Cargando, por favor espere...

La revolución de los ricos
"Es cierto que mi gobierno era la revolución de los pobres, pero no olviden que también los ricos y los criminales tienen sentimientos, ellos son 'pobres' de espíritu y yo los salvaré”.
Cargando...

Al principio parecía un simple error; y los millones de fieles seguidores cuestionaban poco algunos de los actos contradictorios del ungido Presidente de México. ¿Por qué parecía tan cercano el gobierno a los hombres más ricos del país? ¿No era el gobierno de los pobres el que había llegado al Poder? “Posiblemente –se respondían los fanáticos seguidores de el “salvador”– es una estrategia que no alcanzamos a comprender, el mesías ve más allá que nosotros, deben existir razones que justifiquen lo aparentemente irracional”.

Pasado algún tiempo, sonaron las trompetas de combate, la corrupción se encontraba amenazada de muerte, el redentor no se tomaba las cosas a la ligera y donde ponía el ojo ponía la bala, los corruptos tenían los días contados. Los fieles vieron cercano el principio del fin del conservadurismo; nos libraríamos de un sopapo de toda la putrefacción del sistema; la palabra del señor era ley y no había qué dudar de la eficacia de su estrategia.

Las cosas no resultaron como esperaban. Escándalos de corrupción en la propia familia del mesías, hermanos recibiendo sobres, primos estafando al Estado, hijos con mansiones millonarias. “Calma, calma –pensaron los discípulos– esto debe tener una explicación. Recuerden que no por nada es «el Único», si Jesús tenía a su lado a Judas, es normal que entre los que le rodean haya también pecadores”. La situación se complicaba, los atentados a la lógica y al sentido común eran cada vez más constantes; los seguidores, sin embargo, no perdían el talante.

Así pasaron algunos meses, los actos de corrupción se incrementaban en las propias narices del redentor; los pobres solo progresaban el arte de no morirse de hambre. Sin embargo, la simpatía, si no crecía, al menos se mantenía. La estrategia funcionaba: Panem et circenses.

Los gritos de la realidad comenzaban a oírse, apenas como ligeros susurros, en los oídos de la fanaticada. ¿Cómo justificar que, en el año más crítico de la historia moderna de México, Carlos Slim, el hombre más rico del país, haya incrementado su fortuna alcanzando los 81.2 mil millones de dólares? ¿Cómo era posible que precisamente en el gobierno de los pobres, ocho de los 10 más grandes multimillonarios de México incrementaran su fortuna en un 28 por ciento durante este último año, mientras la población en condición de pobreza pasaba de 51.9 millones a 55.7 millones el mismo periodo?

Cuando todo parecía perdido, cuando ya no había otra alternativa que declarar: “sí, somos el gobierno de los ricos”, cuando incluso los más enajenados empezaban a desempolvar la inteligencia, el mesías, con su visión única, encontró una nueva salida: “hermanos –les dijo– algunos empiezan a dudar, pero déjenme explicarme: es cierto que mi gobierno era la revolución de los pobres, pero no olviden que también los ricos y los criminales tienen sentimientos, ellos son “pobres” de espíritu y yo los salvaré”.

En otras palabras, los fieles se conformaron con esta nueva salida: “Se ayuda también a los de arriba, yo les puedo decir que no hay un rico de México que en el tiempo que llevamos gobernando haya perdido dinero, y a las pruebas me remito. Al contrario, les ha ido bien”.

El mesías ponía las cosas realmente difíciles para sus cada vez menos convencidos discípulos. Al evidenciarse que realmente el nuevo gobierno, detrás de toda la fachada, palabrería y moralidad baratas, escondía intereses de clase. Cuando ya no pudo ocultarse que la “revolución” de 2018 fue realmente “la revolución de los ricos”; al quedar desenmascarado el salvador como un enviado realmente pérfido de la burguesía nacional, nuestra política pasó de lo surrealista a lo absurdo. Los fanáticos, un poco enfurecidos, preguntaban: ¿por qué, señor, los ricos son más ricos que antes?, ¿por qué, señor, los pobres son más pobres y miserables que antes? La respuesta sería sorprendente: “Los ricos son más ricos porque tal vez aquello que dijimos repudiar no era tan malo, los pobres son más pobres porque tal vez «el modelo neoliberal no es del todo malo”.

