Cargando, por favor espere...

"Eugenia Grandet" y su mensaje imperecedero
No hay mejor forma de reseñar la novela Eugenia Grandet que con palabras de su propio autor, quien en vida escribió "La Comedia Humana", obra reflejo de una clase que nació con la revolución que la protagonizó y desarrolló: la burguesía.
Cargando...

“Los avaros no creen en una vida futura, para ellos, el presente lo es todo. Esa reflexión arroja una claridad horrible sobre la época actual donde, más que en ninguna otra, el dinero domina las leyes, la política y las costumbres. Instituciones, libros, hombres y doctrinas; todo conspira para minar la creencia de una vida futura sobre la que se apoya el edificio social desde hace mil 800 años. Llegar per fas et nefas (por cualquier medio, sea justo o injusto, legal o ilegal) al paraíso terrenal del lujo y los placeres vanos, petrificar el corazón y macerarse el cuerpo en busca de posesiones transitorias, es el pensamiento general, pensamiento por otro lado escrito en todas partes, hasta en las leyes, que preguntan al legislador: '¿qué pagas?', en lugar de decirle: '¿qué piensas?'. Cuando esa doctrina haya pasado de la burguesía al pueblo, ¿qué será del país?”: Honoré de Balzac.

No hay mejor forma de reseñar la novela Eugenia Grandet que con palabras de su propio autor, quien en vida escribió La Comedia Humana, integrada por una serie de novelas en las que retrató fielmente a la sociedad de una época tan turbulenta de Francia que se vio marcada por la caída de la monarquía y el ascenso de la burguesía, que asumió el poder con la Revolución de 1789.

Esta obra es el reflejo de una clase que nació con la revolución que la protagonizó y desarrolló: la burguesía. Félix Grandet, el patriarca de la familia, representa al burgués en ciernes, cuya característica principal es la necesidad de atesorar todo lo que cae en sus manos y lo lleva al extremo de vivir en la austeridad para acumular millones de francos en el ático de su casa. Su hija Eugenia contrasta frente a esta conducta vil. Es ajena a las riquezas que posee su padre porque cree que viven en la más descarnada de las pobrezas, pues éste cuenta hasta el dinero que la familia gasta en la comida, en la tela que su madre compra para hacer prendas y en las velas que consumen al día.

Sin embargo, el pueblo conoce bien al señor Grandet y sabe –si no de cierto, a ojo de buen cubero– que por más que aparente pobreza y rectitud, es un hombre abusivo que regenta todos los terrenos del barrio, cobra todo; y que tiene por principio no dar ni mostrar sino guardar, guardar y guardar. La alta sociedad tampoco desconoce su posición; por ello las familias de vieja alcurnia –quienes para entonces se hallan en la miseria económica debido a que la aristocracia ha caído con la monarquía– se acercan a él para pedirle la mano de Eugenia, a quien llenan de elogios con el único fin de obtener las riquezas del padre.

Eugenia, finalmente, se rinde ante las palabras de un primo caído en la desgracia y quien será la fuente de su infelicidad, porque ella representa el amor más puro pero también el más ingenuo, ya que su encierro y las “previsiones” de su padre la incapacitaron para conocer a la gente. Su ingenuidad, la muerte del señor Grandet y la posesión de una gran fortuna, que desconoce, son la causa de su desdicha; pues se convierte en “blanco fácil” de una sociedad que está cimentándose sobre la base de la compra-venta de absolutamente todo, hasta del amor, como le ocurre con su primo, quien le vende su amor a cambio de dinero.

Por el estilo de la narración, las lecciones de vida que contiene y la actualidad de su trama, recomiendo ampliamente esta novela. Además, es conveniente leer todas las obras de Balzac, porque en ellas está impresa ya la realidad actual de una sociedad obsesivamente atrapada en crisis financieras y transacciones comerciales, en la que la ideología del rico ha permeado sobre el marginado, lo ha enajenado y lo ha embrutecido hasta el punto de que no es capaz de mirar sus cadenas. Una sociedad verdaderamente enferma que necesita curarse antes de que sea tarde. Es necesario leer a Balzac, en síntesis, porque sus novelas ayudan a despertar las conciencias de las personas para que adviertan con mayor objetividad el mundo que las rodea.


Escrito por Libia Carvajal

Colaboradora


Notas relacionadas

Una perspectiva que pretende ser incluyente afirma que toda cultura es igualmente válida; la otra afirma que ciertas expresiones culturales son vulgares y otras elevadas, ¿quién es, entonces, más culto?

La tecnología hace posible que las ventas en línea lleguen a más personas, sin importar donde se encuentren; por lo que cada vez más usuarios de la red realizan compras a través de internet.

Así como un deportista ama su actividad, lo encuentra entretenido, le gusta y goza, de igual manera un matemático, con sus objetos de estudio, ama intrínsecamente la disciplina, muchas veces sin esperar utilidad.

Conocido como “el poeta de la revolución”, es el más conocido de los líricos vietnamitas del Siglo XX. Se convirtió en una celebridad de la cultura vietnamita y un poeta del humanismo revolucionario.

Además de tener 64 mil alemanes residentes en México, los nazis alardeaban de que para abrir un “frente sur” en la frontera norte disponían de 11 mil jóvenes mexicanos entrenados para tal efecto.

La Epopeya es una bien lograda alegoría antiimperialista; el polluelo sobrevive al ataque de un águila; ahora es un ave majestuosa que vuelve por sus fueros, lucha y vence, recuperando su territorio.

Con este Torneo se reanudan los eventos deportivos nacionales organizados por el Movimiento Antorchista; el próximo torneo será de Basquetbol y se realizará en Morelia, Michoacán en noviembre próximo.

Si el arte en nuestros días está en crisis, no es peregrino buscar las causas en las crisis económicas del capitalismo, primero, y después, en la crisis existencial y desesperanza que sufre la humanidad.

"Decálogo del escritor", fruto de muchos años de periodismo, plantea de manera sucinta sus consejos para los jóvenes escritores: escribir al servicio de las masas, del elevado ideal de la Revolución, poniendo en juego todas las capacidades del autor en esta tarea.

La cultura tendrá que seguirse rascando con sus propias uñas, como lo ha hecho durante los últimos dos años.

El poeta y ensayista Raúl Leiva fue miembro destacado de la Generación del 40. Con su trabajo periodístico y literario contribuyó a la revitalización cultural de su patria durante la Revolución Guatemalteca (1944-1954).

Una poesía con los pies sobre la tierra, creada para que la entiendan los hombres sencillos de su pueblo, con cuidada transparencia, pero de una sorprendente profundidad, así es la poesía de Antonio Flores.

La empresa Bleta Blu buscará apoyar a los productores con sus cultivos y frutas de la propia región de la Mixteca para darle plusvalía al trabajo del campesino y sean autosustentables.

La cinta de Terrence Malick está basada en hechos reales y nos narra el ejemplo de un hombre que termina siendo ejecutado en la Alemania nazi por sus ideas y su posición frente a la guerra.

En los tiempos de don Miguel de Cervantes Saavedra, la misoginia era abierta. En 1605, cuando aparece la primera parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, en más de una ocasión se ofrecen posturas críticas sobre esta cuestión.

Edición impresa

Editorial

Guerrero, entidad fuera de control


La rabia y la indignación, así como la exigencia de justicia y acción rápida de las autoridades correspondientes son resultado de la actitud omisa del gobierno del estado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1129