Cargando, por favor espere...

El odio de clase en la poesía de Raúl Leiva
El poeta y ensayista Raúl Leiva es referente obligado de la poesía revolucionaria de su país. Con "Con Poesía es Amor", Raúl Leiva sella su compromiso de crear una poesía militante.
Cargando...

Nacido en Guatemala en 1916 y fallecido en la Ciudad de México en 1974, el poeta y ensayista Raúl Leiva es referente obligado de la poesía revolucionaria de su país; cofundador y secretario de la Revista de Guatemala y de la revista Acento; colaborador de la Casa de las Américas y de numerosas publicaciones culturales de México –donde se exilió en 1954–. Recibió, en 1941, el Premio de Poesía Centroamericana; y en 1963 ganó el Concurso Internacional de Crítica Literaria del FCE. Su extensa obra poética se compone de Angustia (1942); En el pecado (1943); Batres Mantúfar y la poesía (1944); Sonetos de amor y de muerte (1944); Norah o el ángel (1946); El deseo (1947); Mundo indígena (1949); Sueño de la muerte (1950); Los sentidos y el mundo (1952); Oda a Guatemala y otros poemas (1953); Danza para Cuauhtémoc (1955); La tierra de Caín (en colaboración con Enrique González Rojo y Eduardo Lizalde, 1956); Nunca el olvido (1957); Águila oscura (1959); Eternidad tu nombre (1962); La serpiente emplumada (1965); Transfiguraciones (Poemas y Ensayos, 1969); y Palabra en el tiempo: obra poética (Guatemala, Universidad de San Carlos, 1975).

Con Poesía es Amor, Raúl Leiva cierra el Libro Primero de su poemario Mundo Indígena (Ediciones Saker-Ti, 1949), y con él sella su compromiso de crear una poesía militante. La contradicción dialéctica entre amor y odio no se desperdicia en un poema de amor individual, sino contribuye a expresar su amor por la humanidad sufriente. El poeta rompe con toda la monserga azucarada de paz y concordia entre los hombres más allá de las diferencias abismales entre quienes lo poseen todo y aquellos a quienes falta lo esencial; y declara su odio a la opresión, la esclavitud, la miseria pasada y presente… su odio de clase.

Este fecundo odio contra la burguesía no es sino la otra cara de la moneda: su identificación como un poeta proletario lleva aparejado el deseo de exterminar para siempre las injusticias y la explotación. Telúrica, su voz se eleva llamando a destruir todo lo que atormenta al hombre; y a construir, sobre las ruinas de la odiada desigualdad, un mundo en el que el hombre no sea más “el lobo del hombre” y el amor pueda reinar sobre la Tierra.

 

Poesía es Amor.

Pero también es Odio, ramalazo violento

contra una realidad en la que el hombre

ha perdido su sitio, su horizonte genuino.

Viajero por la Tierra, he descubierto el Odio

y a él le entrego ahora el conmovido canto.

Indio: no llores más tu desventura:

el llanto a nadie sirve.

Nutre tu entraña, témplala en el fuego

que el Odio nos entrega lentamente.

Creo en el Odio y en su fuerza fecunda,

en su aire perfecto y en su luz que

[derrota

a un mundo de agonía y podredumbre.

El Odio es embriagante como un vino:

penetra en nuestra sangre, victorioso,

y crece y crece luego, como la Primavera,

con renovado impulso de pájaro y de fruto.

Alguna vez, Amor, reinarás en la Tierra.

Mas antes el Odio fecundará el camino

con sus negros racimos,

con su inmensa marea,

con su viento de muerte.

De su alto oleaje el hombre resurgirá

[desnudo,

limpio de mancha, entero en su destino:

amasado en eternidad palpitante.

 

Un resplandor extraño anidará en la Tierra,

la morada de Adán vuelta a su prole.

(Soy poeta del Odio porque a la Poesía

nada de lo que al hombre conmueve le

[es ajeno).

