrenta Biden es semejante a la de Roosevelt. El descontento de la clase trabajadora, la crisis financiera de 2008-2009 y la pandemia de Covid-19, que evidenció la desigualdad, la pobreza y falta de humanismo del Gobierno y la burguesía.

Grisolía estaba ingresado desde hacía unos días en el Hospital Clínico de Valencia, tras agravarse su salud y donde estaba siendo tratado contra la covid. 

A pesar de las medidas que se han venido tomando respecto a la pandemia del coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador, insiste en que aún no es necesario estar en cuarentena.

Los datos exhiben la negligencia de Claudia Sheinbaum y de los gobiernos anteriores, todos afines a AMLO. Ésta es la razón por la que los incondicionales del Presidente no culparon inmediatamente, como en tantas ocasiones, a los gobiernos anteriores.

A pesar de que la CDMX permanecerá en semáforo naranja la próxima semana, la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum anunció este viernes restricciones en algunos horarios  de comercios.

Ciuda de México.- La producción automotriz en México armó en octubre 363 mil 474 vehículos, lo que significa, una caída de 4.8 por ciento con respecto a los reportado en el mismo periodo del año anterior.

En 2020, México rebasó el millón de muertes por primera vez, lo que representa un incremento de 40 por ciento respecto a 2019, señaló el presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las redes sociales atrajeron en 15 años la misma audiencia que la televisión reunió en casi un siglo.

Edición impresa

Editorial

Crisis alimentaria, bomba de tiempo


La existencia de esta bomba ha sido detectada y advertida por especialistas.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1138