Cargando, por favor espere...

"Un héroe de nuestro tiempo", de Mijail Y. Lermontof
Este volumen reúne seis narraciones breves que resaltan la extraordinaria puntualidad y sencillez de Lermontof al describir; también expresa inconformidad hacia el régimen feudal zarista y el escepticismo religioso.
Cargando...

Este volumen reúne seis narraciones breves (Bela, Máximo Maximich, El diario de Pechorín, Tamara, La princesita Mary y El fatalista) escritas en primera persona y contenido autobiográfico, presunción debida a que su personaje central y relator es militar y se desempeña como en su tiempo lo hizo Mijail Yuryevich Lermontof (Moscú 1814-1841) en la Rusia oriental o caucásica, región ubicada entre Europa Oriental y Asia Occidental y los mares Negro y Caspio. A pesar de su corta vida –murió a los 27 años en un duelo con uno de sus colegas– Lermontof escribió 25 libros, la mayoría de poemas, entre ellos El demonio y El canto del zar Ivan Vasilievich, razón por la que habría de conocérsele como el “poeta del Cáucaso”.

En las historias de Un héroe de nuestro tiempo resaltan la extraordinaria puntualidad y sencillez con que Lermontof describe paisajes, rasgos físicos y psicológicos, méritos que junto a sus expresiones de inconformidad hacia el régimen feudal zarista y el escepticismo religioso de algunos de sus personajes –rasgos de contenido por los que padeció censura– le merecieron el reconocimiento de precursor del realismo socialista durante la prevalencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Lermontof fue también pintor y autor de teatro.

En El fatalista, el más corto de los seis cuentos incluidos en la colección, están reunidas las mayores virtudes de su autor, ya que en este relato Pechorín –el personaje que Lermontof utiliza para verter sus ideas y experiencias– cuenta la historia de Bullich, oficial eslavo que cree a tal grado en la predestinación (“dictada” por dioses y astros estelares) que incluso juega su dinero y vida en la ruleta rusa. De esta apuesta sale bien librado, pero no del pronóstico de muerte próxima que Pechorín había leído en su rostro y su mirada gelatinosa,

En efecto, poco después de que Bullich sale del sitio donde había jugado, es asesinado por un cosaco borracho que de un tajo de espada le parte la clavícula, las costillas y el corazón solo porque lo miró y le hizo una pregunta. En las últimas líneas de este relato, Pechorín dice: “Después de esto, ¿cómo no sentirse fatalista? Pero, ¿hay quien esté seguro de serlo de veras? Porque sabemos tomar frecuentemente como evidencia lo que solo es engaño de los sentidos o un error de la razón…

“Yo gusto de poner todo en duda, pero esta disposición de espíritu no se opone a mi decisión de carácter; al contrario, por lo que a mí toca sigo siempre adelante, con mayor atrevimiento cada vez, sobre todo cuando ignoro lo que me espera. ¿Podrá haber algo peor que la muerte? ¡No, pues la muerte no se puede evitar!”.


Escrito por Ángel Trejo Raygadas

Periodista cultural


Notas relacionadas

Por primera vez, los Grupos Culturales Nacionales del Movimiento Antorchista se presentaron en Mérida, sorprendiendo a los yucatecos con danzas fascinantes interpretadas por jóvenes talentosos.

El llamado cine “independiente” es una variante de esta industria en México porque la realización de sus filmes no puede clasificarse como “comercial”, “convencional” u “oficial”.

Poco tiempo después de que terminara la Segunda Guerra Mundial, el cine de Europa Oriental –cuyos países fueron liberados del fascismo alemán por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)– trató de imitar al cine soviético, que se guiaba con la

Cubana y activista política, publicó varios artículos que aún no han sido compilados, así como cuatro poemarios: Presencia interior (1939), Juegos y otros poemas (1974), Arte de hoy (1980) y Doña Iguana (1982).

Fue uno de los poetas que “bajaron de la torre de marfil” del purismo poético para abrazar la causa de los más pobres del mundo, escribiendo desde el compromiso político y abonando a la lucha contra el régimen dictatorial.

La lectura atenta de estas páginas sugiere que el gran guerrillero Vicente Guerrero vio en Agustín de Iturbide y Arámburu un genuino sentimiento de nacionalismo mexicano.

Lesueur incluyó hechos de menor relevancia en su libro, pero muy significativos, como que en la capital rusa nunca suspendieron las exhibiciones de ballet clásico y torneos de ajedrez.

Eran los primeros síntomas masivos de la venganza del “forastero misterioso”.

La Academia Tamaulipeca D&C ganaron 2 primeros y un segundo lugar, por lo que lograron el pase al nacional a llevarse a cabo en la Ciudad de México

Zabriskie Point es un filme raro que intentó reflejar las inquietudes de una juventud desorganizada para una verdadera resistencia y lucha por cambiar a la sociedad.

Stalin previamente había intentado firmar una alianza con Gran Bretaña y Francia, pero sus gobiernos se rehusaron en redondo.

La transformación poética de Al-Sayyab se evidenció cuando adoptó el verso libre como medio de expresión, liberándose de las limitaciones de la forma tradicional árabe. Su compromiso social se intensificó y sus poemas abordaron la opresión y la injusticia social.

"La decisión de cancelar el Seguro Popular por parte de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es un error".

Es una de las voces femeninas más importantes en la lírica ecuatoriana de la segunda mitad del Siglo XX.

Insumisa, revolucionaria y comprometida con las causas sociales a que asistió en su prolongada existencia, la poetisa fue además traductora, académica, periodista, educadora y multidisciplinaria escritora mexiquense.

Edición impresa

Editorial

Guerrero, entidad fuera de control


La rabia y la indignación, así como la exigencia de justicia y acción rápida de las autoridades correspondientes son resultado de la actitud omisa del gobierno del estado.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1129