Sobre el humo y los huesos,

sobre vertida sangre, sobre muerte,

tu luz inmensa ha de rielar un día.

Tu violencia nutricia, tu ira contenida,

vengará la memoria de todos los esclavos.

Luminosa y fecunda, esta palabra: ODIO,

cantará por el cielo, como un nuevo arcoíris.

La justicia y la paz brotarán de tu vientre,

de la tierra abonada con los huesos

[del “lobo”.

Descubridor tardío de su fuerza,

el hombre ha de surgir joven y bello:

dios de la Tierra, amo de su destino.

Un viento de amapolas reinará por el aire.

Y el rostro del Amor, nuevo sol floreciente.

alumbrará los pasos del hombre por la

[Tierra.


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

De acuerdo con los historiadores rusos Lev Petróvich Shibasov y Zinaida Fiódorovna Shibasova, la civilización de Egipto comenzó su esplendor económico y cultural a partir del siglo XX antes de nuestra era y con ella nació la geometría.

El poemario incluye su conocido poema "Mi padre, un zapatero", que ha formado parte de numerosas antologías, gozando del aprecio de varias generaciones de lectores y letrados peruanos que han sentido latir en él la vida de su pueblo.

En 1938 publicó su primer poemario titulado Rutas, que seguía la corriente modernista. Su segundo poemario, conformado por poemas de vivencias pasadas.

En una parte de su libro, Susan George hace este llamado a los antropólogos: “los necesitamos, pero no en Sudamérica, sino en Dakota del Sur y en Oklahoma. Necesitamos un trabajo científico serio sobre la cultura tribal de los habitantes del país que sigue siendo el más poderoso de la Tierra...

Este escritor nos recuerda que el pensamiento no se nutre de sí mismo, porque la materia prima de éste es la acción, y sin ella no podemos construir ideas.

Los jóvenes deben cumplir su papel, son muy importantes, pues son factor social de cambio y decisión; “si le dan la espalda a la política, otros tomarán la decisión por ti”.

Burlarse con elegancia de un gobernante despótico, menoscabar su investidura sin envilecerse al mismo tiempo, ha sido desde siempre objetivo de quienes pretenden derrotar, en el terreno de las ideas, a un temible oponente.

En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres deben alzar la voz, demandar justicia a los gobiernos, exigir castigo para sus agresores y comprender que los hombres son sus grandes aliados para su definitiva emancipación.

La degustación masiva de cualquier arte requiere dos grandes principios. Uno de ellos es la práctica artística continua y masiva, responsable de cultivar la sensibilidad de los hombres y mujeres.

Su obra ha sido traducida a varios idiomas y distinguida con los premios. De su repertorio destacan Las muertes (1951) y Los juegos peligrosos (1962) y Cantos a Berenice (1977) y Con esta boca, en este mundo (1994).

La vida de van Gogh, sus sueños y obras están en exhibición en el Palacio Metropolitano, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

A lo largo de su vida mantuvo una posición bien definida en favor de la autodeterminación de los pueblos latinoamericanos y en contra del imperialismo, rechazando su política de intromisión en Nicaragua y la guerra contra la Revolución Sandinista.

En la semblanza de Morelos, Dromundo revela que dentro del movimiento de liberación nacional, Morelos halló la oposición interna de Ignacio López Rayón, a quien Hidalgo había designado como su heredero en la Junta de Zitácuaro.

Hondo mensaje en el que llama a los jóvenes a no desperdiciar el tiempo; sabiduría envuelta en una perfección formal digna de un gran poeta y conquistada a fuerza de derrochar la propia vida y salud.

Los hombres combaten cerca de ahí; pero ella también ha entrado en una guerra y por eso es merecedora de pintar su rostro.

Edición impresa

Editorial

Elecciones 2024: violencia incontenible


Las elecciones de 2024 serán las más violentas de la historia de México; y el crimen organizado jugará un rol importante en estos comicios, especialmente en estados y municipios.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1128