Cargando, por favor espere...

Julio Fausto Aguilera, el Poeta de la Patria
El 30 de septiembre de 2018, en un hogar para ancianos de Guatemala fallecía, a los 90 años y olvidado por todos, el Poeta de la Patria, Julio Fausto Aguilera.
Cargando...

El 30 de septiembre de 2018, en un hogar para ancianos de Guatemala fallecía, a los 90 años y olvidado por todos, el Poeta de la Patria, Julio Fausto Aguilera.

Profundamente comprometido con las causas populares, y habiendo sentido a los 11 años el llamado de las letras, participó en la fundación del grupo literario Saker-Ti. Colaboró con el movimiento revolucionario de octubre de 1944, que llevó a Juan José Arévalo en 1945 y a Jacobo Arbenz en 1951 a la presidencia de su país; derrocado este último en 1954 a través de un golpe de Estado, Fausto Aguilera sufrió persecución durante el gobierno de Castillo Armas, permaneció prófugo durante cuatro meses antes de entregarse, sin por ello renunciar a sus convicciones, como declara en El poeta camina hacia la cárcel (Poemas amantes, 1963):

 

(…)

Voy camino de la cárcel

porque soy una voz libre.

Para que más libre sea

es que a la cárcel me llevan.

(De Poemas amantes, 1965)

(…)

 

Por La patria es una casa se le otorgó en 1984 el premio Quetzal de Oro, de la Asociación de Periodistas de Guatemala; y en 2002 recibió el premio Miguel Ángel Asturias. En La que ansío define el propósito de las luchas de los jóvenes escritores revolucionarios de su generación:

 

(…)

No más acorralarte en los caminos

como plantas endémicas cercando

los brazos y las bocas que desmayan

pidiendo por sus vientres sin bocado.

No más delincuencia al río que ulula

puñales en las hambres engendrados.

No más hermanos en el abandono.

No más honradas manos sin trabajo.

La Patria que les digo, la que ansío

–la que será, pues la defino y canto–,

por el trabajo es pan, es luz, es gozo:

no conoce al mendigo ni al parásito.

 

En La batalla del verso (Poemas fidedignos, 1967) fija su posición en torno al papel de la poesía comprometida en la lucha revolucionaria: no transforma el mundo, pero inspira a los hombres a conquistar una vida mejor para todos.

 

Con un verso,

es verdad,

no botas a un tirano.

Con un verso no llevas pan y techo

al niño vagabundo,

ni llevas medicinas

al campesino enfermo.

Sobre todo, no puedes

hacerlo ahora mismo.

Pero... vamos a ver:

Un verso

bien nacido y vigoroso,

y otro más encendido,

y otro más desvelado,

y otro verso más fuerte y más veraz;

le dan vida

a un sueño que recogieron tierno,

y este sueño de muchos, ya nutrido,

se vuelve una conciencia,

y esta conciencia, una pasión, un ansia...

Hasta que un día,

todo

–sueño, conciencia, anhelo–,

compacto se organiza...

Y entonces

viene el grito,

y el puño,

y la conquista...

En la efigie de la conquista

brilla una diadema: el verso.

 

Zapatos rotos (Poemas amantes, 1963) da fe de su consecuencia y perseverancia en la lucha a pesar de la miseria, la persecución, el exilio, la cárcel y las pérdidas.

 

(…)

Claro que es la verdad, nada más cierto,

que como a excomulgado medieval

me quitaron el pan

y la herramienta.

Que mis manos honradas

y fructíferas

no tienen derecho al trabajo.

Por eso: por fructíferas y honradas.

Porque mi lengua no es delatora y sí es voraz.

Porque mi sien dispara, con fusiles de Amor,

constantes mariposas encendidas,

lirios que en la palabra

florecen luz esbelta, iluminando.

Quitáronme el trabajo, la fiesta de los míos;

pero yo estoy elaborando dicha

y la tortilla más suculenta me nutre.

Claro que es la verdad –por qué ocultarlo–

que acabo de salir de un hospital

donde pasé tres espantosos meses

postrado,

enloquecido.

delirante...

Falla a veces el cuerpo:

las células, los nervios, los glóbulos nos fallan.

