Cargando, por favor espere...

El deporte como forma estética
Las Espartaqueadas son gratuitas y los asistentes adquieren una visión del deporte como propuesta educativa, cultural y estética.
Cargando...

La relación entre el deporte y la estética ha ido cambiando a través de la historia. En la antigua Grecia, por ejemplo, era posible apreciar en el deporte formas bellas que en el observador producían satisfacción.

Para corroborarlo, basta citar algunas esculturas: el Discóbolo de Mirón, que retrata el momento en el que un atleta se prepara a lanzar el disco y Púgil en reposo, donde un luchador descansa con los guantes, aún puestos, y la cabeza herida. En estas piezas de arte, incluso es posible advertir que el objetivo principal de sus autores no fue la descripción de una escena deportiva, sino mostrar la belleza del cuerpo humano como fruto de la disciplina y la constancia en el deporte. 

La unión entre deporte y arte se observa también en los trazos de pinturas o bajorrelieves en las vasijas griegas: carreras de caballos, luchas, atletas corriendo o lanzando discos y lanzas.

Podemos ir más allá de lo que muestra el arte griego y apelar a la filosofía platónica o socrática, en la que constantemente se habla del cuidado y el embellecimiento del cuerpo humano, pero no por razones de vanidad sino de salud física, mental y espiritual.

El contenido estético en el deporte no es común en nuestros días; en primer lugar porque se ha convertido –como casi todo en los dominios del capitalismo– en un negocio solo accesible para quienes tienen dinero; en segundo lugar, porque, en muchas personas, la principal motivación del cuidado físico suele ser la vanidad desproporcionada y, en tercer lugar, porque se nos ha enseñado a disfrutar el deporte como espectadores o consumidores y no como una actividad con la que podemos gozar, educarnos y aun proporcionar cierta satisfacción a otras personas.

Para fortuna de nuestra sociedad, hay quienes se niegan a consecuentar al deporte-mercancía y que promueven las actividades deportivas como parte de la formación educativa, cultural, social y estética de las personas, porque su práctica aporta disciplina, constancia, belleza corporal, trabajo en equipo, cooperación y solidaridad; es decir, muchas virtudes que no ofrece el individualismo capitalista.

Uno de estos actores es el Movimiento Antorchista, que desde hace dos décadas organiza una justa deportiva a la que ha llamado Espartaqueada; tal justa deportiva tiene lugar cada dos años, en honor a Espartaco, el esclavo griego que se rebeló contra el imperialismo romano y buscó la igualdad entre los hombres.

En las Espartaqueadas –existe otra destinada a las disciplinas artísticas, también bianual–, se promueve el trabajo conjunto; la valoración estética del deporte y la participación de niños, jóvenes y adultos provenientes de las colonias más pobres del país en competencias de atletismo, volibol, natación, basquetbol, futbol, ciclismo, etc.

Las Espartaqueadas son gratuitas y los asistentes adquieren una visión del deporte como propuesta educativa, cultural y estética. Con esta clase de eventos, el Movimiento Antorchista busca que la actividad deportiva contribuya a forjar seres nuevos, bellos y fuertes, con valores en todo diferentes a la mercantilización y al elitismo.


Escrito por Jenny Acosta

filosofa


Notas relacionadas

En su "Elegía por cincuenta toneladas de patatas", el poeta denuncia la destrucción de los alimentos que habrían salvado de la muerte a miles de niños, mujeres y ancianos que se debaten en el hambre y la miseria.

Fue impulsora de la educación y la independencia económica de las mujeres y de su inclusión en la vida política no solo de su país, sino de América Latina

Este libro (1965) tiene el mérito de acopiar en solo 250 páginas la historia de uno de los pueblos nómadas más famosos del orbe y que desde hace más de un milenio se caracteriza por estos rasgos...

Las obras de arte de las primeras grandes civilizaciones reprodujeron el entorno y se hicieron con materiales básicos como barro, la madera, conchas.

El 12 de noviembre se cumplen 367 años del natalicio de Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, niña prodigio.

Además de tener 64 mil alemanes residentes en México, los nazis alardeaban de que para abrir un “frente sur” en la frontera norte disponían de 11 mil jóvenes mexicanos entrenados para tal efecto.

La FIL también es Ciencia es un programa que se creó en 2014, con la colaboración del Conacyt

Este evento no gubernamental tiene una capacidad de convocatoria sorprendente, pues en sus foros actúan lo mismo figuras reconocidas en todo el país que artistas o deportistas populares que sorprenden a propios y extraños por su gran talento.

Esta semblanza de José María Morelos y Pavón (Morelia, 1765–Ecatepec, 1815) tiene como principal objetivo resaltar su gran habilidad militar y sus aportaciones de mayor trascendencia política.

En el poema Nosotros en la tierra, el guatemalteco Julio Fausto constataba que algún día el hombre llegaría a la Luna, pero que los beneficiarios, otra vez, tampoco serían las mayorías empobrecidas del mundo capitalista.

El mundo está saturado de imágenes y la realidad misma ha perdido significado. Cada individuo se enfoca en su imagen y en agradar a los demás; esto ha permitido que se deje de pensar en lo que ocurre alrededor, que se deje de valorar también lo que está delante.

Ante tales recortes, 70 museos del país cerrarán sus puertas. La Ciudad de México es la más afectada con 30 espacios cancelados.

La cinta es una parábola de la dictadura militar, en la que el gobernante no es el dechado de virtudes, sino un opresor y un ejemplo de la peor ruindad que puede anidar en un directivo.

En su capítulo 23 se muestra tanto su consciente escritura desordenada como su contenido antibélico y antiimperialista, que se hace evidente a pesar de ser una obra de ficción policial ajena a cualquier intención político-ideológica.

"Decálogo del escritor", fruto de muchos años de periodismo, plantea de manera sucinta sus consejos para los jóvenes escritores: escribir al servicio de las masas, del elevado ideal de la Revolución, poniendo en juego todas las capacidades del autor en esta tarea.