Cargando, por favor espere...

Los ladrones del bosque
Es una miniserie belga realizada en 2020, que narra de forma libre la vida del bandolero flamenco Jan de Lichte. Según investigaciones, este personaje existió y además de ladrón, fue autor de varios asesinatos; ejecutado en 1748.
Cargando...

El título es De bende van Jan de Lichte (La banda de Jan de Lichte), una miniserie belga realizada en 2020, realizada por Johan Van den Driessche la cual nos narra de forma libre la vida del bandolero flamenco Jan de Lichte (Matteo Simoni). Antes de hacer la crítica a esta miniserie conviene señalar que, según las investigaciones sobre este personaje del folklor flamenco, se ha escrito que él fue un bandolero que en 1748 fue ejecutado, dado que no solo robaba, sino que fue autor de varios asesinatos. ¿Hasta dónde la miniserie para la televisión fabricó un personaje completamente ficticio, dadas las necesidades comerciales de la historia cinematográfica? En la miniserie Jan de Lichte, lejos de ser un simple criminal es un personaje que se enfrenta a la aristocracia y a la naciente burguesía; un personaje que logra aglutinar a los vagabundos, rateros, prostitutas y otros elementos de las clases oprimidas para realizar hurtos y repartirse de forma equitativa los botines que resultan de sus asaltos o de sus incursiones por la ciudad. Jan de Lichte, es presentado entonces como un Robin Hood de Flandes.

La miniserie consta de diez capítulos en los cuales se despliega una historia que logra atrapar el interés de los espectadores, pues Jan de Lichte no es el bandido inescrupuloso y ajeno a la lucha de hombres y mujeres que fueron expulsados de la ciudad por haber cometido algún delito y para sobrevivir se refugian en un bosque.

Pero la falta de rigor histórico en la miniserie es suplida por una ambientación social de buena factura, dado que se describe la sociedad flamenca del Siglo XVIII, en la que todavía no terminaba de morir el feudalismo y no terminaba de nacer el capitalismo y en la que los miembros de las capas más pobres, para sobrevivir al desempleo, a la miseria, al hambre y a las injusticias que cometían las clases adineradas y su gobierno, se veían compelidos a delinquir, y claro está esas mismas clases parásitas y esos mismos gobernantes castigaban con brutal ferocidad y convertían en proscritos a las víctimas de ese orden social, mientras que esas mismas clases dominantes robaban, mataban y hacían toda tipo de tropelías de forma impune. En una de las escenas de la miniserie aparece Jan de Lichte repartiendo el botín de un asalto y le dice a los que integran su numerosa banda que ese dinero robado es producto del trabajo de los mismos miembros de aquel clan de desterrados (aquellos bandoleros fueron empleados por la alcaldía y el capitalista más rico para construir una carretera que permitiera transportar mercancías y personas en menos tiempo, por aquellos años en Flandes empezaban a aplicar en la construcción de carreteras la tecnología inventada en Inglaterra que consistía en pavimentar con gravilla y arena revueltas con brea, o sea con asfalto). Si esa aseveración de Jan de Lichte fuese cierta, esto significaría que este personaje del paisaje folklórico flamenco, exponía –aunque fuese nebulosamente– la teoría materialista del valor como producto del trabajo y la existencia de la plusvalía como verdadera fuente del enriquecimiento de la clase capitalista.

En la miniserie, Jan de Lichte es ejecutado dos veces. En la primera, el verdugo encargado del ahorcamiento de Jan, hace trampa para que la soga no apriete y el “ejecutado” sobreviva. Pero Jan de Lichte cae en una emboscada del alcalde, quien logra que las tropas francesas persigan a la banda de Jan, la masacren, a él lo aprendan y, finalmente, sea ejecutado; en esta segunda ocasión nada puede salvar el héroe de la banda de ladrones del bosque. En Los ladrones del bosque se retrata la época en que el feudalismo está viviendo sus estertores de muerte en Europa occidental; el proletariado aún no representa la fuerza principal de las revoluciones. La historia de esa banda, sin embargo, evidencia la tragedia que viven los pueblos por la falta de organización y conciencia auténticamente revolucionaria.


Escrito por Cousteau

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Mary y Marta de Phillip Noycen (2013) es una cinta que narra la identificación vital de dos mujeres, una inglesa y una norteamericana; su identificación ocurre porque ambas perdieron a sus respectivos hijos en Mozambique a causa de la malaria.

El sedentarismo puede pasar inadvertido; sin embargo, representa uno de los mayores desafíos de este siglo y debe ser tomado con seriedad.

"Boletín y elegía de las mitas" se considera el más grande poema de César Dávila Andrade, y uno de los más importantes para el indigenismo y la literatura ecuatoriana en general; el poema fue incluido en su poemario Arco de instantes (1959).

El Museo de Arquitectura de Madera muestra la amplia variedad de los edificios elaborados con este material por el pueblo ruso.

Marx mantuvo siempre una actitud crítica hacia aquello que estudiaba. En filosofía, esto es claro. Por ejemplo, la filosofía especulativa, ¿cómo definió Marx a la filosofía especulativa? Aquí lo explico.

Lifschitz toma como ejemplo a la estética para demostrar que una revolución como la que Marx propone lleva consigo una concepción nueva de la sociedad.

Mito o no, los detalles de su defensa del último bastión de la capital de la República han alimentado los ideales de soberanía de muchas generaciones y son aún un símbolo de la defensa irreductible contra el invasor.

Su poema Palabras por los niños de Kerch, aborda uno de los aspectos más escalofriantes de la Segunda Guerra Mundial: el asesinato en masa de niños (lo más preciado de una sociedad) en los territorios soviéticos ocupados por las tropas de Hitler.

Diputados españoles de todos los partidos aprobaron este miércoles una ley en la comisión de Educación del Congreso

Al final de su diálogo en La República, preguntaron a Platón dónde se encontraba el lugar perfecto que acababa de describir y él respondió que en u-topos, es decir, en ningún lugar.

Considerado el más famoso poema de Abelardo "Lalo" Delgado, este poema denuncia el desperdicio de talento de tantos migrantes, debido a que están condenados a la degradación y la violencia en una sociedad que los oprime.

Sinuhé, el personaje central de la novela, lleva el nombre de una figura legendaria del Siglo IX antes de nuestra era (ane), a la que trasladó cuatro centurias atrás (al Siglo XIV), cuando gobernó el faraón Akhenatón (1353-1336 ane).

Poeta de lo cotidiano, de la soledad y el anonimato en las grandes urbes, Transeúnte abre el libro; el poema es una instantánea que retrata la fragmentación de las masas, que han perdido toda pertenencia a pesar de habitar un espacio reducido.

Contemporáneo de Juan Álvarez Gato, es célebre la discusión literaria sostenida por ambos en forma de coplas, en la que se critica la sociedad de su tiempo y los vicios de todos los estamentos feudales, a cuya decadencia ninguno escapa.

CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE. Poeta, periodista y político brasileño