Cargando, por favor espere...

El abandono del campo mexicano
Hace algunos años tuve la oportunidad de entrevistar a algunos especialistas en ciencias agrícolas del Colegio de Posgraduados de la Universidad Autónoma Chapingo
Cargando...

Hace algunos años tuve la oportunidad de entrevistar a algunos especialistas en ciencias agrícolas del Colegio de Posgraduados de la Universidad Autónoma Chapingo, quienes coincidieron en que el deterioro del campo mexicano se debe a tres factores.

Primero, a que el modelo neoliberal desmanteló las instituciones de apoyo que brindaba a ejidatarios, comuneros y pequeños productores; a que desapareció la política extensionista con la que ingenieros agrónomos e instituciones daban acompañamiento y transferían tecnología a las cadenas productivas de estos campesinos, quienes sin estas asistencias del Estado quedaron a su suerte; en adelante solo los grandes corporativos agropecuarios con altas tasas de ganancia pudieron seguir pagando estos servicios importantísimos para hacer más productivo al campo.

Segundo, la dispersión de los recursos del Programa Especial Concurrente (PEC), destinado al desarrollo agropecuario, no tuvo el impacto esperado porque se ejerció de manera aislada –en el mejor de los casos– y porque fue dirigido únicamente con objetivos políticos.

Y tercero, las instituciones de educación agropecuaria también han sufrido la embestida del neoliberalismo y muchas han ido desapareciendo, como es el caso de las escuelas ETA´s e ITA´s –de éstas solo sobreviven de manera marginal los CBTA´s– y algunas otras instituciones de nivel superior. Por esta razón, los modestos esfuerzos de las escuelas agropecuarias, carentes además de articulación, se diluyen sin lograr ningún impacto importante en el agro.

Pese a los inclementes estragos que el modelo neoliberal ha provocado en el campo –improductividad, pobreza y marginación– hay dos motivos por los que el Estado debe evaluarlo como un área de mayor nivel estratégico: porque ahí vive el 25 por ciento de la población nacional y porque sus espacios ofrecen al país el único camino hacia la recuperación de la autosuficiencia alimentaria.

Si bien es cierto que México es considerado el doceavo exportador agroalimentario en el mundo, la mayoría de sus ventas al exterior corren por cuenta de las grandes empresas agropecuarias nacionales y transnacionales, que dominan el mercado interno; por los terratenientes mayores y, salvo excepciones, por algunos productores de jitomate y aguacate que han logrado colarse en los negocios externos. Pero, aun así, dependemos de la importación de granos básicos como el maíz, con más del 30 por ciento, y del arroz hasta con el 80 por ciento. La figura de la pirámide nos ofrece la mejor representación gráfica de los productores agropecuarios mexicanos: en la parte de arriba están los grandes productores que acaparan el mercado interno y exportan; en la parte media, los medianos y pequeños productores con baja productividad , y en la base, los campesinos más pobres, que cultivan únicamente para su autoconsumo básico familiar.

Para los pequeños productores y el campesinado, producir con rentabilidad no es tarea fácil; en promedio, la extensión de sus terrenos no rebasa las 2.5 hectáreas y muchas de estas unidades son de baja fertilidad y se ubican en lomeríos; sus cultivos dependen del buen temporal y destinan al autoconsumo más del 80 por ciento de su cosecha.

Aunque el agua es un insumo vital en la agricultura, menos del 20 por ciento de los agricultores cuenta con sistema de riego. Los grandes agricultores son los únicos que disponen de la mejor tecnología agrícola y de recursos para instalar sistemas de irrigación moderna. En este escenario, el gobierno de la mal llamada Cuarta Transformación (4T) publicita que el campo mexicano ahora sí es prioridad; pero las señales que manda evidencian que no lo hará así: se redujo en un 30 por ciento el presupuesto federal destinado al campo y continúan, con pequeñas variantes, casi los mismos programas que en el pasado inmediato han operado en este sector.

El PEC sigue dando brochazos al calor de los dividendos políticos; las escuelas y los profesionistas especializados en el sector siguen menospreciados; y aunque se dice que ya contamos con precios de garantía, éstos van dirigidos a muy pocos cultivos y se rumora que sus destinatarios seguirán siendo los mismos que siempre se han beneficiado con los apoyos del Estado.

