Cargando, por favor espere...

De ciencia, ideología y “transformaciones”
Lo que se ha criticado, y que toma particular fuerza por movimientos estudiantiles, es, desde una posición de poder, imponer una visión de la historia donde la "4T" se autovalora como el cambio que México necesitaba.
Cargando...

“El búho de Minerva inicia su vuelo al caer el crepúsculo”. Esta enigmática frase del gran filósofo alemán F. W. Hegel tiene como propósito hacer claridad sobre una cuestión: que el estudio filosófico riguroso solamente puede aparecer “después que la realidad ha cumplido su proceso de formación y está realizada”; por esto, para este pensador, no se puede hacer filosofía del futuro.

Así, lo que entendía Hegel por ciencia era el estudio completo de un fenómeno visto en su totalidad. Para poder conocer cualquier cosa no basta con las impresiones de principio o con un estudio superficial, siempre será necesario, si nuestro objetivo es hacer ciencia de verdad, estudiar el objeto lo más completamente posible, no lanzar frases huecas sin contenido, sino estudiar lo mayor cantidad de determinaciones de dicho objeto; lo contrario es hacer pasar opiniones por certezas. 

El filósofo francés Louis Althusser propone utilizar el término de ideología como contrario del estudio riguroso y consciente de la profundización del conocimiento de la verdad de las cosas. Un ejemplo de ideología es el caso del pensamiento adquirido de forma inmediata a partir del entorno, que en muchas ocasiones hace pasar por verdades lo que solamente es un interés muy particular. En este caso, la ideología contrasta con el estudio científico de los fenómenos.

Por esto llama la atención el intento desesperado de la 4T de imponer contra toda voluntad su visión personal de la historia, tratando de describir un proceso que todavía no ha ocurrido, dando por sentado que, contra toda prueba, ellos han hecho un cambio radical en la historia de nuestro país. Han emprendido toda una campaña de ideologización que los lleva a introducirse a ellos mismos en los libros de historia, con tal narrativa que los pone como héroes, instalándose en la historia antes incluso de realizar lo que prometieron en campaña a las masas.

Es verdad que la historia, en una inmensa mayoría, la escriben los vencedores y que, en estricto sentido, es siempre el punto de vista de un grupo sobre otro, que en la forma en la que se construyen los relatos en muchas ocasiones van incluidos los intereses personales, subjetivos, de quien escribe y reconstruye los hechos históricos. Pero eso no es lo criticable en la práctica de la 4T. Lo que se ha venido criticando, cada vez más por parte importante de la sociedad, con particular fuerza por movimientos estudiantiles, es el uso de una posición de poder para imponer una visión de la historia en donde el gobierno actual se autovalora como el cambio que México necesitaba. Y es así porque los resultados son prácticamente nulos. Ya va más de la mitad del sexenio que nos prometió hasta lo imposible y parecen más preocupados en mentir descaradamente en algunas ocasiones y en justificarse por los errores anteriores, en otras. 

De cualquiera de los modos, es claro que su visión del mundo, la que los rige para su intento insípido de transformación, es igual de pobre. Se parece más a las prácticas de ideología vulgar que procura justificar los intereses de un sector desesperado por defender su particular punto de vista que a un intento serio por estudiar de manera científica la sociedad mexicana, identificar cuáles son sus errores más profundos, cuál es la forma correcta de corregirlos y, muy importante, implementar medidas de acción conforme a este estudio en donde se valore el éxito o el fracaso, una vez que, volteando hacia lo hecho, como el búho de Minerva, podamos valorar con más objetividad si nuestra práctica fue correcta o no.


Escrito por Alan Luna

Columnista de cultura


Notas relacionadas

Fue impulsora de la educación y la independencia económica de las mujeres y de su inclusión en la vida política no solo de su país, sino de América Latina

Participarán escritores de Francia, España, Argentina, Estados Unidos, Japón, Nicaragua y México.

La superación de la que habla Marx no niega por completo lo anteriormente construido por la tradición, sino que lo integra y, en algunos casos, lo supone. Aquí lo explico.

El documental de 2017 describe la carrera entre las potencias militares por inventar y fabricar los mejores tanques en serie. Se cuida muy bien de no mencionar a los millones de masacrados en Irak, Libia, etc., por tanques de EE. UU. y la OTAN

El poeta y ensayista Raúl Leiva fue miembro destacado de la Generación del 40. Con su trabajo periodístico y literario contribuyó a la revitalización cultural de su patria durante la Revolución Guatemalteca (1944-1954).

El realizador eslovaco Juraj Herz filmó en 1991 una cinta muy bien lograda sobre la vida de uno de los más grandes compositores de música clásica: Wolfgang Amadeus Mozart

El documental logra reflejar que la intervención norteamericana en Afganistán nunca fue para detener al terrorismo yihadista y garantizar una “democracia”, sino “se trató de invertir en Afganistán para que ese dinero vuelva a las manos de EE. UU.”.

La cultura en México no la financian los políticos ni las élites adineradas, sino los millones de mexicanos quienes pagan el trabajo de artistas y trabajadores de este sector.

Conferencista de arte, astronomía y culturas antiguas; crítica musical, periodista, actriz y modelo, su obra ocupa un sitio destacado en las antologías de mujeres en la poesía hispanoamericana.

Para sobrevivir al hambre, el desempleo, el alza de tributos y epidemias, los más pobres de la segunda mitad del S. XVII de los países más desarrollados de Europa tuvieron que buscar otros medios de vida, afirma el historiador británico.

El filme italiano, basado en hechos ocurridos en 1975, narra es un retrato sociológico de la Italia de aquellos años, aunque, un poco más analizado, es un retrato de la actualidad europea.

El estado de fuerza desplegó 448 vehículos y puso a disposición a 22 mil 359 servidores públicos para auxiliar a los peregrinos.

Los habitantes “miran la pobreza y la ignorancia como cruces que es preciso soportar y no como injusticias por remediar, creyendo que mientras más sacerdotes, monjas y religiosos haya, será mejor para el mundo”.

En una de las páginas de este libro, el autor afirma que la política partidista-electoral siempre le causó la “más profunda repugnancia porque en ella se camina en zigzag”.

“Nadie, en la lucha por crear nuestro país, ha combatido con armas limpias y nobles como las de Zarco. Durante 20 años escribió de la necesidad de la educación para el pueblo... la libertad de conciencia, la independencia del gobierno frente a todos los poderes...".