Cargando, por favor espere...

Mujeres en la antigüedad también eran cazadoras, según evidencias
Los hombres cazaban. Las mujeres recolectaban. Esa ha sido durante mucho tiempo la visión predominante sobre nuestros antepasados prehistóricos.
Cargando...

Los hombres cazaban. Las mujeres recolectaban. Esa ha sido durante mucho tiempo la visión predominante sobre nuestros antepasados prehistóricos. Hasta ahora. El descubrimiento de una mujer enterrada hace 9.000 años en la cordillera de los Andes con armas y herramientas de caza y un análisis de otros sitios de enterramiento en las Américas desafían esta división del trabajo ampliamente aceptada en la sociedad de cazadores-recolectores.

La mujer, que se cree que tenía entre 17 y 19 años cuando murió, fue enterrada con elementos que sugerían que cazaba animales de gran tamaño con lanzas. Estos incluían puntas de proyectiles de piedra para derribar animales grandes, un cuchillo y escamas de roca para extraer órganos internos. También herramientas para raspar y curtir pieles.

“Las prácticas laborales entre las recientes sociedades de cazadores-recolectores tienen un alto grado relación con el género, lo que podría llevar a algunos a creer que las desigualdades sexistas en cosas como el salario o el rango son de alguna manera naturales”, dijo en un comunicado de prensa el autor principal del estudio, Randy Haas. Haas es profesor asistente de Antropología en la Universidad de California.

“Pero ahora está claro que la división sexual del trabajo era fundamentalmente diferente, probablemente más equitativa, en el pasado cazador-recolector profundo de nuestra especie”, agregó.

La importancia de los objetos

El sitio de enterramiento fue descubierto en 2018. Se halló durante las excavaciones en un lugar de gran altitud llamado Wilamaya Patjxa en lo que ahora es Perú. El sexo del esqueleto se confirmó mediante el análisis de los huesos y las proteínas que se encontraron en los dientes del esqueleto.

Los objetos que acompañan a las personas en la muerte suelen ser los que las acompañaron en vida, según los arqueólogos. Aunque algunos estudiosos han sugerido que las mujeres tenían un papel en la caza en la antigüedad, otros han descartado esta noción incluso cuando se descubrieron herramientas de caza en los entierros de mujeres.

Sin embargo, Hass dijo que este lugar de enterramiento fue particularmente convincente para la teoría sobre las mujeres cazadoras.

Cientos de investigaciones

“Se necesitó un argumento sólido para ayudarnos a reconocer que el patrón arqueológico indicaba un comportamiento real de caza por parte de las hembras”, explicó.

“Entre los cazadores-recolectores históricos y contemporáneos, casi siempre ocurre que los machos son los cazadores y las hembras las recolectoras. Debido a esto –y probablemente debido a los supuestos sexistas sobre la división del trabajo en la sociedad occidental– los hallazgos arqueológicos de las mujeres con herramientas de caza simplemente no se ajustaban a las visiones del mundo predominantes”, explicó.

Para examinar si la mujer que encontraron en este sitio era un caso atípico, los investigadores estudiaron 429 esqueletos en 107 sitios de entierros en América del Norte y del Sur. Los sitios correspondían a los períodos Pleistoceno tardío y Holoceno temprano, hace unos 8.000 a 14.000 años.

De ellos, a 27 individuos se los enterró con herramientas de caza: 11 mujeres y 15 hombres. La muestra fue suficiente para “garantizar la conclusión de que la participación femenina en la caza temprana de animales de gran tamaño probablemente no fue trivial”, dijo el estudio sobre las mujeres cazadoras, que se publicó en la revista Scientific Reports el miércoles.

Una actividad comunitaria

Los hallazgos se suman a las dudas sobre la hipótesis del «hombre cazador» que orientó mucho del pensamiento sobre los primeros humanos desde mediados del siglo XX. Esa teoría postula que eran los hombres quienes salían a cazar. Luego llevaban a las casas carne para alimentar a las mujeres y niños, quienes se encargaban de recolectar bayas, plantas y nueces para complementar la dieta.

Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que la caza era en gran medida una actividad comunitaria. Y necesitaba la participación de todas las personas capaces de manejar animales grandes, según el documento. El arma elegida en ese momento –una lanza conocida como atlatl o propulsor– tenía poca precisión, lo que fomentaba una amplia participación. Y su uso era una habilidad aprendida desde la infancia.

Es posible que las mujeres también se hayan liberado de las demandas de cuidado de los niños mediante la “crianza aloparental”: criar hijos era un trabajo compartido por muchos.

Si bien los sitios de entierro posteriores sugieren una división del trabajo más clara entre los humanos primitivos, mostrando a la caza como una actividad más masculina, el estudio dijo que sería valioso más análisis de los sitios de entierro en otros lugares. Esto permitiría comprender cómo evolucionó la división del trabajo entre las sociedades de cazadores-recolectores.

“Nuestros hallazgos me han hecho repensar la estructura organizativa más básica de los grupos de cazadores-recolectores ancestrales, y los grupos humanos más en general”, concluye Haas. (Huffingtonpost).


Escrito por Redacción


Notas relacionadas

La novela tiene un atractivo adicional: más del 80 por ciento de su contenido es una detallada descripción de los refinados usos, costumbres, artes y creencias del Japón decimonónico, en el que predominaban las culturas budista y sintoísta.

Lupercio, el mayor de los hermanos Argensola (Huesca, 1559 – Nápoles, 1613) es autor de tres tragedias, Filis (cuyo texto desapareció), Isabela y Alejandra, que fueron elogiadas por Miguel de Cervantes en El Quijote.

La cinta trata la vida de María Antonieta, la reina de Francia en el periodo más turbulento de la Revolución Francesa; fue filmada en los aposentos de los reyes de Francia del Palacio de Versalles.

Pudiera pensarse que el libro "El voto particular de 1847 de Mariano Otero. Implicaciones en el Estado de derecho actual" se dirige a estudiosos del Derecho, pero aquí el lector encontrará grandes similitudes con la situación actual de México.

Pero a las masas empobrecidas del mundo de nada les sirve que algún político recite de memoria autores y obras.

Gaya ciencia plantea el espíritu de todos los poetas que han sido vive en el alma de un moderno trovador. Aquí Lugones declara que su oficio le fue entregado como un don por esa figura fantástica, tan antigua y a la vez tan cercana a nuestro inconsciente

Dos elementos lo hicieron posible: un servicio militar universal obligatorio y una propaganda ideológica efectiva.

El reconocido "mangaka" murió el pasado primero de marzo debido a un hematoma subdural, sin embargo, la noticia se dio a conocer este 7 de marzo.

Simpatizante socialista, altruista, introvertido, y miembro de la Alianza de Intelectuales Antifascistas, tras la victoria franquista en la Guerra Civil, dejó España para exiliarse en México, en donde escribió varias poesías.

El estado de Oaxaca fue reconocido como la mejor cultura en los Premios al Turismo 2023, galardón que ofrecen cada año empresarios, directivos, académicos y líderes de la industria turística.

la libertad ha sido uno de los derechos sobre el que más se ha debatido y confrontado en la historia de la humanidad.

En Del amor y otros demonios, la historia se desarrolla en Cartagena de Indias en el siglo XVII; en ella se narran las trágicas vicisitudes del amor prohibido entre el cura Cayetano Delaura y Escudero (Pablo Derquí) y la joven aristócrata Sierva María.

Con el poema "La bailadora de rumba" se inaugura la poesía negra, esa poderosa corriente en la que pronto destacarían Guillén, José Zacarías Tallet y Emilio Ballagas.

Debido a la crisis sanitaria, la edición del año pasado fue cancelado y a reemplazarla por una selección simbólica de 56 películas.

El Siglo XVII fue el gran viraje en la exploración humana: varios reinos se adueñaron de los océanos Atlántico y Pacífico y Oceanía (Australia y Nueva Zelanda) y de buena parte de las regiones de India y China...

Edición impresa

Editorial

“Occidente” detrás de las agresiones de Israel


El objetivo imperialista no es la paz en Medio Oriente sino, por el contrario, la enemistad, la confrontación y la guerra.

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1130