Cargando, por favor espere...

Un portaviones yanqui en la poesía de Pedro Mir
En la alegoría "Al portaviones 'Intrépido'" se recoge la la indignación popular en contra del buque de guerra, que el autor describe como símbolo de la soberbia imperial, protagonista de cientos de guerras de saqueo.
Cargando...

El ostentoso despliegue armamentista que el imperialismo realiza en todo el mundo, y cuyo más reciente capítulo es el envío de sofisticados y mortíferos tanques para reforzar al gobierno neonazi de Ucrania, ha sido ya criticado por grandes poetas en todo el mundo. En febrero de 1962, las agencias cablegráficas internacionales informaban del desembarco, en Santo Domingo, de mil quinientos marinos del portaviones Intrepid “para su descanso y esparcimiento”. La patria del poeta Pedro Mir, colonizada y opresa por potencias extranjeras, soportaba la presencia de las tropas estadounidenses como un acto de intimidación. Y el vate no podía sino recoger la indignación popular en Al portaviones “Intrépido”, lograda alegoría en la que convierte a este moderno buque de guerra en un símbolo de la soberbia imperial, protagonista de cientos de guerras de conquista y saqueo y, no obstante, temerosa de que los pueblos del mundo se unan de una vez por todas para terminar con su dominio.

 

Yo sé que eres un triunfo de formidable acero.

Yo sé que tus marinos son muchos abejorros

blancos de nudoso pañuelo,

yo sé que por la línea que ronda tu cintura

de hierro vaga una lengua azul

que lame y acaricia tus entrañas de fuego,

yo sé que por las ondas que muerden tus dos hélices

huyen despavoridos los tiburones y los celentéreos,

yo sé que cuando suenan tus públicos cañones

huyen como palomas o gallaretas los archipiélagos

yo sé que eres un portaviones todopoderoso,

yo sé que tú defiendes un formidable imperio

que se reclina bajo tus hombros,

que en ti se apoya y extiende su comercio,

yo sé que eres un portaviones todopoderoso,

un dios marino que vomita fuego

y hunde de un solo soplo las pequeñas Antillas

como todo un poderoso portaviones Intrépido.

Pero tú has ido a la pequeña rada de Santo Domingo,

pero tú has ido a 1a dulce bahía de Santo Domingo

ligeramente agitada por ondas subterráneas

en los alrededores de este mes de febrero,

pero tú has ida a la dulce bahía de Santo Domingo

con todos tus marinos de nudoso pañuelo,

pero tú has ido a las pequeñas aguas de Santo Domingo

solamente por miedo,

solamente por miedo.

A estas aguas pacificas y elásticas,

solamente por miedo.

¡Quién pudiera decirlo de tus bronces,

portaviones Intrépido!

Tú tan lleno de potencias interiores,

tú tan lleno de bruscas erupciones

y movimientos sísmicos

y huracanes de roca derretida

y tanto fuego,

capaz de aniquilar a todas las Antillas

con un solo resuello,

surto en la enternecida rada de Santo Domingo

solamente por miedo,

con todos tus cañones desplazados

solamente por miedo,

bien ceñido el feroz cinturón acorazado

solamente por miedo.

¿Será porque la carabela capitana,

aquella Santa María, hace ya mucho tiempo,

vino a amarrar indígenas después de descubiertos

y fue en los farallones y las rocas

convertida en cadáver marinero?

¿Será porque el furioso buque insignia

acorazado de Memphis, no hace aún mucho tiempo,

vino con sus cuatro chimeneas

a contener al pueblo

y fue en los farallones y las rocas

convertido en cadáver marinero?

No, portaviones Intrépido,

eres demasiado triunfo

de la alianza del bronce y el acero

para huir de farallones y de rocas,

de la espuma y del viento,

a ti te aterrorizan otras fuerzas

más anchas que el imperio

que apenas se cobija en tu coraza

como los celentéreos,

ponen en peligro tu sendero

y espantan tu comercio,

a ti te aterrorizan estos hombres,

fieros y subterráneos,

de pronto crecen, se dan la mano

por todos los países,

rompen gobiernos como si fueran viejas

cartas marcadas o portaviones viejos,

suben y destruyen las mentiras

de todos los imperios,

de todas las agencias cablegráficas,

todos los consorcios extranjeros,

todos los cañones y los buques

soberbios, de todos los aviones

de los portaviones,

las aviadores y los marineros,

las embajadas y los consulados,

de todos los Estados y sus Departamentos,

sus Congresos y sus Conferencias,

su diplomacia y sus testaferros.