Sobre todo

cuando casi no comes durante muchos días;

cuando te escalofrían

las noticias de cárcel y tortura;

cuando ves, tras tu sombra inofensiva,

cantiles con orejas aguzadas

y penetrantes ojos,

que inquieren dónde vives, qué has escrito,

qué lees,

a qué hora te acuestas,

con qué intención tocaste

aquella melodía en tu acordeón...

cuando hasta tu pobre acordeón está fichado

en un registro «técnicamente elaborado»...!

Falla a veces el cuerpo;

mas no nos falla –nunca–

la conciencia:

este amor a la vida, templado y combatiente.

(…)

Es verdad, es verdad y la más triste:

que en la miseria, en el desamparo,

murió mi hijo, mi único hijo,

mi tierno danzarín de dos años

por quien mis esperanzas dibujaban proyectos...

Murió de desamparo, de miseria,

de lo que mueren tantos niños en América...

Me consuela tan solo

su risa, que ya escucho

en la ronda feliz de los niños del Futuro.

(Mi alegre cantarino,

¡perdóname estas lágrimas!).


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

Miembro de la élite liberal desde la cuna, pues era nieto de Vicente Guerrero y fue general en jefe del Ejército del Centro durante la resistencia contra la primera intervención francesa.

La cinta "Patines de plata" que desde 2020 ha tenido hasta hoy muy buena recepción en el público. Es la primera película en idioma ruso que adquirió la plataforma streaming Netflix.

La obra reivindica la igualdad entre los seres humanos independientemente de sus aptitudes mentales, ya que la “desigualdad de ingenios” no otorga a unos el derecho a mandar sobre otros, ni debe dar ocasión a la “desigualdad política”.

Publicado en Zona Prohibida (1972), "Edú y la muerte" es un verdadero canto al gozo de vivir a pesar del final seguro y no puede sino arrancarnos una sonrisa por la ingenuidad del desenlace.

En nuestros días se piensa a la filosofía como cosa de místicos, como si hablara de cosas que no tienen que ver con lo real. ¿De dónde salió dicha concepción? Herzen, un importante populista ruso, cree que esto se debe...

¿Qué comen los astronautas? ¿Cómo afrontas los sentimientos de soledad en el espacio? ¿Cómo te sientes de ser una inspiración para los latinos? Cuestionaron los menores al astronauta Frank Rubio, quien se encuentra a 400 kilómetros de la Tierra.

La inconformidad de los criollos y un naciente “indigenismo” provocaban con frecuencia el enfrentamiento con los españoles peninsulares.

Para el fascismo la muerte significaba posibilidad de un renacimiento seguro.

La idea de presentarnos robots no solo con aspecto humano, sino con manifestaciones conductuales que los hacen semejantes a los seres humanos, se repite en Mejores que nosotros, del realizador ruso Andrey Junkovsky.

Fue una poetisa estadounidense, Premio Pulitzer de poesía en 1956. Su primer libro, North & South, fue publicado con mil ejemplares y aquí inició una carrera llena de problemas financieros que pudo ir solventando con becas y premios.

La cinta ubica la historia en 1971, Belfast, Irlanda del Norte, cuando el soldado británico Gary participa en la represión del gobierno inglés hacia el Ejército Republicano Irlandés (ERI) y los nacionalistas norirlandeses.

En 1895, Diederich Hessling vio al emperador Guillermo II cabalgando sobre un caballo en la Puerta de Brandemburgo, se deslumbró, se quitó el sombrero y lo agitó para rendirle pleitesía mientras pensaba que aquél era el poder mismo:

El estado de fuerza desplegó 448 vehículos y puso a disposición a 22 mil 359 servidores públicos para auxiliar a los peregrinos.

Sostener que el arte es un reflejo de la sociedad, así a secas, distorsiona y mutila el papel de la actividad artística y de los artistas. La práctica artística es, en realidad...

El sueño más grande de G. Leibniz fue el de establecer un lenguaje universal y racional, creía que era posible descomponer todos los conceptos en un pequeño número de elementos simples y no contradictorios.

Edición impresa

Editorial

Elecciones 2024: violencia incontenible


Las elecciones de 2024 serán las más violentas de la historia de México; y el crimen organizado jugará un rol importante en estos comicios, especialmente en estados y municipios.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1128