¿Serán sus fanáticos tan intencionalmente ciegos que lleven esta farsa hasta sus últimas consecuencias? Para todos aquellos que han recapacitado y para los que supieron ver la tragedia antes de su llegada, la tarea, en esta comedia de los errores, es criticar, desenmascarar y demostrar que, en México, después de este gobierno, solo habrá un ganador y nada más que un perdedor, el mismo de siempre; los ricos saldrán fortalecidos y los pobres, aquellos que hoy todavía defienden a su verdugo, saldrán mucho peor de como entraron. Solo la crítica y la conciencia de las masas podrá revertir el daño que hoy resiente en sus entrañas el pueblo de México.


Escrito por Abentofail Pérez Orona

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Toda su obra poética se recopiló en Versos (1900) edición que reunió sus poemas de 1884 a 1886

Gruzinski, historiador francés, explica que el libro es en realidad una crónica de la construcción y destrucción de una obra de arte comunitaria a lo largo de seis siglos.

Su escritura combina un romanticismo y elemento folklórico con un ritmo y longitud de línea modernista más limpia y aguda.

Tendrá 60 actividades y mantendrá sus tradicionales ciclos literarios, científicos, de divulgación económica, así como las efemérides, presentaciones de libros, conferencias y lecturas.

A poco más de dos semanas de la operación militar de Rusia, creo conveniente agregar algunas conclusiones. Es necesario hacerlo, pues el peligro de que ocurra una conflagración nuclear ahora es mayor.

Su huida hacia un mundo puro representaba para él la renovación del arte a través de la vuelta a lo salvaje.

Un Iceberg llamado poesía es el titulo que el poeta y cineasta peruano dio a la extensa alegoría marítima del encuentro del hombre con la vida, con la palabra, con la autoconciencia, con la poesía.

El arte en el capitalismo no solamente no ha desaparecido, sino que en ocasiones experimenta momentos en los que brotan nuevas expresiones creativas

¿Es real la superioridad de la música clásica? Su buena reputación reside en dos elementos: Beethoven y todo el romanticismo alemán; y la evidencia que nos ha proporcionado la neurología durante los últimos años y su relación con la música en general.

Este escritor nos recuerda que el pensamiento no se nutre de sí mismo, porque la materia prima de éste es la acción, y sin ella no podemos construir ideas.

Situada en la desembocadura del Río Tajo, en el Océano Atlántico, con menos de un millón de habitantes, Lisboa es la ciudad más grande de Portugal; ha sido nombrada como el mejor destino turístico urbano según el “World Travel Awards” 2023.

Oubao-Moin es el nombre que los indios caribes dieron a Puerto Rico, significa “isla de sangre”; también es el título de uno de los poemas más conocidos del costarricense Juan Antonio Corretjer.

Perteneciente a la Generación del 45, tuvo actividad pública y compromiso ciudadano por la causa de la democracia, por lo cual fue víctima del Terrorismo de Estado, sufriendo destitución, secuestro y prisión.

Basada en el atentado a las torres gemelas en 2001, la cinta aborda el problema de las indemnizaciones que debieron pagar las compañías aéreas a los familiares de los fallecidos.

Las civilizaciones antiguas de Mesopotamia es un texto introductorio sobre el conocimiento de la cuna de la civilización humana: Mesopotamia (antiguo Irak), que vio nacer varias de las sociedades humanas organizadas más antiguas.

Edición impresa

Editorial

La salud mexicana al término del sexenio


Dinamarca es el punto de comparación que eligió AMLO desde el principio para prometer una atención médica de primer mundo para todos los mexicanos.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1134