Cargando, por favor espere...

Gaspara Stampa, poetisa del renacimiento italiano (II de II)
La pasión amorosa, la osadía, la intensidad de los sentimientos que expresa este espíritu renacentista llegan hasta nosotros, atravesando los siglos, con la misma intensidad de entonces.
Cargando...

Gaspara Stampa murió en 1554, dejando profusas indicaciones a su hermana Cassandra para la publicación de Rime, su obra póstuma; este cancionero contiene 310 composiciones (sonetos, madrigales, sextinas, canciones y epístolas). La pasión amorosa, la osadía, la intensidad de los sentimientos que expresa este espíritu renacentista llegan hasta nosotros, atravesando los siglos, con la misma intensidad de entonces.

Yo te lo juro, Amor, por tus saetas

y por tu antorcha poderosa y santa:

aunque arda el corazón y se deshaga,

y me hieran las flechas, no me importa.

 

Busca por el pasado y el futuro,

y elige la mujer que tú prefieras,

no hubo ni habrá amante que sintiera

llamas tan vivas, dardos tan agudos;

 

porque nace una fuerza de esta pena,

que supera al dolor y que lo engaña,

al punto que no duele, o no se siente.

 

Lo que me mortifica en cuerpo y alma,

el miedo que me empuja hacia la muerte

es que mi fuego sea llamarada.

Las leyendas pseudobiográficas dicen que murió por su propia mano (o la de su amante); pero los datos ciertos fechan este acontecimiento varios años después del abandono de Collaltino di Collalti y consignan como posible causa el “mal de matriz”; y también que después de aquel rompimiento mantuvo una relativamente prolongada unión con Bartolomeo Zen, otro caballero veneciano, de quien se dice la inspiró también apasionados poemas; y así lo podría confirmar, sucumbiendo a la nociva práctica de pretender ver en la obra la vida del autor, la siguiente versión literaria de “un clavo saca a otro clavo”. La traducción es de Eleanora González Capria, fue publicada en el número 24 de la revista argentina Hablar de poesía, y bien se explicaría con el siguiente diálogo imaginario:

–A mí este desengaño no me va a impedir volver a amar, yo soy como una salamandra o un Ave Fénix y el fuego no me destruirá. Además, este hombre es mejor que ese cretino que se fue.

 

– Pero Gaspara, no podemos poner eso.

– Bueno, entonces escribe:

El Amor me ha hecho tal que en fuego vivo,

cual nueva salamandra al mundo, y como

aquel otro animal no menos raro,

que en un mismo lugar nace y espira.

 

Mis delicias son todas y mi gozo

vivir ardiendo y no sentir los males,

sin preocuparme de si quien me empuja

tenga de mí piedad mucha ni poca.

 

Era extinto el primer ardor apenas

y otro encendió el Amor, que es aún más vivo

y más grande que cuantos he probado.

 

No me arrepiento de mi arder amando,

si quien de nuevo el corazón me roba

de mi ardor pleno y satisfecho queda.

 

Cósmico es el adjetivo que mejor se adapta al siguiente soneto en el que Stampa convoca al mar, a los vientos del sur y del norte (y a la deidad grecolatina que los encarna) para que la ayuden a expresar los sentimientos inefables de una ruptura amorosa.

 

Olas que con frecuencia el mar turbáis

cual me turban a mí también los celos,

venid a hacerme un rato compañía,

pues tan caras me sois y tan cercanas.

 

Así el fiero Aquilón y el Austro fiero

os sean menos crudos e importunos,

así os conceda Eolo alguna tregua,

ya que el amor a mí no me lo otorga.

 

Y tanto y tanto he de llorar, ay triste,

que el humor que derramo por los ojos

si fuese como el mar, es poco o nada;

 

vosotras me daréis de vuestro humor

lo que precise a desfogar el llanto

que a tan alto dolor se corresponde.


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Noticia anterior
La joven
Noticia siguiente
MANUEL MARÍA FLORES

Notas relacionadas

La superación de la que habla Marx no niega por completo lo anteriormente construido por la tradición, sino que lo integra y, en algunos casos, lo supone. Aquí lo explico.

Periodista revolucionario, “Poco o nada se sabía de Arqueles Morales en su tierra alrededor de los años 60. Con el tiempo se supo de sus andanzas por América Latina", Argentina, Panamá, Nicaragua y Cuba.

Regresó a Guatemala en 1964, compartiendo la militancia política con las actividades culturales. Al año siguiente fue capturado y enviado al exilio.

Debemos conservar piadosamente los pocos restos escapados del naufragio de nuestra literatura antigua, y más cuando se hallan tan próximos a desaparecer.

Es un académico, poeta, dramaturgo y periodista tamil nacido en Sri Lanka en 1960. Es autor de más de 15 libros en tamil y su obra ha sido traducida a veinte idiomas.

Este libro recoge las más famosas obras del famoso autor checo: destacan "La metamorfosis", "La condena" y "El castillo"; 150 cuentos, 500 cartas, su autobiografía y cuadernos de notas.

En la década de 1960, lo más importante de su pluma fue Canciones rusas (1967), donde el autor regresaba a un neosimbolismo intimista.

Maestro y poeta, las hadas no permiten que ni la cárcel ni la persecución lo amarguen; su poesía límpida y cristalina va a los niños, al pueblo; en ella se complacen todos, jóvenes y viejos. Es poesía.

Esta vez abordo la brillante lección de inteligencia geopolítica y visión histórica que mostró el presidente ruso Vladimir Putin en la reciente entrevista que le hizo el periodista estadounidense Tucker Carlson.

Verdaguer falleció en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos y la familia anunció que en ese mismo lugar será cremado.

¿Y si en lugar de una diminuta y aislada hormiguita decimonónica, millones de ordenadas y diligentes hormigas fueguinas lográramos por fin convencer al elefante de que no es sensato su proceder?

De 23 proyectos registrados, la Secretaría de Cultura sólo ha cumplido con el pago de cinco de ellos

Hasta su muerte, Víctor Hugo fue una de las figuras tutelares de la recuperada República, así como una indiscutible referencia literaria. Entre sus obras destacan El noventa y tres (1874) y El arte de ser abuelo (1877).

Antorcha sabe que la música es fundamental para reforzar la identidad popular e individual. Así, la música popular mexicana debe profundizarse y extenderse en todas las clases populares, porque es un ariete de defensa contra la propaganda extranjera.

La Unesco considera esta situación "alarmante", ya que todo eso dificulta el mantenimiento de los esfuerzos para conservar las colecciones.