Nada se habla, además, de inversiones abocadas a mejorar los sistemas productivos con paquetes tecnológicos y el apoyo de extensionistas. Tampoco hay indicios de que el gobierno vaya a evitar que los grandes corporativos sigan exprimiendo a los jornaleros agrícolas que provienen de las zonas rurales más pobres y que son explotados en las fincas cafetaleras de Chiapas, en los campos de Sinaloa, Sonora y Chihuahua.

El campo mexicano será prioridad solo cuando la “mano invisible” del mercado deje de regir la economía mientras las autoridades federales maquillan la realidad en el discurso. Todo tiene un límite; y seguir jugando con la idea de que aquí no pasa nada puede hacer que la madeja se rompa por la parte más delgada. Quien siembra vientos, recoge tempestades, eso lo saben los pacientes campesinos.


Escrito por Capitán Nemo

COLUMNISTA


Notas relacionadas

El canciller cubano denunció que millones de personas sufren las consecuencias de la política imperialista de Estados Unidos y su industria militar.

La razón principal de que Elon Musk invirtiera miles de millones de dólares en este acuerdo es para garantizar que la libertad de expresión sea el principio rector de la plataforma.

La educación física de calidad ofrece no solo mejor salud a infantes, jóvenes y adultos, sino también la oportunidad de adquirir mayor rendimiento escolar y académico

Elementos de la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo de la entidad señalaron que, hasta el momento, se reportan 10 personas desaparecidas a consecuencia del desgajamiento del cerro.

Ciudad de México.- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ajustó a la baja su expectativa de crecimiento económico para México en 2018 a 2.2 por ciento, respecto al 2.3 por ciento que había previsto en abril.

Como es sabido, la guerra en Afganistán es la más prolongada de Estados Unidos; su costo mortal en la población afgana: más de 200 mil muertes, sin contar las indirectas por hambre, pobreza y enfermedades, secuelas inescapables de la guerra.

El fenómeno climático tomó desprevenidas a las autoridades mexicanas, como se evidenció cuatro días después, cuando Grace tocó las costas de Tecolutla, Veracruz, con el nivel de tormenta tropical de categoría tres y vientos de 200 kilómetros por hora.

“La verdad, pensábamos que AMLO iba a transformar a la comunidad de nosotros en una comunidad mejor, pero, pues no: hoy estamos peor que antes", denunció doña Guadalupe, mujer mayo-yoreme de Sinaloa.

buzos se une esta semana a las voces que se levantan en todo el mundo para condenar una vergonzosa acción, una venganza en contra de quien expuso a la luz pública los crímenes del imperio, el espionaje que éste realiza contra ciudadanos y organizaciones d

Los ingresos programados para 2021 son prácticamente los mismos que contenía la Ley de Ingresos de 2020, es decir más de cinco billones de pesos.

Timur Bekmambétov, uno de los principales directores rusos, es perfectamente conocido en el extranjero.

La decisión de EEUU de retirar sus tropas de Afganistán estuvo apuntada a conseguir que aumente la tensión cerca de las fronteras de Rusia, dijo a Sputnik el jefe de la comisión de protección de la soberanía del Estado del Senado ruso, Andréi Klímov.

Los diputados antorchistas podemos afirmar, a los mexicanos y a los antorchistas que con su voto confiaron en nosotros, que les cumplimos; que llegamos al fin de la legislatura con la cabeza en alto y con la satisfacción del deber cumplido.

El mercado, contrario a la prédica de sus defensores, es perfectamente susceptible de ser organizado y reorganizado, según conveniencia social, como admiten economistas de pensamiento libre.

En un masivo acto público, se escuchó la voz de Aquiles Córdova Morán, quien a contracorriente de las aclamaciones al que llegaba “a transformar a México”, describió de manera magistral y valiente lo que ahora vivimos.

Edición impresa

Editorial

La salud mexicana al término del sexenio


Dinamarca es el punto de comparación que eligió AMLO desde el principio para prometer una atención médica de primer mundo para todos los mexicanos.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad anónima 1134