Cargando, por favor espere...

Juego de traición
Basada en hechos reales, la cinta se desarrolla en E.U., en la época en que el crack, más barata que la cocaína pura y más adictiva, se había convertido en la droga más consumida y generaba más ganancias para los narcotraficantes.
Cargando...

Para que una obra cinematográfica desempeñe un rol eficaz como vehículo de conocimiento de la problemática social, no solo debe basarse en una historia salida de la realidad (o como se anuncian comercialmente estas historias: “basada en hechos reales”), sino que, quien dirige la realización de esa obra debe tener un objetivo preciso, debe tener una “tesis” o una “hipótesis”. Bernardo Bertolucci hace mofa en su célebre cinta Último tango en París –utilizando un personaje secundario de esa historia– de los cineastas que, creyéndose genios, filman la realidad de forma espontánea pero sin ningún guion, sin ninguna idea que proyectar en la mente de los cineespectadores; como si, por mostrar hechos aislados e inconexos, esos mamotretos fueran algo muy “original”, “vanguardista”, etc.; pero este cine es vacío, semejante a los cuadros de pintura “abstracta” que solo expresan formas sin contenido. Último Tango en París es un filme que nos presenta una sociedad capitalista deshumanizada, enferma y decadente.

Esa podredumbre, ese ensañamiento de la sociedad capitalista sobre los seres humanos en esta historia sobre los adolescentes se retratan en la cinta Juego de Traición (2018), del realizador estadounidense Yann Demange. La cinta nos muestra una historia basada en hechos reales ocurridos a mediados de la década de los 80 en la ciudad de Detroit, durante la época en que la droga conocida como crack, que se produce de la combinación de cocaína con bicarbonato de sodio, que es más barata que la cocaína pura y más adictiva, cuyo consumo tiene repercusiones más dañinas en los consumidores que otras drogas, sobre todo porque provoca alteraciones cardiovasculares, problemas en el sistema nervioso y en los pulmones, amén de los efectos psicológicos, también dañinos, se había convertido en la droga más consumida y generaba más ganancias para los narcotraficantes. Richard Wershe padre (Matthew McCounaghey) es en esta narración un traficante de armas en pequeño que sueña con hacer una pequeña fortuna que le permita poner un negocio de venta de videocintas. Su hijo, Richard Wershe Jr. (Richie Merritt) es un adolescente de 15 años que se relaciona con una pandilla de adolescentes afroamericanos que forman parte de una mafia local que se dedica al trafico de crack. El FBI contacta a Wershe hijo, apodado Rick el blanco para que les sirva de informante sobre los traficantes de drogas de Detroit; para hacer atractivo su “trabajo”, los agentes federales entregan a Rick droga que puede comercializar, lo cual le deja ganancias.

La hija de Wershe (Bel Powley) es drogadicta y huye de la casa familiar después de que su padre la sorprende teniendo relaciones íntimas con un malviviente. Wershe padre aunque es muy mal ejemplo para sus dos hijos, siempre busca mantener unida a la familia. Sin embargo, después de haberse involucrado como soplón de los agentes federales, Rick decide alejarse de su papel de espía para dedicarse a la venta de droga. Cuando llega a los 17 años es aprehendido por la policía y sometido a juicio. Los agentes del FBI que lo utilizaron como carnada para hacer su trabajo no lo ayudan para que su condena, terminado el juicio, sea indulgente, dados los servicios que ha prestado al gobierno federal.

Por el contrario, es sentenciado a cadena perpetua. Richard Wershe abandona la esperanza de amasar una pequeña fortuna y poner su negocio mientras Rick vive el infierno del encierro carcelario. Juego de Traición es una cinta que denuncia la putrefacción de la sociedad norteamericana, evidencia cómo viven millones de seres humanos en el capitalismo más “avanzado” del planeta, un capitalismo que hunde a millones de seres humanos no solo en la miseria, sino también en el envilecimiento de la drogadicción; muestra la degradación en que caen muchos jóvenes que buscan hacer dinero fácilmente y su inevitable caída por la acción de una “justicia” que ataca los efectos y no las causas de las adicciones y la delincuencia.


Escrito por Cousteau

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Desde muy pequeño sintió afición por las letras y publicó su primera obra "Baal" cuando tenía 20 años. Sumamente rebelde, buscó en el arte la forma de entender la realidad.

Si el arte en nuestros días está en crisis, no es peregrino buscar las causas en las crisis económicas del capitalismo, primero, y después, en la crisis existencial y desesperanza que sufre la humanidad.

La poesía medieval francesa de mediados del siglo XIII tiene en Rutebeuf una de sus figuras más controvertidas

La sed de dinero no se colma porque éste no se creó para satisfacer una necesidad precisa, sino como un medio para diversos fines.

La película nos describe los avatares de un regimiento de fusileros que enfrentan a batallones alemanes, los cuales se dirigían a Stalingrado en 1942.

Sinuhé, el personaje central de la novela, lleva el nombre de una figura legendaria del Siglo IX antes de nuestra era (ane), a la que trasladó cuatro centurias atrás (al Siglo XIV), cuando gobernó el faraón Akhenatón (1353-1336 ane).

Su poesía se ha clasificado dentro del posmodernismo, trata temas de meditación lírica sobre la muerte, el desamor y las contradicciones sobre el bien y el mal, la belleza y el horror, etc.

De principio a fin, el relato es una ingeniosa y burlona alegoría de la guerra. En sus páginas denuncia las graves consecuencias de la muerte; destrucción de recursos y bienes vitales, hambre y enfermedades.

Jehová es una nomenclatura distinta a la de otras divinidades; enfatiza no solo la “unicidad”, sino además impone a sus creyentes la obligación de buscarle pseudónimos para aludirlo porque no puede ni debe nombrársele.

Ése es el mérito de la cinta: mostrar la esterilidad y hasta lo contraproducente de la lucha de los antifascistas que carecen de una ideología científica.

Muchas cosas en común tuvieron los pueblos de la antigüedad, entre ellas el afán de eternizarse en la memoria de las generaciones futuras.

En la poesía A Iturbide, en su coronación, el poeta llama al extraviado prohombre a recapacitar; le recuerda a los muertos en la Guerra de Independencia; invoca su rol en la historia y lo conmina a rechazar el cetro.

En sus escritos demuestra la importancia del análisis del arte en la transformación del mundo y la necesidad de crear ideas estéticas contrarias a la ideología dominante.

Arqueólogos israelíes realizaron el increíble hallazgo de un alijo de armas de hierro, con empuñaduras de madera y cuero, de la época romana, perfectamente conservadas luego de 1,900 años.

Es un destacado exponente del modernismo mexicano, al que incorporó temas y escenarios

Edición impresa

Editorial

La farmacia más grande del mundo


A cinco meses de inaugurada, la Megafarmacia sólo es grande en extensión: el gobierno compró, por una millonada, un almacén ubicado sobre 42 hectáreas.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1135