A ti te atemorizan esas ganas

de morirse que tienen estos pueblos,

porque van muchos años, muchas elecciones,

muchos millones y muchos prisioneros

y muchas jornadas de sudor no pagado

y demasiado silencio,

y con esto no pueden tus cañones de bronce,

tu coraza de acero,

y con esto no pueden tus mentiras de plomo,

tus entrañas de fuego,

porque van muchos años, mucha sangre

mezclada con sudores y atropellos,

mucha mutilación y mucha infamia

y demasiado ejército,

y con esto no pueden los rugidos

de tus calderas, ni tus motores aéreos

ni tus grúas eléctricas y pavorosas

ni tus toneladas de desplazamiento.

¡Oh, portaviones Intrépido!

tú en estas tórridas aguas de Santo Domingo

solamente por miedo.

Recoge, prodigioso milagro de la orilla,

tus dos anclas de hierro

y vete envuelto en pertinentes suavidades

y secretos,

vete al favor del diluido viento,

que hay pasiones y oscuros huracanes

en todo el archipiélago de las Antillas,

y no vuelvas, antes que el incendio

de todas las mujeres y los hombres

de todos los pueblos

alcancen lo que alcanzan en el mundo

ellos, solamente por cólera infinita

y tú, solamente por miedo.


Escrito por Tania Zapata Ortega

COLUMNISTA


Notas relacionadas

La asociación civil “Dar Ayuda a la Niñez AC.”, y “Beneficiarios Guerreros contra el Cáncer” presentaron una iniciativa para reconstruir y remodelar espacios públicos de la CDMX, para beneficio de niños que sufren alguna discapacidad.

En el género narrativo destacan sus novelas Sab (1841) y Dos mujeres (1842). En la primera, introduce la naturaleza exótica cubana en las letras españolas y se adelanta, por su crítica abolicionista.

El ícono del cine mexicano, Ignacio López Tarso, falleció este 11 de marzo a los 98 años luego de haber estado hospitalizado desde el pasado tres de marzo.

Se inicia una nueva época para el desarrollo de la matemática con una nueva visión naturalista de influencia platónica, que tendrá notables repercusiones en el desarrollo humano.

En 1970 renunció a la candidatura para la presidencia de Chile en favor de Salvador Allende.

El poeta ecuatoriano Jorge Enrique Adoum fue miembro del Partido Comunista Chileno. Se le ha llamado "Nerudiano" y "Comunizante" debido a su posición política en favor de las luchas libertarias del Siglo XX en Latinoamérica.

Incluso en su formato virtual, la FIL es un espacio privilegiado para los lanzamientos editoriales.

Con el conflicto en Ucrania, Occidente ha prohibido las manifestaciones de un pueblo cuyo “delito” es nunca haberse dejado conquistar ni haber agachado la cabeza frente a los conquistadores y opresores.

Lupercio, el mayor de los hermanos Argensola (Huesca, 1559 – Nápoles, 1613) es autor de tres tragedias, Filis (cuyo texto desapareció), Isabela y Alejandra, que fueron elogiadas por Miguel de Cervantes en El Quijote.

Del realizador estadounidense Damien Chazelle, la cinta muestra los recovecos de la industria del cine. Es la historia de tres personas que trabajan en el Hollywood de los años 20 del Siglo XX.

"Boletín y elegía de las mitas" se considera el más grande poema de César Dávila Andrade, y uno de los más importantes para el indigenismo y la literatura ecuatoriana en general; el poema fue incluido en su poemario Arco de instantes (1959).

En las páginas finales de su compilación de reseñas críticas de la obra literaria de Benito Pérez Galdós, el escritor peruano Mario Vargas Llosa hace un retrato integral del autor español. Aquí las puedes leer.

La cinta presenta la vida del primogénito del rey Enrique IV, Enrique V (Timothée Chalamet), quien vive en la vagancia cuando es informado por su padre que no será el sucesor a la corona de Inglaterra.

Su pasado humilde lo dotó de una gran sensibilidad que se muestra en sus versos, acompañados de un fino talento lírico.

La entrevista del diario World a Marx sobrevivió también gracias a que el periodista Landor elaboró el retrato físico e intelectual del filósofo. Los párrafos siguientes son una muestra del retrato del transformador del proceso de desarrollo histórico más reciente del orbe...

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139