Cargando, por favor espere...

Cristo de 200 mil brazos, de Agustí Bartra (I de II)
Un relato de la terrible experiencia que vivieron 100 mil exiliados de la Guerra Civil Española en el campo de "refugiados" que el gobierno fascista habilitó en Perpignan, en la frontera con España.
Cargando...

Un bello relato de la terrible experiencia que vivieron 100 mil exiliados de la Guerra Civil Española (1936-1939) en el campo de refugiados (en realidad de “concentración”) que el entonces gobierno fascista de Francia, colaborador del dictador nazi Adolfo Hitler, habilitó en la ciudad fronteriza de Perpignan, en la frontera con España. Poeta, narrador y ensayista, Bartra (Barcelona, 1908 -Tartesa, 1982), recurre a la invención de cuatro supuestos paisanos suyos que padecen hambre, sed, frío, calor, piojos y discriminación social en una “chabola” (choza improvisada) habilitada en una playa del Mediterráneo en espera de la mínima oportunidad para huir por tierra o mar hacia otra parte de Europa o incluso a la misma España, de la que habían huido de la persecución criminal de las tropas nazi-fascistas del general Francisco Franco, quien permaneció en el poder dictatorial hasta 1976.

La novela realista de Bartra, autor de 13 colecciones de poesía en verso y 10 de textos en prosa (obras de ficción y ensayos) fue escrita en 1942 y titulada Chabola en su primera edición en Francia, pero en su reimpresión en México, en 1958, le fue impuesto el de Cristo de 200 mil brazos. Campo de Argelés, a fin de resaltar tanto el alto número de personas en refugio como los esfuerzos de resistencia que éstas debieron realizar para sobrevivir. Los protagonistas centrales de Chabola son cuatro: Puig, Parrés, Roldós y Vives; los secundarios Joana, la novia-esposa de Puig; Califán, anciano de colosal estatura que posee un loro demasiado hablantín y otro anciano medio loco que solo posee un gabán, un par de zapatos sin suela y que cabalga sobre un caballo imaginario al que invoca con un nombre distinto pero que sus vecinos llaman Zodiaco.

El relato está ubicado a finales de 1939 en Argelés, entonces pequeña aldea de Perpignan, donde los cuatro personajes –más el perrito Niebla, que se convierte en el quinto habitante de la chabola– recuerdan con nostalgia sus mejores tiempos, sus amores familiares y pasionales en Cataluña, Aragón, Castilla y Vasconia, además de algunas hazañas militares y anécdotas infelices de la Guerra Civil, en cuyo curso perdieron la vida un millón de personas. Parrés se convierte en el protagonista de uno de los capítulos más dramáticos de esta reseña histórica –de la que Bartra probablemente fue también actor–, cuando logra superar la vigilancia de los soldados senegaleses del ejército de Francia, pero cuando está a punto de alcanzar la libertad, es sorprendido, atrapado y finalmente dejado libre gracias a la conmiseración del militar que lo capturó.

Sin embargo, cuando Parrés repara en que su libertad individual le será motivo de arrepentimiento, regresa a la chabola con sus compañeros de refugio, quienes lo esperaban con paciencia y seguros de que volvería con ellos, toda vez que sabían que era una persona con espíritu comunitario y solidario.


Escrito por Ángel Trejo Raygadas

Periodista cultural


Notas relacionadas

En Los demonios y los días, el poeta habla de su soledad, de la agobiante rutina que enfrenta y en la que se reconoce igual a tantos hombres que, compartiendo el cielo, las calles, el transporte, jamás llegan a conocerse.

Escrito originalmente para fustigar al presidencialismo, la demagogia y la manipulación priistas de mediados del Siglo XX, el texto trasciende el momento de su creación y vapulea con fina irreverencia al fársico gobierno morenista.

Destacado luchador por la causa de los oprimidos del mundo. Su vida está ligada a las luchas libertarias de los pueblos latinoamericanos en la segunda mitad del Siglo XX.

En las páginas de su Romancero, verdadera poesía popular en términos de forma y contenido, campea un espíritu nacionalista, orgulloso del pasado mexicano, en el que destacan entrañables personajes históricos y el paisaje toma vida y con ésta, partido.

Fue el poeta romántico más aclamado en la Europa del S. XIX, gracias a la publicación de más de 20 poemarios y a sus actividades como periodista, ensayista, creador de novelas cortas de folletín y una militancia liberal, republicana y socialista utópica.

Sus poemas inéditos fueron compilados en dos tomos: Pasarás por mi vida (1997) y Nada llega tarde (2001).

La fama y el poder son apenas, en el poema, una sombra, un eco del pasado

La prueba más palpable de esto se observa en los museos públicos: muchos se hallan en condiciones deplorables, la ausencia de visitantes es notoria y algunos incluso están cerrados debido a los recortes presupuestales. 

En la obra "Nuestra Señora de París", el autor aborda un tema que da motivo a este artículo: los criterios estéticos de la ética, con Quasimodo como expresión de la fealdad, y la sociedad, que lo enjuicia por eso.

"Vida de abismo como la mina" retrata la forma en que el oficio consume la fuerza vital de Manuel Fernández, deshumanizado, embrutecido, sordo a todo lo que no sea el frenesí extractivo a que lo obliga su oficio.

Fue uno de los fundadores del Grupo Nuevo Cine, en 1961

El 30 de septiembre de 2018, en un hogar para ancianos de Guatemala fallecía, a los 90 años y olvidado por todos, el Poeta de la Patria, Julio Fausto Aguilera.

"El chico" es una obra maestra del cine mundial. Es el primer largometraje (1921) del genio Charles Chaplin, quien nos muestra que el arte cinematográfico puede ser un poderoso vehículo para la “humanización” de millones de seres humanos.

Hoy se manipula a la opinión pública del mundo para dejarle claro un mensaje: la cultura occidental es superior a todas las demás y, por tanto, tiene el derecho de juzgar y de imponerse en todo el mundo.

Dirigida por Stefano Sollima en 2018, nos hace reflexionar en estos momentos en que el crimen organizado ha intervenido en el proceso electoral de junio de 2021 en nuestro país.

Edición impresa

Editorial

El Gobierno y la clase empresarial


En este país, como en todos aquellos en que existe explotación capitalista, el Estado se halla al servicio de la clase dominante.

Las más leídas

Síguenos en Facebook


Poesía

Sociedad anónima

Sociedad Anónima 1139